Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Justicia Salud Estado Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 624
  Educación: responsabilidad y política de gobierno
 
Abraham Álvarez Ramírez
   
  Por principio, la educación es un derecho consagrado en nuestra constitución, en donde el Estado tiene la obligación de brindarla, con el fin de recibir instrucción afín a nuestros deseos, vocaciones y aptitudes que nos hagan personas preparadas para enfrentar el mundo real y por medio del desarrollo de nuestras capacidades y habilidades, desempeñar un trabajo idóneo y de manera diligente.

Pero, ¿de qué sirve ese derecho consagrado si no tengo las capacidades de ejercerlo? De nada sirve tener ese derecho si no lo puedo ejercer, ya que la gran mayoría de los mexicanos o se alimentan o estudian, o trabajan o estudian, o buscan techo o estudian… es decir, de nada sirve que esté consagrado en un texto constitucional si no tengo las condiciones necesarias para poder estudiar. Alimentación, techo, salud, libertad —estos derechos junto con la educación se encuentran aparejados—.

La política educativa debe ser parte de un complemento; debe servir para que el Estado pueda desplegar la concepción del tipo de educación que busque impulsar el desarrollo y desenvolvimiento de los jóvenes y, por consecuencia, para el progreso nacional.

La política educativa debe ser, bajo la premisa de la inclusión, lo que debe significar, el proveer las condiciones.

Hace poco se aprobó la reforma educativa con 97 votos a favor, 20 en contra y tres abstenciones. Lo anterior se dio en el Senado de la república y con ello se deroga la reforma educativa del expresidente Enrique Peña Nieto. Acto seguido, por tratarse de una reforma constitucional, debe ser aprobada por 17 legislaturas estatales, para que pueda aprobarse.

A grandes rasgos y de manera destacable, resalto algunos puntos de la reforma educativa:

Desaparecerá el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), que será sustituido por el Centro Nacional para la Revalorización del Magisterio y la Mejora Continua de la Educación.

Se dará creación a un Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros, en el que la federación tendrá la rectoría, y se instaurará un Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Se van a incluir en la educación materias como el Civismo y la Educación Sexual y Reproductiva.

Las políticas públicas en materia de educación serán diferenciadas, esto significa que cada zona trabajará con ciertas particularidades para impulsar una educación indígena, bilingüe y bicultural.

No solo es cuestión de reforma tras reforma, con distintas visiones de gobierno cada seis años. Las decisiones en las políticas de gobierno y sus ejecuciones deben realizarse con profesionalismo. Por otro lado, creo que la ética de estar presente en todos los órdenes de gobierno y para este caso, en todos los niveles del sistema educativo y sus agentes. Los valores universales pueden ser los cimientos para acelerar las transformaciones educativas que todos necesitamos.

 
Otras publicaciones
La Vía Chilena
Posición de la mujer: hoy y ahora
A favor de la mujer
Resistencia y el movimiento del 68
La mano que mece la cuna
La revolución de los ricos
Ambición y nudos de la crisis bilateral
Una definición de democracia
Los frentes abiertos de Pemex
La ley del péndulo
El fuego interminable
Amantes del conocimiento
Recordando a Jesús Reyes Heroles
Resultados de la UAdeC hoy
México ante la crisis de Venezuela
¿Hay gobernabilidad en México?
UA de C y sociedad
AMLO y la odisea de la gasolina
Coahuila en enero
¿Qué es el poder?
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba