Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Sociedad Reportaje Medios Luces y sombras Opinión Firmas  
 
 
  Edición 641
  Vacunas y tratamiento: recta final de poder…
 
Carlos Aguilar
   
  La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó el pasado 20 de mayo que se registran oficialmente ante el organismo hasta 120 investigaciones candidatas a devenir en la vacuna contra el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2), algunas que están en evaluación clínica, ya en pruebas con personas y otras en fase previa de ejercicio con seres humanos.

Después de la reunión número 73 de la Asamblea Mundial de la Salud se concluyó solicitar que la futura vacuna contra la COVID-19 sea clasificada como un bien público mundial y que se encuentre al alcance de todos los países del planeta.

La publicación más reciente respecto a la vacuna contra el virus, es la que se publicó el pasado 21 de mayo, en la que la farmacéutica AstraZeneca, con sede en Cambridge, informó sobre acuerdos para entregar al menos 400 millones de dosis de su vacuna contra el coronavirus COVID-19 y asegurar la capacidad de manufactura de mil millones de dosis, con las primeras entregas que comenzarían en septiembre.

La investigación científica es realizada por el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford, que trabaja con el Grupo de Vacunas de Oxford, con sede el Reino Unido, en Europa.

Ante el anuncio, el gobierno norteamericano de Donald Trump comprometió un presupuesto de mil 200 millones de dólares para comprar 300 millones de dosis cuando concluyan la vacuna, además de que el acuerdo permitirá seguir a la siguiente etapa (la fase 3) de los ensayos clínicos, que se realizará con la participación de 300 mil estadounidenses.

Adicional, el presidente norteamericano ya construye acuerdos para apoyar el desarrollo de vacunas de Johnson & Johnson (J&J), Moderna y Sanofi, lo que significaría que el Tío Sam ya lleva ventaja sobre otros países.

El presidente de China, Xi Jinping, prometió el 18 de mayo compartir una eventual vacuna y consagrar 2 mil millones de dólares al combate mundial y convertirla en un «bien público mundial», accesible y asequible en los países en desarrollo.

Por el otro lado del mundo, el Instituto de Israel para Investigación Biotecnológica, dependiente del Ministerio de Defensa, informó que consiguió desarrollar más anticuerpos que neutralizan el coronavirus que acelerarán la creación de fármacos para un tratamiento que evite más muertes.

En resumen, la posibilidad de que la vacuna contra el virus puede encontrarse y fabricarse pronto es cada vez más latente a pesar de que los gobiernos no lo dicen abiertamente y se mantienen cautelosos para que la población no se confíe.

En México, las autoridades de salud observan muy lejana la posibilidad en el corto plazo de una vacuna, pero olvidan que en la anterior pandemia declarada por la OMS por la Influenza AH1N1 (25 de abril de 2009), solo pasaron 7 meses para obtener una vacuna que fue aplicada el 5 de octubre del mismo año y ya para finales de noviembre, inicios de diciembre, en México se aplicaban las primeras vacunas.

Ambas pandemias no pueden ser iguales y tampoco comparables, sólo se establece en la reflexión los antecedentes y datos, incluso a pesar de que el número de muertes y contagiados es mucho mayor con la actual pandemia; sin embargo es un dato a tomar en cuenta para suponer que la vacuna podría llegar pronto.

No hay pues que olvidar el mes de septiembre como un mes clave para los momentos que actualmente se viven en todo el planeta y recordar que en la carrera por obtener la vacuna, están involucrados al menos dos países que buscan a toda costa mantener y acrecentar su poder político y económico en el mundo.

Mientras tanto, en México solo queda esperar a que se llegue el momento y se comprometan aún más recursos y proyectos nacionales, para que los norteamericanos salven a la población y doten de vacunas a nuestro país.

 
Otras publicaciones
Creatividad y atracción en publicidad electoral
La guerra de las vacunas…
Gobiernos reprobados en test de COVID-19
Hugo López-Gatell, mentiras y confusión: salud politizada
Sistema de salud cansado ante pandemia
Corajes presidenciales y debilidades
Manifestaciones vs. presidencialismo
IMSS: enfermo terminal del COVID-19 en tiempos de la Cuarta «T»
«Resistir en Unidad» vs. Cuarta Transformación
Crisis de informacion del COVID-19…
Covid-19: Crisis hospitalaria y crisis…
COVID-19: cultura y redención…
Macuspana: el enojo presidencial; ¿culpables?...
Las puntadas de la gobernanza…
Avión presidencial: chunga nacional…
Colegio Cervantes: tragedia y violencia extrema
Elecciones Coahuila 2020: laboratorio nacional…
El presidente, la 4T y las elecciones: novela de suspenso
Villa Unión: inseguridad y respuestas
Suicidios vs. muertes violentas
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2020. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba