Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Reportaje Seguridad Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 625
  Morena, de antaño paternalismo…
 
Carlos Aguilar
   
  Nada más oportuno que la violencia, generada quién sabe por quién, para que el proceso de renovación de Morena se viniera abajo y en forma indefinida, para calmar a las tribus y que de aquí al próximo año las aguas políticas se mantengan en aparente tranquilidad para los procesos electorales del 2020.

La debacle del Movimiento de Regeneración Nacional alcanza prácticamente a todos los estados del país y lo que sucedió con el reciente estallido de violencia, ataques armados, personas heridas, demuestra la falta de control, disciplina y marco legal de un partido que nació en torno a una sola figura.

Sin embargo, a pesar de la división, la desorganización, incluso la corrupción y la impunidad, el nobel instituto político poco o nada podría resentir los embates de esta situación mientras el posicionamiento de su líder moral se mantenga y sus postulados tengan credibilidad entre sus seguidores.

Como en todo régimen presidencialista, lo de menos es el partido, y será en las elecciones del próximo año cuando se pueda evaluar el posicionamiento real del militante, del simpatizante, de la cúpula y, por consecuencia, del líder moral.

¿A quién beneficia o perjudica la problemática que hoy vive Morena? pues al parecer ni siquiera a ellos, puesto que su división interna no provocó paralizaciones o cismas que generaran desencantos masivos.

La oposición en México sigue dormida, o tal vez sometida, y es por eso que se muestran impotentes e inoperantes para aprovechar el momento que vive el partido en el poder federal y así sumar lo mucho que perdieron en las últimas elecciones.

No se trata de golpear más a Morena, ellos se encargan solos de exhibir sus propias debilidades y la falta de fortaleza; se trata de aprovechar la coyuntura y convencer a quienes hoy no encontraron en ese partido lo que buscaban para beneficio propio y colectivo.

El fenómeno político y social que hoy vive México es complejo, peculiar, peligroso y lleno de incertidumbre, elementos que alcanzan casi a todos los partidos, pero especialmente a Morena porque, como los otros que ya estuvieron en el poder, están en la delgada línea de la tentación, o incluso ya la sobrepasaron, de utilizar el aparato de Estado, incluidos sus recursos humanos, económicos y políticos, para perpetrar cúpulas de poder y grupos de control.

El caso es grave porque, cuando de recursos y poder se trata todos quieren y creen merecerlo, pero solo algunos logran detentarlo y se resistirán, incluso a plomo o plata, para evitar que los despojen de lo que sienten que es suyo.

Hoy el partido en cuestión y análisis es un botín político y económico en víspera al inicio de las elecciones del próximo año donde venderán cara la victoria o la derrota si logran salir de este marasmo.

Difícilmente se puede observar una salida negociada y salomónica para todos los grupos de poder que se disputan la dirigencia nacional de Morena, por eso no es difícil presagiar que será el líder moral quien imponga su propia ley y a su propio grupo de poder.

Hasta mediados del próximo año, cuando fluyan resultados de elecciones, los mexicanos evaluarán si lo que le pasó al partido del presidente durante este año afectó o no a su proyecto político y de nación.

Por lo pronto, Morena demostró más de lo mismo y ser parte de un sistema político mexicano sin cambio, sin rumbo y con una perspectiva de subestimar al ciudadano que se sigue hartando y desesperando porque las cosas no caminan.

 
Otras publicaciones
Culiacán: ¿inicio de la época oscura?
China: encuentros cercanos…
Presidencialismo presupuestal 2020: ¿Estados Unidos Mexicanos?
Primer informe de gobierno federal: «sin novedad»
Mujeres: marcha, violencia y gobierno
Fiscalía General: crisis de imagen
AMLO: oposición presidencial…
A las carreras con la Guardia Nacional…
Consulta Infantil-Juvenil 2018: Barbas a remojar…
Política-gobierno vs. lucha libre…
Renuncias y nuevas designaciones: ajustes y desajustes
Crisis migratoria 2019
PRI-PAN: oposición o comparsa
Las cuentas y los cálculos presidenciales…
Colosio: miedos y daños…
Giras presidenciales: ¿algo quieren?...
Gas y electricidad: más poderosos que el presidente
Migrantes: caravana de dolor y drama
Venezuela y la cuenta regresiva
La nueva guerra en México: huachicoleo
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba