Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Reportaje Salud Medios Luces y sombras Opinión Firmas  
 
 
  Edición 630
  Cómo prever la diabetes
 
Ignacio Espinosa Solís
Sitio Web: www.kiskesabe.com
   
  Parte II

Acantosis deriva del griego akantha= espina, y significa: abultamiento y endurecimiento en la capa de la piel que da un aspecto verrugoso. Y el sufijo –osis, que significa formación, sufijo frecuente en nombres de enfermedades. Nigricans, deriva del latín, significa: que se pone negro. La acantosis nigricans es un trastorno benigno con la piel oscura, gruesa y aterciopelada en áreas flexibles y pliegues del cuerpo (axilas, codos). En general no necesita tratamiento porque, excepto por lo estético, no causa ninguna molestia física y no tiene en sí ningún riesgo de complicarse con algún problema serio.

¿Y se preguntarán qué tiene esto que ver con la diabetes?

Hace algún tiempo se presentó una mujer al borde de la histeria. Un especialista en medicina interna le informó que debía vigilar su azúcar porque le encontró acantosis nigricans en una axila y le dijo que eso tiene relación con la diabetes. Esta mujer ya se sentía gravemente enferma de diabetes a pesar de un resultado de azúcar completamente normal.

—Me dijo su colega que soy pre-diabética y que debo tener mucho cuidado. Estoy muy asustada. —Expresó, con ansiedad, angustia y desesperación; para mi, por demás exagerada e innecesaria, pues o entendió mal, o mi colega no fue muy explícito con objetividad.

Lo cierto es que desde que tengo algo de uso de razón con la medicina, desde estudiante, en los libros dicen que la acantosis nigricans puede ser un factor de riesgo para diabetes, y así se expresa libros y revistas actualizadas. No obstante, riesgo no significa causa. Riesgo deriva del árabe rizq, según el DRAE, y significa: lo que depara la providencia, y esta deriva del latin providentia, con su prefijo PRO, que significa: antes (igual que pre). En providencia está implícito el destino, lo dispuesto divinamente por Dios y puesto que Dios no existe más que en los pensamiento de quienes creen en él, tampoco existe la providencia, sino los hechos.

—No señora, no se alarme, esa lesión de la piel, en realidad, los hechos muestran que no hay por qué calentarse la cabeza, porque en 50 años de ejercer medicina he visto ya miles de diabéticos que no tienen acantosis nigricans y de los pocos casos con acantosis nigricans, la mayoría no tienen diabetes, aclarando que la acantosis es poco frecuente en comparación con la diabetes, así que si algún diabético tiene acantosis es coincidencia o asociación, y si usted tiene acantosis pero no tiene diabetes, y dentro de un mes o dentro de, digamos cinco o 10 años presenta diabetes, tampoco se puede afirmar que esa acantosis sea la causa, se considera también como una coincidencia, pero no significa de ninguna manera que la acantosis es la causa de la diabetes.

—¡Ahhhh! Ya me queda claro, así como me explica no me dijo así su colega. O sea que si usted, doctor, que es moreno y no tiene acantosis, de todas formas puede tener diabetes o no padecerla. Y también me queda claro que si la acantosis fuese la causa de la diabetes, la mayoría de los diabéticos tendrían acantosis y usted dice que no es así. Y tiene razón Dockiske, conozco muchos diabéticos de muchos años y ninguno que recuerde tiene acantosis. Ahora sí me tranquiliza. Pero el otro doctor me dijo que tengo que hacerme una prueba de hemoglobina glicosilada, y una de tolerancia a la glucosa y que debo medirme el azúcar cada mes…

—Que para «asegurar». —interrumpí.

—Pues, sí, así me dijo. Todo eso me espantó.

—De acuerdo con lo que le he comentado, no considero pertinente estar haciendo esos estudios que lo único que le van a provocar es gasto innecesario, preocupación injustificada y mala calidad de vida porque seguramente le dijo que no debe tomar azúcar ni pan, ni carne de puerco, ni carnes rojas o tortillas y hasta tiene miedo a comer.

—¡Es usted brujo!. Exactamente eso me dijo y está sucediendo. ¿Cómo lo supo? —Cuestionó con sorpresa.

—Simple deducción de lo que he visto, leo y oigo. La propaganda que hacen los médicos, prensa, televisión va para inculcar miedo a personas sanas y les hacen creer estar pasado de peso, con presión alta, elevado colesterol o triglicéridos, el que no hace ejercicio y come azúcar, pan o carne de puerco, le puede causar la diabetes. No concuerdo.

—No Doc, completamente cierto, incluso hay diabéticos más flacos que una “campamocha”. O sea que es lo mismo que con la acantosis nigricans. Son coincidencias, hay tanto diabético y tanto obeso que en realidad coinciden.

—¡Así es como pienso yo, igual que usted! Y le aclaro que en los libros no dice que la obesidad o la acantosis o la presión alta causen directamente la diabetes, lo mencionan como riesgo.

—¡Ah Doc!, entonces es la forma de interpretar, o quien y como interpreta lo que estudia, lo que lee. — Comentó la paciente que, resultó ser una experimentada maestra en pedagogía.

—Así es y es una falacia, sofisma o embuste, eso de que los obesos son pre-diabéticos, y que “de todas, todas” desarrollarán diabetes. Ni siquiera es cierto para todos los hijos de diabéticos.

Y continuaremos comentando falacias en diabéticos.

Lea Yatrogenia: www.kiskesabe.com

 
Otras publicaciones
Diabetes buena o mala
Tipos de diabetes
Provocando miedo diabético
Periodismo médico
Desventajas de la especialización médica
Desventajas de la especialización médica
¿Le conviene un médico internista?
¿Qué es la medicina interna?
Macario y la microeconomía
Los de abajo
La mañanera y la salud
Laparoscopía difícil de vesícula
Dilema: cirugías necesarias o innecesarias
Extirpaciones de vesícula y apéndice innecesarias
Huachicol en diabetes
Huachicol en leucemia
¿Huachicol en leucemia?
¿Huachicol en leucemia?
¿Huachicoleo en diálisis?
¿Huachicoleo en diálisis?
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2020. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba