Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Reportaje Salud Medios Luces y sombras Opinión Firmas  
 
 

Edición 645

Medios

Escritores suben a AMLO a la arena electoral 2021

El toma y daca entre López Obrador y los intelectuales «orgánicos» anticipa el tono de las campañas para las elecciones intermedias. El PAN busca llevar agua a su molino

Gerardo Moyano

Los nombres se repiten. La mitad de los 30 intelectuales que firmaron el desplegado «Contra la deriva autoritaria y para defender la democracia» (Reforma, 15.07.20), firmó otro documento que avalaba el polémico triunfo de Felipe Calderón (PAN) en las elecciones presidenciales de 2006.

En medio del proceso de impugnación y ante el llamado a contar «voto por voto» del entonces candidato perdedor Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el 3 de agosto de 2006, unos 135 intelectuales salieron en defensa del Instituto Federal Electoral (IFE). Según ellos, la jornada electoral de ese año no solo «fue ejemplar por la participación ordenada de más de 42 millones de votantes», sino que el IFE (hoy INE) actuó con «imparcialidad» e «independencia».

«Hemos elegido un Congreso plural donde ningún partido tendrá mayoría absoluta de votos (…) Celebramos que la pluralidad política del país quedó genuinamente expresada en la elección del 2 de julio», destacaban.

En ese mismo sentido, hoy convocan a conformar una alianza opositora para ponerle freno a «Morena y sus aliados», quienes «violando la Constitución (…) lograron que una minoría de votos se convirtiera en una mayoría de escaños en el Congreso».

«Es necesario que esta alianza obtenga la mayoría para asegurar que la Cámara de Diputados recobre su papel como contrapeso constitucional al Poder Ejecutivo y obligar al gobierno a respetar la pluralidad democrática», señalan.

El colectivo acusa al presidente de concentrar el poder y de menoscabar las instituciones autónomas, científicas, culturales y, «muy notoriamente», al «movimiento de las mujeres que luchan por su dignidad».

Por ello, concluyen, «es imperativo corregir el rumbo y recuperar el pluralismo político y el equilibrio de poderes que caracterizan a la democracia constitucional».

AMLO respondió a bote pronto. En un documento titulado «Bendito coraje», publicado en Twitter el mismo día del desplegado, el presidente «celebra» que «escritores y periodistas que han defendido desde siempre el modelo neoliberal o neoporfirista se agrupen, se definan y dejen de lado la simulación para buscar restaurar el antiguo régimen, caracterizado por la antidemocracia, la corrupción y la desigualdad».

Sin embargo, califica como «de pena ajena» su búsqueda de una alianza y les pregunta si no están enterados de que «está por llegar extraditado de España, Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, quien al parecer presentará pruebas y explicará cómo se lograba el “contrapeso” que pretenden “recobrar” los abajofirmantes».

El debate atizó las redes sociales y podría ser un adelanto del tono de las campañas de las elecciones del año entrante, en las que se renovarán la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas y más de 20 mil cargos locales.

Los orgánicos

De los 15 nombres que se repiten en los desplegados de 2006 y 2020, destacan dos a los que se les atribuye el liderazgo del grupo: Héctor Aguilar Camín —primera firma en ambos documentos— y el historiador Enrique Krauze.

Ambos aparecen en la lista que filtró el año pasado la administración de AMLO con nombres de periodistas que recibieron contratos multimillonarios del gobierno en los tres últimos sexenios.

Entre 2000 y 2018, la revista Nexos, de Aguilar Camín, recibió casi 115 millones de pesos solo por publicidad, además de 54 millones por la contratación de suscripciones y la compra de colecciones de libros.

Krauze no se queda atrás, pues en el mismo lapso habría recibido más de 144 millones entre su editorial Clío y la revista Letras Libres. Esto lo ubica solo por detrás de Joaquín López Dóriga (251 millones de pesos) y Federico Arreola, director general de SDPNoticias (153.5 millones).

El término «intelectual orgánico» lo utilizó el periodista Miguel Badillo en 2011 al referirse a Aguilar Camín. Reveló que había cobrado casi 3.5 millones de pesos —a la cotización actual— en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari para su revista Nexos y el Centro de Investigación Cultural y Científica.

«Lo anterior ayuda a explicar por qué este intelectual orgánico está tan enojado con López Obrador, no por sus cambios en las políticas públicas, económicas y sociales, sino porque ya no hay contratos ni cheques para cobrar en Presidencia, como ya tampoco el presidente despacha en Los Pinos», escribe Badillo (Contralínea, 09.06.20).

Krauze acusó a AMLO de «atacar» a intelectuales en medio de la crisis que atraviesa el país. «Mientras la pandemia arrasa con la vida de miles de compatriotas desprotegidos, mientras la economía y el desempleo se desploman, mientras la violencia impera… el presidente ataca a un grupo de intelectuales», escribió en Twitter.

En la mañanera del 16 de julio, en el marco de su visita a Jalisco, gobernado por Enrique Alfaro, un referente de la oposición, AMLO se lanzó contra los «abajofirmantes».

«Ahora resulta que los periodistas y escritores añoran el regreso a esa podredumbre (…) El pueblo libre va a decidir quién quiere que dirija el destino de su familia (…) Yo ya no quiero bajarme al terreno político electoral, por respeto a mi investidura, pero lo tengo que hacer, porque soy señalado y tengo mi derecho de réplica», dijo el presidente.

La diputada federal Tatiana Clouthier escribió en Twitter: «Me quedó claro que quienes se organizaron en el frente antiamlo, lo metieron al juego electoral del que tanto buscaron sacarlo. El Presidente sin embargo dijo que hoy respondía x alusiones personales. Parece q no le entienden!» (sic).

El presidente del PAN, Marko Cortés, respaldó la propuesta de crear un «bloque» con los partidos de oposición en las elecciones de 2021, para «defender la democracia».

En agosto de 2006, el doctor en ciencias políticas Octavio Rodríguez Araujo, escribió a propósito del desplegado que firmaron los intelectuales: «La única explicación que encuentro para que firmaran ese desplegado es su posición en contra de López Obrador, y estarían en su derecho de expresarla. Mejor hubiera sido que así lo hubieran dicho y no que trataran de defender a “las instituciones de nuestra democracia” como si éstas fueran entidades manejadas por robots autoprogramados y no por personas de carne y hueso con relaciones e intereses de diversa índole» (La Jornada, 10.08.06).

Este 2020, La Jornada lo pone de otro modo. En su sección editorial «Rayuela» escribe: «Coléricos por haber perdido las canonjías que disfrutaban como intelectuales orgánicos, se lanzan a degüello para recuperarlas». La guerra continúa. E4

Los «abajofirmantes» dicen:

«Hemos elegido un Congreso plural donde ningún partido tendrá mayoría absoluta de votos (…) Celebramos que la pluralidad política del país quedó genuinamente expresada en la elección del 2 de julio».

2006

 

«Es necesario que esta alianza obtenga la mayoría para asegurar que la Cámara de Diputados recobre su papel como contrapeso constitucional al Poder Ejecutivo y obligar al gobierno a respetar la pluralidad democrática».

2020

Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2020. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba