Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Reportaje Salud Medios Luces y sombras Opinión Firmas  
 
 
  Edición 644
  El pasado, el presente y el futuro
 
Rosa Esther Beltrán
   
  Este mes se cumplieron dos años, memorable fecha. Es el segundo aniversario en el que más de 30 millones de mexicanos decidimos dar nuestro voto a favor de la democracia, votar para terminar con los regímenes de la kakistocracia (del griego Kakistos-kratos) el gobierno de los más ineptos, incompetentes y cínicos.

Los gobiernos neoliberales hicieron reformas estructurales para así acceder ellos a los bienes de la nación, fue el caso del petróleo que se puso en venta y los compradores fueron al menos cuatro expresidentes, Calderón, Fox, Carlos Salinas y Peña Nieto, además de empresarios privados. También se vendieron los ferrocarriles nacionales en 1997, en el sexenio de Ernesto Zedillo, quien otorgó decenas de concesiones de los ferrocarriles nacionales a Unión Pacific del que luego Zedillo fue parte del consejo de administración y a Kansas City Southern de México, ésta junto con Grupo México acapararon el 93.6% de participación en las vías terrestres.

Ese es un minúsculo ejemplo de cómo los expresidentes neoliberales indujeron al Estado Mínimo para su propio beneficio y el de sus aliados con una combinación de corrupción, prepotencia, represión, cooptación, irresponsabilidad y voracidad.

Recordemos que el presidente López Obrador hace dos años subrayó la invitación a los mexicanos a la unidad para construir un país distinto, mejor, yo diría que la convocatoria más clara fue para trabajar por la paz, instituir el desarrollo, la igualdad y para ello su meta es «primero los pobres», trabajar con el México profundo, ese que fue olvidado y que abandonaron los gobiernos del PRIAN.

Con la 4T estamos ante un cambio de régimen, un cambio que significa un gran desafío y que implica un involucramiento de todos los ciudadanos para mantenernos informados y colaborar, lo cual es bastante complejo, porque significa esforzarse por discernir, ya que una gran cantidad de analistas y medios de comunicación descalifican, disminuyen, niegan o desacreditan al gobierno de AMLO y olvidan el fracaso del neoliberalismo y su corrupción.

Es importante tener en cuenta que el presidente no es perfecto ni infalible, que puede equivocarse y por ello en ciertos casos ha enmendado algunas decisiones, cuyos mayores escollos están en la economía y en la incapacidad de algunos de los colaboradores más cercanos de su equipo para entenderlo y seguirle el paso; sus adversarios le critican porque creen que la austeridad económica de su administración es exagerada, pero ante el despilfarro de sus antecesores, la moderación y la mesura se justifican plenamente.

Están a la vista las acciones contra la corrupción de funcionarios del antiguo régimen, Juan Collado, Emilio Lozoya, Tomás Zerón, Alonso Ancira, entre otros, son algunos de los muchos nombres que están bajo los reflectores. Lozoya, quien había huido del país para eludir la justicia, anunció que se entrega voluntariamente a las autoridades de justicia a fin de colaborar y con ello alcanzar una pena menor.

Recientemente, el presidente anunció que se interpondrá una denuncia contra las empresas que participaron en simulaciones para la entrega de contratos y fraudes para generar electricidad.

El triunfo de AMLO en 2018 fue un vuelco, el PRIAN se despidió de las prebendas del ejercicio del poder en la Presidencia; según anunció el presidente seguirán los cambios profundos, se respeta la libertad empresarial, la libertad de expresión, de asociación y de creencias, enfatiza en sus discursos.

El presidente anunció los cambios indispensables, como son, la revisión de contratos de la Reforma Energética y la abolición de la Reforma Educativa que ya fue modificada y el respeto a los derechos humanos en toda su extensión. Con su tenacidad, AMLO ha contribuido a promover la paz social y reconoce la batalla de los mexicanos que lo precedieron en la lucha por la democracia.

No se puede ignorar la amplia gama de programas sociales a favor del bienestar de la población más vulnerable, los cuales comprenden un amplio abanico que expande la capacidad de consumo y fortalece el mercado interno. Adelante presidente, estamos con usted.

La pandemia y el T-MEC

Como si al mundo le faltaran problemas, la crisis de la COVID-19 vino a aumentar los días de agobio y de impaciencia. Las sociedades, cual más cual menos, en todos los países se encuentran super estresadas y sacudidas por la epidemia, pero se padecen también los estragos del desempleo, del empobrecimiento global, es imprevisible hasta dónde y cuál ruta pueden seguir los conflictos.

El 4 de julio se conmemoró la fiesta de la Independencia de los Estado Unidos y el pleito de Donald Trump en contra del uso del cubrebocas ha llegado hasta afirmar que él no lo usa y no lo usará porque no es afeminado; la máscara, por supuesto, la oposición en contra y a favor de las mascarillas se ha convertido en un conflicto político.

Uno de los médicos de más prestigio en la Casa Blanca advirtió que el número de contagios podría aumentar de manera exponencial a 100 mil fallecidos diarios, cifra que ahora está en los 47 mil (03.08.20). Sostiene el galeno que para allá van si continúa la falta de medidas de seguridad, realmente el escenario es espeluznante en el país más poderoso del mundo, pero también el más vulnerable ante el invisible bicho.

Después de las manifestaciones multitudinarias en contra del racismo policial, la crisis del coronavirus se recrudece en los Estados Unidos, los agremiados del partido Republicano están tomando distancia de su presidente porque consideran demencial su resistencia al simple uso de la mascarilla y otras medidas preventivas.

Trump afirma que se ha probado el cubrebocas y le gustó como se ve, porque lo hace parecer al «Llanero Solitario», comentario que de nuevo exhibió su acendrado machismo; algunas encuestas muestran que más del 76% de los participantes afirman que no votarán por Trump en las elecciones de noviembre, las tendencias muestran a JoeBiden como favorito, aunque las preferencias pueden cambiar de un día a otro, los públicos encuestados suelen mostrarse veleidosos.

Por cierto, entró ya en vigor el T-MEC y entre los principales segmentos de la clase empresarial mexicana se vieron expresiones de optimismo, se estima que traerá bonanza para el país y que será un instrumento de protección en contra de las medidas unilaterales que pudiera tomar el gigante del norte; aunque algunos consultores muestran escepticismo por considerar que hay riesgos en materia laboral y ambiental, que los Estados Unidos presionarán para mantener la contención salarial y para que prosigan las precarias condiciones de trabajo, habrá que mantener la lupa en la industria maquiladora que tanta influencia tiene aquí.

Para el sector automotriz, que en el país tiene un peso importante y en especial en las zonas económica y laboral de Coahuila, los consultores no ven el futuro con optimismo y prevén que podrían subir los precios de los automóviles y reducir las ventas así como la fuerza laboral, por lo que podrían presentarse jubilaciones anticipadas y la disminución de la fuerza laboral temporal y aunque los trabajadores del área, desde 1994 han sufrido la contención salarial, ahora se esperaría que fueran, en alguna medida, los ganadores del nuevo acuerdo.

También hay cierta expectativa de que el sindicalismo corporativo, corrupto y sin transparencia, extensión del corporativismo partidista y aliado incondicional del PRIAN se debilite.

El sector informal del país, que es tan numeroso y la agricultura podrían sufrir algunas consecuencias de la nueva situación productiva que entró en vigor, los informales podrían perder numerosas áreas de trabajo, pero el sector agroexportador tiene más protección en sus inversiones.

Es de esperarse que el T-MEC fortalezca las normas comerciales y las inversiones que necesitan confianza en los gobiernos para confrontar los desafíos de la pospandemia cuyo horizonte es largo e impredecible.

 
Otras publicaciones
No al racismo
Las buenas noticias cuentan
El imperio colapsa
Los golpes blandos contra la 4T
Prioridades del reencuentro
Elogio a los médicos y paramédicos
Lo insólito
Llegó el torbellino
Las diferencias nos enriquecen
Las etapas históricas del feminismo
Los vaivenes de AHMSA
Memoria de lo monstruoso
Un banco para el bienestar
Para sostener la catalepsia
Con las faldas bien puestas
En el hoyo y cavando
¿Indignados?
En movimiento por la Amazonia
Un premio loable y meritorio
Consternación
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2020. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba