Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Reportaje Salud Medios Luces y sombras Opinión Firmas  
 
 
  Edición 632
  Diabetes buena o mala
 
Ignacio Espinosa Solís
Sitio Web: www.kiskesabe.com
   
  Parte IV

—Doctor, soy diabético desde hace varios años (15), pero me han dicho que hay dos tipos de diabetes y quiero saber cuál de las dos tengo; porque dicen que una es buena y otra mala

—Con esta interrogante se presentan algunos pacientes.

—¿Y usted cómo se siente?

—No, pos tomando el medicamento y cuidando mi comida, me siento como si nada, pero cuando me destrampo con la comida y le entro al chupe y dejo la medicina me siento mal. A veces me aplican insulina, mejoro y me dan tabletas y así me la llevo.

—O sea, tiene los dos tipos según usted mismo lo está confirmando. En forma práctica, sin aspavientos, la forma en que vive cada persona es lo que determina lo bueno o malo tanto en diabetes o en cualquier otro padecimiento.

No obstante, conviene conocer algunas nociones teóricas: Sin importar edad o preferencias sexuales; si es obeso o delgado; blanco, negro o «café con leche»; calvo o peludo; creyente o «dudante», o si es pejista o antipejista, la diabetes implica deficiencia de insulina que se traduce en elevación del azúcar con mucha sed, mucha orina, mucha hambre, generalmente cuando rebasa los 180 o 200 miligramos, y el tratamiento es el mismo sin importar lo anterior o las posibles causas o factores desencadenantes.

Visto así, es un tanto irrelevante si la diabetes es la tipo 1 o 2, gestacional o esteroidea (iatrogénica).

A la diabetes tipo 1 solía llamársele «juvenil» por su frecuencia en niños. Desde hace unos 10 ó 15 años es denominada «insulinodependiente», por la deficiencia grave, casi completa, de formación natural de insulina en las células de Langerhans del páncreas, lo cual complica su tratamiento y se aplica insulina exógena. Pero inicialmente se puede tratar con tabletas, con buenos resultados según cada caso.

La llamada tipo 2, antes denominada «del adulto» por su aparición más frecuente después de los 30 años, luego se le llamó no dependiente de insulina porque su deficiencia es leve y variable. Se puede tratar vigilando el peso y la alimentación, con o sin tomar tabletas que estimulan la producción de más insulina, pero también llega a depender de la insulina externa. Su de tratamiento es de más fácil control.

No obstante, independientemente de la edad del paciente, ahora se le dice tipo 1 y tipo 2 según el nivel de deficiencia de insulina, el cual determinará si se trata con dosis mayores o menores de tabletas, o con insulina exógena.

Como se deduce, la misma persona puede pasar de un tipo al otro —de la buena (2) o de la mala (1) según los cuidados y la evolución personal.

La diabetes gestacional aparece en algunas embarazadas y desaparece después del parto. Por mecanismos no muy bien aclarados, la revolución hormonal propia del embarazo, provoca que la insulina no funcione correctamente y facilita la elevación del azúcar con los síntomas ya mencionados por encima de 180 miligramos en la sangre. Un mínimo porcentaje de estas mujeres, mas tarde evolucionan hacia la diabetes persistente. La mayoría se curan totalmente.

Por otra parte, los pacientes que sufren cuadros de pancreatitis aguda severa pueden presentar diabetes porque en la pancreatitis se pueden destruir cierta cantidad de las células de Langerhans que segregan la insulina. Lo síntomas y el tratamiento son igual a los otros tres tipos de diabetes mencionados.

Y otra causa de diabetes es la de origen iatrogénico, por ingestión prolongada de esteroides (derivados de la cortisona). Los esteroides bloquean el efecto de la insulina y se presentan los mismo síntomas de los otros cuatro tipos de diabetes mencionados. En estos casos, al retirar los esteroides el azúcar vuelve a lo normal, pero si es necesario continuar con los esteroides en casos especiales como la artritis reumatoide o el lupus eritematoso diseminado o sistémico, pues se debe seguir el tratamiento de la diabetes según la evolución. Esto se llama enfermedad de Cushing iatrogénica: con diabetes obesidad y presión alta, pero hay enfermedad de Cushing causada por un tumor benigno de la hipófisis que aumenta la producción de cortisona por las glándulas suprarrenales.

El tratamiento para cualquier tipo de diabetes, estos cinco mencionados son los más frecuentes, sin importar la causa o los factores desencadenantes es exactamente la misma estrategia: cuidar la alimentación, ejercicio, medicamentos orales y si estos no funcionan a dosis máximas, la insulina.

Se debe enfatizar que la diferencia entre uno y otro de esos cinco tipos de diabetes, es el grado de agresividad variable de persona a persona, en parte dependiendo de las posibles causas.

Teóricamente la diabetes tipo 1 puede ser la más grave porque se piensa que se destruyen gran cantidad de las células que producen la insulina por infección viral o por un fenómeno inmunológico que las destruye y en la llamada tipo 2, parece que aunque la cantidad de insulina es normal, no es de «buena calidad» y no funciona correctamente, y el resultado es el mismo: elevación del azúcar, teóricamente menos grave que la tipo 1, pero ya vimos que una persona puede pasar de la diabetes tipo 1 a la 2 o al «revés volteado», es decir de la mala a la buena.

Lea Yatrogenia: www.kiskesabe.com

 
Otras publicaciones
Tipos de diabetes
Cómo prever la diabetes
Provocando miedo diabético
Periodismo médico
Desventajas de la especialización médica
Desventajas de la especialización médica
¿Le conviene un médico internista?
¿Qué es la medicina interna?
Macario y la microeconomía
Los de abajo
La mañanera y la salud
Laparoscopía difícil de vesícula
Dilema: cirugías necesarias o innecesarias
Extirpaciones de vesícula y apéndice innecesarias
Huachicol en diabetes
Huachicol en leucemia
¿Huachicol en leucemia?
¿Huachicol en leucemia?
¿Huachicoleo en diálisis?
¿Huachicoleo en diálisis?
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2020. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba