Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Poesía Crónica Imaginario colectivo Arte Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 617
  Háblame de ti
 
Sergio Arévalo
   
  Imagina que un productor de Netflix llega a tu casa y te dice que quiere hacer una serie de televisión de tu vida, prometiendo que será algo mucho mejor a lo visto en la de Luis Miguel y superar por mucho las series de otras televisoras como la de José José, Paquita la del Barrio, Alejandra Guzmán, etc. No hay límite económico. Serás libre de elegir al elenco y los escenarios. Claro que debes contarle tu vida a los escritores. ¿Qué contarías? ¿A partir de cuándo? ¿Sería lo suficientemente interesante como para más de una temporada?

Bueno, tal vez decides que no tienes tanto material como para hacer unas doce temporadas como Greys Anatomy, pero no te quieres arriesgar a que te cancelen en la primera temporada, entonces mejor negocias y deciden hacer una película. ¿Qué contarías de ti? ¿Qué momentos serías capaz de compartir a la audiencia? Para terminar de ponernos filosóficos y, partiendo de la idea de que creemos que las artes nos pueden enseñar siempre algo, al terminar de ver tu largometraje, ¿qué lección quedaría?

Tal vez quisieras que se muestre tu vida sexual creyendo que podrás demostrar ser más erótica que las entregas de Lars von Trier, o quieres desarrollar una película digna de desbancar a Diario de una Pasión (2004) como una de las más románticas y cursis de la historia pero, ¿estarías dispuesto también a enseñar los pasajes de la vida que te marcaron?, ¿darías permiso de invadir tu privacidad?

El cine tiene una relación muy estrecha con las películas biográficas. Parece ser que nos gusta saber cómo vivían los demás, saber si nos parecemos en algo. Las películas biográficas, también conocidas como «biopics», mismas que existen desde los inicios del cine, podemos mencionar aquí a Ned Kelly (1906), que se considera el primer largometraje narrativo de la historia, ¡y vaya que las historias ajenas gustan! En el 2018 un tercio de las obras nominadas como mejor filme en los premios Oscar se basaron en historias verdaderas. ¿La tuya estaría nominada o consideras que tendría lo necesario para llevarse un Oscar a la casa?

Amadeus (1984), dirigida por Milos Forman, Chaplin (1992), estelarizada por uno de los «vengadores» favoritos del mundo Marvel, Robert Downey Jr., Gandhi (1982), película que arrasó en los Oscar alzándose con la nada desdeñable cantidad de ocho estatuillas, y también podemos mencionar películas como Malcom X (1992), son algunas de las «biopics» más populares en la historia del séptimo arte. Volviendo a la suposición del principio: ¿qué contarías?, ¿qué famoso quisieras que interpretara tu personaje?, ¿serías algo comercial o te considerarían cine de culto?

Una de las últimas «biopic» es Tolkien (2019), de Dome Karukoski, donde nos cuenta una historia muy diferente a lo que pensaríamos que fue la vida del creador de El Señor de los Anillos. Al explorar las vivencias de su juventud que pudieron inspirarlo a crear su universo literario, el director nos ofrece una interpretación de cómo funcionaba la imaginación de Tolkien. Es una cinta que le da más prioridad al estilo que al contenido. Un filme disfrutable particularmente para los fans de la «tierra media». Nos da pie a inferir el por qué escribió lo que escribió y pensando en qué o quién.

Toda vida es interesante sabiendo desde qué perspectiva ver. Uno cree que solamente los líderes de opinión o influencers —no es lo mismo, pero ellos a veces creen que sí— son los únicos que tienen algo para mostrar o contar. Ya sea serie, película, cortometraje, historieta, ¡lo que gusten! Hagamos de nuestra vida algo que nos apasione, algo que, si nos interesa, podamos compartir y comentar con nuestro alrededor. Tal vez platicar de nuestros errores, o de unos tacos sin igual que alguna vez probamos.

Disfrutemos de la vida como si fuera una película, no olvidando que nosotros somos los que decidimos cada escena y el género.

 
Otras publicaciones
La apuesta de un remake
Solteras
¿Desearías volver a empezar?
Llévele llévele, ya llegó la FILC
Spoiler
Adieu
Dumbo
El talento no entiende de discapacidades
Ganar un Oscar en México
Estrategia
El príncipe azul
¿Realmente queremos conocernos?
De Cuarón para ti
El poder de soñar
Larga vida al ratón
La vida brilla más si pones de tu parte
Bety
El diputado Mayer
Píntame como a tus chicas
Léeme al oído, no tanto porque…
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba