Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Transporte Entrevista Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 632
  Apuntes y desafíos para la justicia electoral
 
Abraham Álvarez Ramírez
   
  Este 2020 comenzamos con procesos electorales para el estado de Coahuila. Desde la elección presidencial, había retos para los comicios que en lo inmediato, eran difícil de subsanarse o de corregirse. Desde distintos matices, pero englobando el aspecto jurídico, de manera enunciativa, más no limitativa, algunos de los retos son:

1. Un desafío respecto a las interpretaciones que se puedan suscitar en cuanto a la Ley en materia electoral y sus últimas reformas. Existen temas ríspidos que aún no han terminado de decantarse como lo son la fiscalización, las candidaturas independientes, reelección…

2. Otro desafío a enfrentar será el incentivar al voto y que no premie el abstencionismo como ha sucedido en los últimos años. Entonces, el reto es doble, la lucha contra el abstencionismo que es una tarea multifactorial y el reto de la capacitación de los funcionarios electorales para defender la supremacía del voto.

3. En el tema de las coaliciones y las candidaturas comunes; ya que esto puede representar una dificultad de interpretación jurídica y hasta de práctica del ciudadano que ya ha ocurrido en nuestro estado.

4. El problema de las candidaturas independientes y sus financiamientos. La complicación radica en que el financiamiento privado sí se puede ofertar en las candidaturas independientes.

5. Los criterios para interpretar los ajustes público-privados de las candidaturas. Por lo que he logrado documentarme, el problema estriba en la diferencia de criterios en los tribunales.

6. Finalmente, creo que el clientelismo y condicionamiento del voto —estrategias tan anquilosadas en nuestro país— es algo que es de usos y costumbres, aunque lo prohíba tácitamente el Tribunal Federal; sin embargo, las promesas a futuro son acciones de todos los candidatos.

Como cualquier proceso electoral, saldrán en las pocas semanas siguientes muchísimos más problemas y no solo a esto se enfrenta la justicia electoral. Una sociedad informada, es una sociedad difícil de seducir, y a una justicia que comunique claro y bien entendidos sus argumentos la respaldará el profesionalismo, la objetividad y la transparencia. La carrera electoral se encuentra en sus inicios y es importante ver todo desde un espectro amplio, será un cúmulo de circunstancias en el que deberá versar la justicia ciega.

Para Coahuila, éste será el primer proceso en donde no gobierna el PRI el Ejecutivo federal y en donde las circunstancias no son las idóneas para lograr victorias aplastantes. Nuevas figuras pueden aparecer, viejas figuras con otro color y una sociedad más informada y con un hastío y desilusión que son el caldo de cultivo para este nuevo proceso electoral en nuestro estado.

 
Otras publicaciones
UAdeC: conciencia y progreso universitario
La geografía como espacio electoral
Migrante eres, migrante soy
Doctrina Monroe, un atentado contra la democracia
Hasta nunca Franco
Educación pública y defensa de la autonomía universitaria
La cuestión «líquida»
Educación: responsabilidad y política de gobierno
La Vía Chilena
Posición de la mujer: hoy y ahora
A favor de la mujer
Resistencia y el movimiento del 68
La mano que mece la cuna
La revolución de los ricos
Ambición y nudos de la crisis bilateral
Una definición de democracia
Los frentes abiertos de Pemex
La ley del péndulo
El fuego interminable
Amantes del conocimiento
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2020. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba