Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Justicia Salud Estado Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 620
  La nueva burocracia «democrática»
 
Gerardo Moscoso
   
  Ante la crisis que amenaza nuestra deficiente democracia, en donde la falta de ética ha salido a flote mostrando la incapacidad de gran parte de la sociedad y la clase política mexicana para buscar la manera de ir acabando con la corrupción, con la violencia y el caos administrativo, deberíamos de profundizar en las causas que han generado los actuales efectos en México.

La mayor riqueza es hoy el conocimiento. Pero para que el conocimiento escape al control de unos cuantos y de verdad se democratice, responsabilice y multiplique, es pertinente que los cauces informativos sean amplios, libres y descentralizados. Sin embargo, los medios de comunicación, en general, incitan a la necesidad de un enriquecimiento rápido y masivo para poder consumir valores que en nuestra sociedad han quedado reducidos a productos. Ahora, bien, toda la cadena consumista condena a los críticos de la misma y protege y subvenciona a sus defensores, por lo que cada vez son más los que se rinden. Si no se contrarresta ese origen de poder, es imposible reclamar que la sociedad sea honesta, justa y que pueda restablecer la tan necesaria ética.

El problema es que ahora también los medios de comunicación gubernamentales y algunos líderes de opinión manipulan sin conciencia porque no tienen acceso al verdadero conocimiento. Se confunde a los ciudadanos, por poner un ejemplo, con eventos tan surrealistas como otorgar el «Doctorado Honoris causa» a Laura Bozzo.

La ciudadanía empieza a volcarse hacia los mecanismos sociales básicos: grupos étnicos, salud, ecología, etcétera, empezando a ejercer un activismo cuestionador porque desconfían de los políticos, periodistas y pensadores. Al ciudadano, en general, le preocupa cobrar lo máximo posible produciendo lo menos posible (ley del mínimo esfuerzo). Ello es un fiel reflejo de los mensajes que recibe. Comisiones, especulaciones financieras o lo que sea, el asunto es obtener el mayor número de satisfactores efímeros en el menor tiempo posible. El reto difícil ahora para toda la sociedad es cómo confiar y darle crédito a alguien que prometió un cambio cuando vemos que éste, hasta ahora, es solo para mantener una democracia burocrática que sustenta al gran capital.

 
Otras publicaciones
La espera…
Una actitud de libertad
La hora de la imaginación
La tragedia amazónica
Sintomatología muy preocupante
Ceuvoz, la palabra diciente (1)
¡No al maltrato a los animales!
Actuación y política
Asumir nuestra responsabilidad
Evidencias del caminar
Oportunismos políticos
A 11 años de ausencia
Lo que estamos viviendo
27 de Marzo Día Mundial del Teatro
¡Stop, alto al maltrato a los seres vivos!
“Tutti-frutti” apocalíptico
La Escuela de Psicología de Torreón
Los valores del espíritu
Adiós, Rosenda Monteros
Festividad medieval
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba