Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Reportaje Seguridad Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 

Edición 626

Reportaje

De ronda por Gabinete

Dos calibres norteños, Liébano Sáenz y Federico Berrueto, encabezan una encuestadora de las más prestigiosas del país: GCE. En su página web, se puede acceder a temas de interés individual y colectivo que pueden ser de inmensa ayuda para la formación ciudadana

Renata Chapa
Twitter: @RenataChapa
Email: centrosimago@yahoo.com.mx

La actuación del presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), y de funcionarios de su equipo de gobierno, es de azoros y polémicas incesantes.

Esta frase —palabras más, palabras menos— hubiera aplicado para calificar a los ejercicios públicos de otros exprimeros mandatarios, como fueron, por ejemplo, los panistas, Vicente Fox y Felipe Calderón, y el priista mexiquense, Enrique Peña Nieto. Sus estilos de gobernar, y puños de decisiones tomadas desde la silla presidencial, les abonaron señalamientos durísimos. Daba la impresión de que la opinión pública subía su tono virulento, satírico, conforme transcurrían los sexenios y cambiaban las líneas de acción a razón de la presidencia en turno.

Ahora bien, a poco más de un año de actividades oficiales de AMLO, ¿cuál sería la percepción de los mexicanos al comparar la triada de presidentes arriba nombrados con la figura de López Obrador?: ¿«Tiempos pasados fueron tiempos mejores»? ¿México «va por buen camino»? ¿Entre Vicente, Felipe, Enrique y Andrés «no se hace uno solo»? O, en efecto, ¿estamos condenados a los «azoros y polémicas incesantes» cuando de ejecutivos del gobierno mexicano se trata?

Al responder a la pregunta inicial, la que indaga sobre percepción colectiva de frente a figuras presidenciales pasadas y la actual, aparecería un combo de referentes no necesariamente fiables. Algunos retomarían notas y entrevistas de medios masivos de comunicación; otros volverían suyas las narrativas de amigos, de familiares, de pares; unos más presentarían sus porqués con base en las redes sociales; y, con seguridad, los menos, en teorías académicas.

Pero, ¿cuántos ciudadanos contemplarían a una agencia de encuestas e investigaciones de mercado como opción para ampliar su horizonte informativo? ¿Cuántos saben qué es y cuál es el valor de este tipo de corporación? ¿Cuántos conocen, un poco más de cerca, al menos una de estas agencias? ¿Ayudaría en la construcción y reconstrucción de juicios sobre gobernados y gobernantes?

«Gabinete.mx»

En 2018 recibió el «Reed Latino Award» como la mejor casa encuestadora. Es una empresa mexicana, certificada con la norma ISO 9001:2015. Su lista de clientes no es menor: Radio Fórmula, Notimex, Milenio, El Financiero, Televisa; Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México; Banorte, BBVA Bancomer; Cemex, Peñoles; Infonavit, Pemex, CFE; los gobiernos estatales de Puebla, Coahuila, Tamaulipas, Chihuahua, Nuevo León, Sonora, Durango, Veracruz, Baja California; partidos como el PRI, PAN, PRD, Verde, Nueva Alianza, PT, Movimiento Ciudadano; y la Presidencia de la República. Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) opera en la Ciudad de México desde hace más de una década. Los resultados de sus investigaciones han sido referentes para que, instancias de los sectores privados y públicos de influencia nacional e internacional, tomaran —y sigan tomando— decisiones de impacto social, económico, político, educativo, a gran escala.

Al rondar por el sitio web de GCE, «gabinete.mx», su giro y radio de acción dan la bienvenida: «Somos un equipo experto en investigación, análisis de información y desarrollo de estrategias de comunicación. Combinamos el conocimiento y la experiencia multidisciplinaria para que cada fase del proyecto se lleve a cabo de la forma más eficiente y dentro de los más altos estándares de calidad a nivel internacional. (…) Somos impulsores de una nueva forma de hacer investigación en México. (…) Utilizamos métodos, técnicas y herramientas innovadoras de investigación cuantitativa y cualitativa para ofrecer soluciones, las cuales, en su mayoría, son únicas en la República Mexicana. Introducimos nuevas tecnologías aplicadas a la investigación, como la recolección y análisis de datos masivos a gran escala (Big Data), para ofrecer nuevos paradigmas de uso que superen a la investigación tradicional. (…) Trasladamos nuestro conocimiento y experiencia para su aplicación en corporativos, cámaras empresariales y organizaciones de la sociedad civil».

Dos calibres norteños

El rondín virtual por «Gabinete» también da cuenta de una página de Internet de diseño sobrio, con espacios dosificados de manera práctica que facilitan la ubicación de contenidos y motivan a la navegación sostenida.

En una primera lectura, la información en «gabinete.mx» es provocadora. Trata temas de interés individual y colectivo, y ofrece una serie de servicios de obtención y examinación de datos con metodologías mixtas, con ayuda de tecnologías vanguardistas. La página también permite al visitante que indague en espacios donde estudios y reportes clave pueden ser consultados sin restricción. Y, además, cuenta con una enorme virtud que vale destacar: su redacción es clara y pulcra. Forma y contenido de la web de GEC, entonces, reflejan lo que no es anunciado de manera explícita en ella: cuentan con un equipo de trabajo nutrido. Conforman un capital humano de competencias con puntual especialización.

En la historia de «Gabinete» se cumplió la sentencia añeja del «dos cabezas piensan mejor que una». Liébano Sáenz y Federico Berrueto —oriundos de Nuevo Casas Grandes, Chihuahua, y de Torreón, Coahuila, respectivamente— son sus socios fundadores. Ambos son abogados, columnistas, empresarios. Dos norteños de sendos calibres creativos a considerar. Liébano es el presidente; Federico, el director.

El chihuahuense, según «gabinete.mx», es «licenciado en derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México con estudios de ciencia política en la Universidad de Texas. Inició su carrera en la administración pública, donde desempeñó funciones estratégicas principalmente con Luis Donaldo Colosio y con el ex presidente, Ernesto Zedillo. Es un apasionado de la comunicación pública estratégica (…)».

Por su parte, el lagunero es «licenciado en derecho con maestría y estudios de doctorado en gobierno por la Universidad de Essex. Se ha desempeñado como funcionario público y ha dedicado buena parte de su vida a la academia, impartiendo cátedra en el ITAM, el ITESM, el CIDE y la Universidad Anáhuac».

Sofisticación y responsabilidad

Varios segmentos del mercado que deciden contratar a «Gabinete» reciben servicios del siguiente menú: «estudios de prospectiva, indicadores de reputación corporativa e institucional, encuestas en tierra, telefónicas y ‘online’, grupos de enfoque, entrevistas a profundidad, contacto a través de ‘SMS’ con consumidores y usuarios e indicadores de satisfacción, (así como) relaciones estratégicas con medios de comunicación, evaluación de campañas digitales para optimización de inversiones, generación de contenidos web y editoriales, entrenamiento de voceros (y) servicios electorales».

Otro de los trabajos que lleva a cabo el equipo de investigadores y analistas de GEC, es el del «Manejo de crisis». Esta alternativa tiene dos funciones poderosas. La primera es la explícita, la evidente: «prevención, control, gestión y recuperación de crisis, (manteniendo) una atención particular a temas de crisis de marcas o figuras determinadas, entregando un reporte especial, continuo, durante toda la duración de la crisis».

Y la segunda función es emergente. Irrumpe durante la ronda virtual por «gabinete.mx». Va de la mano con la Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

En la sección «Coyunturales» de «gabinete.mx» se presenta una lista de «Reportes» sobre temas críticos, precisamente, que sacuden al imaginario colectivo mexicano. Algunos títulos de estos reportes son «Manifestaciones 2019», «Impuesto digital», «Macrosimulaciones 2019», «Despenalización del aborto 2019» y «Productos de consumo 2019»

Que en «Gabinete» se haya decidido que cualquier rondador de su página pueda enterarse de los resultados de las investigaciones de la sección «Coyunturales» es de reconocer, y agradecer, dada las significativas inversiones detrás de cada reporte.

Luego, que el tratamiento y presentación de los contenidos reportados sean asequibles y útiles para un lector «de a pie», por decirlo de alguna manera, es otra destacada aportación de la casa encuestadora.

También solicitan consideración aparte los criterios de credibilidad aplicados en la elaboración de los reportes, sin que esto implique que las cifras y declaraciones compartidas por GCE queden exentas de segundos análisis, reevaluaciones y la recomendada dosis de escepticismo que, metodológicamente, es obligada para la corroboración de los datos.

Casos, crisis y catarsis

«La actuación del presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, y de funcionarios de su equipo de gobierno, es de azoros y polémicas incesantes».

De regreso a la primera frase del párrafo inicial, y a los comentarios que abajo la acompañaron, es posible realizar un ejercicio de contrastación de percepciones con algunos de los contenidos arrojados por uno de los más recientes reportes publicados en «gabinete.mx». La confrontación puede ser un primer paso rumbo a una formación ciudadana más robusta, informada, crítica y proactiva.

Una vez realizado el anterior ejercicio, derivado de la ronda virtual por la página de Gabinete de Comunicación Estratégica, llega un par de sugerencias.

Primera: considerar este tipo de rondines vía Internet no sólo por la página y redes sociales de «Gabinete» («Facebook», «Twitter», «Instagram»), sino por las de otras agencias de encuestas e investigaciones de mercado, tanto mexicanas como de otros países. Los reportes que podrían ser consultados también de manera abierta, tal como lo hace GCE, serían de una inmensa ayuda para la formación ciudadana que tanto requerimos como mexicanos.

Segunda: luego del rondar informativo por un reporte de «gabinete.mx», ahora responda a las siguientes preguntas: ¿cuál es su percepción al comparar a los expresidentes Vicente Fox, Felipe Calderón y EPN con la figura de López Obrador?: ¿«Tiempos pasados fueron tiempos mejores»? ¿México «va por buen camino»? ¿Entre Vicente, Felipe, Enrique y Andrés «no se hace uno solo»? ¿O estamos condenados a los «azoros y polémicas incesantes» cuando de ejecutivos del gobierno mexicano se trata? E4



Ataques en Culiacán: los otros datos

Con fecha del 18 de octubre de 2019, la citación de algunas preguntas y respuestas llega a ser reveladora. Abre otros frentes para el análisis multidisciplinario. A continuación, sólo se incluyen, los dos porcentajes más altos:

* El día de ayer en la ciudad de Culiacán, elementos del Ejército, la Guardia Nacional y la Policía Estatal, llevaron a cabo un operativo para detener a Ovidio Guzmán, hijo del Chapo Guzmán. Este operativo desató varios enfrentamientos entre fuerzas del Gobierno y miembros de la delincuencia organizada. Dígame, ¿usted conocía esta noticia?

  • 85.2% SÍ

  • 14.8% NO

* ¿Qué tan oportuna considera que ha sido la información que hasta ahora ha dado el Gobierno sobre la situación en Culiacán: muy oportuna, algo, poco o nada oportuna? (Esta pregunta sólo se realizó a quienes mencionaron conocer sobre los enfrentamientos).

  • 29.9% ALGO OPORTUNA y 22.6% MUY OPORTUNA: 52.5%

  • 22.2% NADA OPORTUNA y 19.1% POCO OPORTUNA: 41.3%

* Durante el operativo, las fuerzas Federales fueron superadas, provocando numerosos enfrentamientos en la ciudad. Ante esta situación las autoridades tomaron la decisión de dejar en libertad a Ovidio Guzmán, hijo del Chapo. Dígame, ¿usted está de acuerdo o en desacuerdo con esta decisión que tomaron las fuerzas Federales?

  • 34.1% DE ACUERDO

  • 54.1% EN DESACUERDO

* Si usted hubiera estado en el lugar de los hechos y hubiera sido el responsable de tomar la decisión de mantener retenido al hijo del Chapo o liberarlo, ¿cuál hubiera sido su decisión?

  • 56.3% MANTENERLO RETENIDO

  • 35.9% LIBERARLO

* Ante la situación que se vive en Culiacán, el Presidente López Obrador, decidió continuar con su agenda y viajó al estado de Oaxaca. Dígame, ¿considera que el Presidente debió haber ido a Culiacán o estuvo bien que haya ido Oaxaca?

  • 54.1% DEBERÍA HABER IDO A CULIACÁN

  • 38.7% ESTUVO BIEN QUE CONTINUARA CON SU AGENDA EN OAXACA

* Ha comenzado a mencionarse en diversos medios y redes sociales que lo ocurrido en Culiacán amerita la renuncia de varios personajes del gobierno por su incapacidad para resolver satisfactoriamente lo ocurrido. Para cada uno de los personajes que le voy a mencionar dígame si debe renunciar o no:

El Secretario de Seguridad Ciudadana, ALFONSO DURAZO

  • 52.8% SÍ

  • 38.7% NO

El Gobernador del Estado, QUIRINO ORDAZ

  • 46.8% SÍ

  • 43.3% NO

El Presidente Municipal, JESÚS ESTRADA

  • 45.6% SÍ

  • 45.2% NO

El Comandante de la Guardia Nacional, LUIS RODRÍGUEZ BUCIO

  • 37.0% SÍ

  • 54.8% NO

El Secretario de la Defensa Nacional, LUIS CRESCENCIO SANDOVAL

  • 34.8% SÍ

  • 57.9% NO

El Presidente, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR

  • 27.9% SÍ

  • 68.7% NO

* ¿Quién considera que tiene más poder: el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador o el narcotráfico?

  • 63.5% EL NARCOTRÁFICO

  • 28.8% EL GOBIERNO DE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR

* Hay personas que dicen que con lo ocurrido se demostró que el crimen organizado «doblegó» al gobierno de AMLO y que de aquí en adelante quien manda realmente son los cárteles del crimen, los cuales podrán repetir estos actos cada vez que capturen a un capo. Dígame, ¿considera que esta situación puede o no puede alentar a los grupos criminales a seguir actuando?

  • 76.9% LOS ALIENTA

  • 19.0% NO LOS ALIENTA

* Con todo lo que ha pasado en días anteriores en las emboscadas y enfrentamientos armados en Michoacán, Guerrero y Sinaloa, ¿qué tanto confía en que en lo que resta del gobierno de AMLO volverá la paz y la seguridad para los ciudadanos: confía mucho, algo, poco o nada?

  • 29.2% CONFÍA NADA y 24.3% CONFÍA POCO: 53.5%

  • 24.2% CONFÍA ALGO y 20.3% CONFÍA MUCHO: 44.5%

* ¿Considera que esta situación ha sido una humillación para las fuerzas del orden, es decir para el Ejército Nacional y la Guardia Nacional?

  • 68.3% FUE UNA HUMILLACIÓN

  • 28.5% NO FUE UNA HUMILLACIÓN

* Después de lo sucedido en Culiacán, dígame, ¿qué tan seguro se siente en este momento: muy seguro, algo, poco o nada seguro?

  • 31.5% NADA SEGURO y 30.2% POCO SEGURO: 61.7%

  • 24.4% ALGO SEGURO y 11.9% MUY SEGURO: 37.3%

Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba