Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Gobierno Reportaje Justicia Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 623
  La hora de la imaginación
 
Gerardo Moscoso
   
  Nos vamos acercando a una situación insostenible, a un desbarajuste altamente confeccionado, capaz de suministrar a millones de personas automóviles, pero no de satisfacer, en cambio, para la mayoría de la población, las más elementales necesidades humanas de espacio habitable, de aire no contaminado, de agua potable, de alimentos sanos, de enseñanza suficiente y, mucho menos, de liberar a los individuos de las angustias de la lucha por la vida, del trabajo rutinario, de la miseria de las relaciones sociales y de acercarlos a la admiración de la verdad y la belleza y a la apropiación de la fiesta, el gozo y la satisfacción.

Las sociedades burocráticas de consumo dirigido, como las que imperan en el mundo globalizado, se han orientado hacia el aumento ilimitado de la producción, tanto de bienes necesarios como de objetos superfluos e incluso dañinos y frívolos, y a la creación de necesidades artificiales en la mayoría de la población, como maneras de conservar e incrementar el beneficio del sistema económico que nos rige.

Las organizaciones sociales y políticas de la derecha, del centro y de la izquierda han sido incapaces de romper con este planteamiento productivista y han limitado hasta ahora sus luchas al problema de la distribución, olvidando, o dejando de lado, las apremiantes cuestiones de la producción, sus formas, y los problemas no menos graves de la vida cotidiana.

Urge que, tras aceptar durante décadas el rígido encorsetamiento de un viejo marxismo depauperado, la restauración de un pensamiento crítico y radical que a la vez intente recobrar su autonomía y buscar nuevas respuestas menos esquemáticas y más creativas. Frente a esta 4T, ¿se avecina de nuevo la hora de la imaginación, de la cultura y el conocimiento?

Conste que no hablo de la imaginación entendida como un conjunto de sueños quiméricos, sino del ideal como proyecto cuya elaboración todavía no es realizable por la ausencia de fuerzas sociales capaces de llevarlo a la práctica.

«Itai Doshin», la fuerza de diferentes cuerpos y la misma mentalidad, sería una propuesta filosófica oriental para aterrizar los ideales de una nueva transformación mental, una verdadera revolución humana.

 
Otras publicaciones
La felicidad duradera
Urgente reconciliarnos con la naturaleza
La espera…
Una actitud de libertad
La tragedia amazónica
Sintomatología muy preocupante
La nueva burocracia «democrática»
Ceuvoz, la palabra diciente (1)
¡No al maltrato a los animales!
Actuación y política
Asumir nuestra responsabilidad
Evidencias del caminar
Oportunismos políticos
A 11 años de ausencia
Lo que estamos viviendo
27 de Marzo Día Mundial del Teatro
¡Stop, alto al maltrato a los seres vivos!
“Tutti-frutti” apocalíptico
La Escuela de Psicología de Torreón
Los valores del espíritu
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba