Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Sociedad Reportaje Medios Luces y sombras Opinión Firmas  
 
 
  Edición 648
  La visita del Presidente López Obrador que dijo lo que ya había dicho
 
Francisco Aguirre Perales
Twitter: @aguirreperalesf
   
  La cuerda rígida estirada con fuerza sufrió una distensión, pues los gobernadores de Coahuila y Durango,que son parte también de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), no lograron mostrar ser realmente un verdadero tándem cuya aglutinación consiga acuerdos favorables con el Gobierno Federal que se traduzcan en beneficios para los estados y sus ciudadanos.

Hace días estuvo en Coahuila el Presidente de la República concretamente en Torreón, y en su acostumbrada conferencia de las mañanas, escuchó a los gobernadores de Coahuila y Durango en una exposición limitada a diez minutos cada uno, de manera que le manifestaran las necesidades más apremiantes que cada estado tiene y la espera del apoyo federal que por parte del Ejecutivo Federal.

El primero en hablar fue el gobernador de Coahuila quién en un discurso político con pasajes históricos ya conocidos, por lo que hasta cierto punto era innecesaria la reminiscencia, con todo y que haya querido relacionarla con las actitudes presidenciales, ya que se pudo aprovechar mejor el tiempo, que fue corto, en una disertación construida con palabras puntuales y claras dejando al descubierto múltiples problemas que apabullan al territorio coahuilense en el que se siente la impotencia para allegarle soluciones, pues el apoyo presidencial no responde.

Después habló el gobernador de Durango quien en un mensaje más técnico que político, se enfrascó en una serie de estadísticas, que si bien son importantes a fin de que se conozca como el estado vecino va paliando la inseguridad, dejó de lado solicitudes de apoyo que siempre se necesitan, pues invariablemente existen carencias que solo con la ayuda federal se van solucionando.

Es cierto que la anfitrionía va acompañada de una cortesía que haga que el visitante se encuentre en confianza y se lleven las conversaciones con ecuanimidad. Pero también se entiende que en el caso que nos ocupa, todo el país es territorio donde el Presidente de la República está en su casa, sin embargo, el respeto a su alta investidura como jefe de la nación se le debe procurar sin que por eso no se pueda expresar con la prudencia correspondiente los asuntos que sean de carácter prioritario que debe escuchar el Ejecutivo Federal, con la fuerza y la capacidad de que se le exprese en forma sucinta, buscando palabras precisas y concisas que sean base de su petición.

Es muy importante para cualquier personaje que camine por esos niveles tenga asesores en los que se apuntale en los eventos, que de acuerdo con su naturaleza sean tratados sin que se quede nada en el tintero, por difíciles que sean tratándose con las consabidas posiciones de respeto y cortesía.

En uno de los apartados de la conferencia de prensa y a pregunta de una reportera a los gobernadores en el sentido de que con anterioridad habían sostenido que no asistirían a la junta de la CONAGO estando el Presidente presente si antes no recibían a los gobernadores federalistas, lo que no sucedió, y en respuesta del Ejecutivo Estatal de Coahuila en forma por demás sosegada, dijo que eso todavía no se decidía y que estaban en pláticas los gobernadores, extendiéndose en frases que al pronunciarlas nos llevó a escuchar un galimatías que todavía no desentrañamos.

Otro dato fue cuando el Secretario de la Defensa dio a conocer los números que en operativos se apoya a los dos estados en forma por demás satisfactoria, declaración que dejó a los mandatarios estatales sin palabras.

Gobernar es un trabajo que no admite debilidades ni siquiera cuando se está ante alguien poderoso, pues para eso existen las formas y eso se consigue cuando se tiene la fuerza moral que proporciona la obligación del deber cumplido, como su labor que acaba de merecer un tercer lugar nacional.

Uno de los lemas de su campaña política fue “a Coahuila lo que le corresponde” si es así luche por obtenerlo pues creo que tiene un sostén ciudadano. No se aísle ni se encierre en una burbuja como lo hacen los laguneros, en estos avatares el apoyo ciudadano es determinante como el que le brindaron los votantes de Saltillo, que fue lo que lo catapultó en donde ahora mismo está sentado.

Se lo digo EN SERIO.

 
Otras publicaciones
Los años que le faltan al gobernador
Anomalías oficiales
El andar de Coahuila
Saltillo y su alcalde
La justicia es para todos
El alcalde de Torreón
El imperio de la sangre
Lo visceral de monseñor Vera
Movimientos para la carrera gubernamental
La deuda que frena a Coahuila
Verdad absoluta
La inmortal ópera y la maestra Beba Rodríguez
El peso de las elecciones intermedias
El principio de Peter del alcalde de Torreón
El juego que todos jugamos
Perfiles políticos
Candidatos potenciales a las presidencias municipales
PRI, PAN y la ansiedad
Rescatar la presidencia de Torreón
Camino a palacio
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2020. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba