Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Sociedad Elecciones Medios Luces y sombras Opinión Firmas  
 
 
  Edición 638
  Después de la pandemia, una clase media paralizada
 
Abraham Álvarez Ramírez
   
  El tema del coronavirus a todos nos agarró desprevenidos, desprotegidos. Hoy, inclusive, se revela información que considero ya fuera de lugar —Taiwán informó a la OMS desde diciembre, pero y la organización hizo caso omiso, por ejemplo—.

En ese sentido, con miras hacía adelante, hay que pensar en lo que sigue: ¿Qué demonios vamos hacer después de la pandemia?

La recesión flota en el ambiente desde hace semanas. Los estragos de la emergencia sanitaria, en clara evidencia, flagelan la economía. El creciente desempleo, ya tocó de lleno a la clase media y aun con el plan para reactivar la economía de la Presidencia de la República, muchos especialistas critican sus medidas. El país se encuentra en una situación crítica y en el mejor de los casos, con una caída del 3.9%, según la SHCP, y en el peor, un desplome del 7%; el futuro no se ve nada halagador.

Ello es un claro ejemplo de cómo la clase media se verá debilitada por el aire recesivo en el que se encuentra la economía nacional y, aunque se hagan esfuerzos —como el de muchos pequeños establecimientos y comercios— tenemos el tiempo contado y no solo con el esfuerzo individual y colectivo saldremos adelante. Algunos pertenecientes a la clase media, podrán echar mano de sus ahorros, pero eso no les va a durar mucho. Se necesita el poder de la autoridad para que coordine todos los esfuerzos.

México hoy se encuentra ante una situación endeble —particularmente la clase media—. De acuerdo con datos de la OCDE, 45% de la población es clase media. Sin embargo, si lo comparamos con cualquiera de los otros 36 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, nos encontramos muy por debajo, en donde la clase media asciende hasta un 61%. En términos absolutos, 12.3 millones de hogares y 44 millones de personas constituyen la clase media (OCDE, abril - 2019).

La otra cara de la moneda: según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la clase media se caracteriza por tener un gran nivel de consumo, cuya base es el crédito. Lo anterior significa adquirir bienes no esenciales y tener acceso, por ejemplo, a tecnología avanzada y a compra de automóviles de modelo reciente.

La clase media aún es un estrato demasiado vulnerable ante los cambios políticos y económicos. La OCDE señala que uno de cada cinco hogares con ingreso medio gasta más de lo que gana y su deuda es superior al que tienen los más pobres o los más ricos.

Otro aspecto a considerar es la informalidad en la actividad económica que suele ejercer la clase media, lo que le genera mayor inestabilidad y una ausencia de protección social. Finalmente, creo que el Estado ha abandonado políticas de largo alcance, por concentrarse en la lucha contra la pobreza —eso le quita gran espacio a la clase media y la posibilidad del diseño de políticas sociales—.

Por lo pronto, el Plan Económico de AMLO ha decepcionado a muchos, ya que se considera que repite lo que ya se hacía antes: seguir con sus tres proyectos estrella, seguir inyectando recursos a PEMEX, entrega de apoyos clientelares y contratar a más policías, militares y personal médico. De manera escueta es a gran escala lo que se dijo —vale un análisis especial para ello—. Aplaudo en gran medida que no se hicieran rescates económicos como los del pasado (Fobaproa).

Ninguna crisis es igual, creo que lo que nuestro país quiere es reducir la pobreza, bajar la desigualdad y conservar su empleo. Para ello, se deben cambiar instrumentos de política pública para hacerlos conforme a los cambios del país y del mundo.

 
Otras publicaciones
Por un Chile donde valga la pena vivir
El presente que arrincona y el futuro que no llega
Antonio Gramsci y su legado
México herido y confundido
La economía social como una alternativa al capitalismo
El perfil de un político; el deber ser
Enfermedad y poder: asuntos de interés manifiesto
Caminante no hay camino...
Un mirada del México de AMLO
El existencialismo es humanismo
Pobreza y coronavirus
La maldición del coronavirus
La lectura nos hará libres
UAdeC: conciencia y progreso universitario
La geografía como espacio electoral
Apuntes y desafíos para la justicia electoral
Migrante eres, migrante soy
Doctrina Monroe, un atentado contra la democracia
Hasta nunca Franco
Educación pública y defensa de la autonomía universitaria
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2020. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba