Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Economía Salud Medios Luces y sombras Opinión Firmas  
 
 
  Edición 629
  Conservar la serenidad
 
Gerardo Moscoso
   
  La riqueza verdadera es hija del conocimiento. Pero para que el discernimiento escape al control de unos pocos y se democratice, responsabilice y multiplique, es preciso que los conductos informativos sean amplios, libres y descentralizados. Los medios de información, en general, han creado una caterva de incultos que durante años ha sido bombardeada de notas a notas, de spot a spot, de programa a programa, con el objetivo de crear la necesidad de un enriquecimiento acelerado y masivo para poder consumir valores que en nuestro mundo han quedado reducidos a productos.

Se ha desplazado al hombre del centro de la vida, para substituirlo por el dinero y toda la cadena consumista condena a los críticos de este sistema y favorece y protege a los defensores del mismo, con lo que cada vez son más los que se rinden ante ello. Si no se contrarresta esa fuente de poder es imposible reclamar que la sociedad sea honesta, madura y regenere la tan necesaria ética. Una clase política inculta, convierte en una reyerta animal el acceso al poder.

En parte, lo que ha estado sucediendo en los últimos años se debe a que se ha olvidado que el hombre no es solo hombre de la naturaleza y de la economía, sino el hombre de la cultura y del conocimiento. La mejor manera de vencer obstáculos es enfrentándose a ellos. A mor y paz, por ejemplo, en los sesentas, era novedad, ahora ese lema está caduco.

México, con todo el potencial para poder convertirse en uno de los laboratorios de la sociedad futura, porque aquí confluyen la cultura mesoamericana, la europea, la árabe, la oriental y la influencia definitiva del american way of life, es muchas realidades a un tiempo. Precisamos en estos momentos conservar la serenidad, los valores y tradiciones que contrarresten el individualismo feroz, la pelea por el botín y el saqueo del poder que están mostrando la actual administración federal, que está poniendo en riesgo los enormes y costosos esfuerzos que se han hecho a lo largo de muchos años para crear instituciones ciudadanas, confiables y democráticas.

 
Otras publicaciones
¿Qué nos queda entonces?
¿Hay proyecto ecologista?
Todo aquello que abre los ojos
20 de noviembre
La felicidad duradera
Urgente reconciliarnos con la naturaleza
La espera…
Una actitud de libertad
La hora de la imaginación
La tragedia amazónica
Sintomatología muy preocupante
La nueva burocracia «democrática»
Ceuvoz, la palabra diciente (1)
¡No al maltrato a los animales!
Actuación y política
Asumir nuestra responsabilidad
Evidencias del caminar
Oportunismos políticos
A 11 años de ausencia
Lo que estamos viviendo
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2020. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba