Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Medios Finanzas Partidos Medios Luces y sombras Opinión Firmas  
 
 
  Edición 635
  Crecimiento y felicidad: el PIB y el mundo real
 
Gerardo Hernández G.
   
  Acabar con la corrupción y la impunidad, suprimir el régimen de privilegios en el cual solo ganaban los grupos instalados en el vértice de la pirámide y mejorar el bienestar de la mayoría son los ejes de la presidencia de Andrés Manuel López Obrador. La Cuarta Transformación (4T) ha alterado el statu quo y las reacciones de los intereses afectados son palmarios. Quienes acusaban a AMLO de ser «un peligro para México» hoy se regodean. Y con razón: la economía no levanta y la seguridad va de mal en peor. Pero en vez amilanarse, el presidente parece recitar el verso «¡Soy la Revolución y voy en marcha/ lo mismo bajo el sol que entre la escarcha!» de «El poema de la Revolución Mexicana» (Raymundo de la Cruz López).

Ningún gobierno había atacado la corrupción ni tenido contacto con la población como el de AMLO. Tampoco había surgido un líder con su obcecación y carisma. La fuerza del fundador de Morena procede de su legitimidad: 30 millones de votos y el control del Congreso federal y de la mayoría de las legislaturas locales le convierten en uno de los presidentes más poderosos. Hasta mediados del año pasado, AMLO era el cuarto mandatario mejor evaluado del mundo después de Nayib Bukele (El Salvador), Marcelo Rebelo de Sousa (Portugal), Vladimir Putin (Rusia), y estaba por encima de Danilo Medina (República Dominicana), de acuerdo con una encuesta de Mitofsky (Forbes, 10.06.19).

La calificación «sobresaliente» de AMLO a escala global (64%) contrasta con el 35% que en México aprueba el manejo de la economía (Reforma). La inversión pública y privada se desplomó el año pasado y como consecuencia el PIB tuvo una contracción del 0.14%. El bienestar social es mejor que el crecimiento económico, dice el mandatario, pues beneficia a más personas, sobre todo a los pobres. Kevin Zapata, doctor en Política Social por la Universidad de Edinburgh, comenta al respecto: «Lejos quedaron aquellos días de campaña en los que AMLO prometía crecer a tasas sostenidas del 6 por ciento anual. Alcanzado por la realidad, el presidente se ha visto forzado a cambiar el triunfalismo de su discurso económico ante el inminente decrecimiento que hoy nos sitúa en un periodo de estancamiento. (…) Sin embargo, las palabras del presidente cobran gran relevancia, dada la nueva tendencia mundial a cuestionar la medición del PIB como forma de evaluar el progreso de una sociedad» (Reforma, 07.02.20).

Consultor en temas relacionados con la reducción de la pobreza, Zapata advierte: «Hay cada vez más nuevos actores que se atreven a desafiar el paradigma del crecimiento económico como sinónimo de prosperidad, y la nueva corriente rethingking economics [repensar la economía (movimiento que agrupa a investigadores de diferentes universidades de Europa)] ha sido altamente combativa en lo que considera un dogma que poco ayuda a explicar el mundo real». (…) Quizá AMLO cambió la retórica de su discurso por necesidad política, pero eso no reduce la importancia del debate que se gesta detrás de sus palabras, ya que tal y como lo expresó Robert Kennedy: El PIB mide todo, excepto todo lo que hace que la vida valga la pena».

Pero mientras la economía da tumbos y los ortodoxos trinan contra López Obrador y lo maldicen y culpan del apocalipsis que, basados en la evidencia, está por venir, el presidente tiene otros datos: «Vamos requetebién». ¿Será que el mundo es el equivocado y no él? Los nobel de Economía Joseph Stiglitz, Daniel Kahneman y Angus Deaton también cuestionan que el crecimiento económico genere desarrollo y felicidad, la cual, aseguran los dos últimos, «está principalmente determinada por componentes psicoemocionales, y que el ingreso solo es un factor que juega en el corto plazo», escribe Zapata. E4

 
Otras publicaciones
Frente anti-AMLO
Aviones presidenciales
El reino de la impunidad
El factor Monreal
Un informe, dos visiones
El cóndor y el caudillo
El final de los caciques
Fracaso sin atenuantes
Presidencia fallida
Los símbolos y el poder
Piedra de escándalo
Alianza infecta
Lecciones del 2J
Renuncias forzadas
El fiscal caradura
IEC: premio al clan
Domingo en jueves
Lucha por el poder
Salvar el pellejo
Los retos de Cárdenas
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2020. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba