Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Poesía Aniversario Imaginario colectivo Ciencia Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 620
  Arte ¿Para qué?
 
Sergio Arévalo
   
  Tomar un mezcal con Frida y Diego, compartir la mesa con David Siqueiros, ir de fiesta con Rufino Tamayo y Pedro Infante, tal vez invitando a José María Velasco y Dolores del Río ¿Qué tienen en común? Artistas que a través del arte quisieron expresarnos y sobre todo hacernos sentir.

El arte, entendido como capacidad, talento o especial destreza, nos muestra en todo su esplendor la capacidad creadora del ser humano, su búsqueda de la belleza, del momento y del sentido de trascendencia. Algunas veces vemos esa palabra rara como algo lejano, una cosa que creemos solamente es para unos cuantos o simplemente es una materia más de la curricula.

La función del arte ha variado a lo largo de la historia cumpliendo con varios roles distintos simultáneamente, combinables entre sí y dependientes, tal vez, de un contexto: el entorno en el que se crea la obra, aquel en el que se presenta o el grupo social que la observa.

No es fácil recordar todos los sucesos históricos que han influido a lo largo del tiempo, pero una forma recomendable de hacerlo es a través de ciertas obras. Un ejemplo son los murales de Diego Rivera que muestran en más de uno a diversos personajes importantes de la historia mexicana, plasmada con pasión y cuidado.

El arte puede ser un aliado para la vida. Jackson Pollock fue un artista del expresionismo abstracto que poseía un estilo único e inigualable. Pocos saben el problema de alcoholismo que experimentó el pintor. En repetidas entrevistas, Pollock declaró que la única forma de olvidarse de su necesidad por el alcohol era a través de la pintura. Para unos pintar puede ser un método de relajación y para otros disfrutar una tarde de museo, el arte es amigo no solamente algo bonito para tirar blofeo.

La estética siempre ha sido relativa. En Filosofía I de la preparatoria posiblemente nos lo dijeron, aunque también delimitada por ciertos cánones de belleza que se moldean conforme pasan los años y las modas. Si vemos revistas de modelaje, lo que consideramos estético a cambiado. En un mundo tan marcado por esta última, es difícil separar la concepción de lo bello con aquella que la industria fabrica y trata de vendernos, pero ya será para otra columna.

No nos dejemos intimidar por aquellos que parecen dominar el arte. Desde la aparición del hombre hemos sido testigos de la increíble capacidad creadora y creativa del ser humano. Disfrutemos que la vida es corta para alejarnos de algo por miedo a equivocarnos.

 
Otras publicaciones
Con T de Triunfo
La Casa de las Flores
Tararará
Friends
¿Te atreves a decir que eres bueno?
Oye Juana no te vayas
Peor que una mentada
Gerascofobia
La apuesta de un remake
Háblame de ti
Solteras
¿Desearías volver a empezar?
Llévele llévele, ya llegó la FILC
Spoiler
Adieu
Dumbo
El talento no entiende de discapacidades
Ganar un Oscar en México
Estrategia
El príncipe azul
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba