Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Justicia Salud Estado Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 619
  Grupo México, impunidad ambiental
 
Rosa Esther Beltrán
   
  El Grupo México sigue haciendo de las suyas como uno de los mayores depredadores del medio ambiente terrestre y marítimo en México. Recientemente una fuga en un tanque de la minera Metalúrgica de Cobre, propiedad de esa empresa provocó el derrame de 3 mil litros de ácido sulfúrico a las aguas del Mar de Cortés, en la Terminal Marítima de Guaymas,Sonora, región que es conocida por la riqueza de su diversidad biológica.

El desastre ecológico no es el primer atropello, agravio e irresponsabilidad de estas empresas pertenecientes al patrón Germán Larrea, el segundo hombre más rico de este país cuya fortuna se estima cercana a los 16 mil millones de dólares (Forbes); la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Semarnat, dieron 5 días al Grupo México para que esclarezca el derrame de ácido sulfúrico y pronto aparecieron fotografías de peces y tortugas muertos, sin embargo la empresa trabajaba de manera normal sin realizar obras de limpieza en el área afectada.

El Presidente López Obrador advirtió que el Grupo México será castigado por los daños causados en el mar de Cortés, el que hace 14 años fue declarado Patrimonio Natural Mundial de la Humanidad.

El diputado por el partido Morena del Congreso de Sonora,Carlos Navarrete Aguirre, declaró: «el Grupo México está acabando con nuestro entorno, destruye cerros, montañas, contamina nuestros ríos, el mar, provoca enfermedades, nos mata de cáncer y mata toda clase de especies animales; esto no quedará impune exigimos la cancelación de la concesión al grupo tóxico de Germán Larrea» (Publimetro).

Ahora ante el reciente derrame a las aguas del Mar de Cortés, la Organización civil Poder insiste en que el actual gobierno federal debe hacer valer la ley ambiental y castigar rotundamente a Grupo México por los recurrentes daños ambientales que provoca en el territorio nacional, ya que es una empresa que está acostumbrada a «salir impune», enfatizan.

Grupo México ha sido acusado en numerosas ocasiones por irregularidades de diversa índole que evidencian su displicencia. El 19 de febrero de 2006 el derrumbe en la mina de Pasta de Conchos en San Juan de Sabinas en el que fallecieron 63 trabajadores por falta de medidas de seguridad, en lo que se clasificó como homicidio industrial, es un caso que permanece impune, a pesar de la lucha sin tregua de la Familia Pasta de Conchos (FPC).

La impunidad concedida a Grupo México por el derrumbe de Pasta de Conchos fue encubierta por diputados del PRI y funcionarios federales del PAN mediante una «mesa permanente». Ahora el Presidente López Obrador escuchó la petición de la FPC de recatar los cuerpos de los mineros fallecidos en el derrumbe, lo que con muchos esfuerzos está en proceso.

También se acusó a la empresa Grupo México de Germán Larrea de otro de los desastres ecológicos más grandes en México como fue el derrame de 40 mil metros cúbicos de sulfato de cobre en los ríos Bacanuchi de Sonora, ocurrido el 6 de agosto de 2014, en el que más de 24 mil personas tuvieron afectaciones directas; la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente presentó una denuncia penal en contra del complejo minero Buenavista del Cobre, del Grupo México, para resarcir a los afectados, para lo que se creó un fideicomiso de 2 mil millones de pesos que al final se manejó discrecionalmente y sin transparencia lo que impidió reparar los daños a los afectados: impunidad y complicidad institucional, eso fue.

Entonces, la organización civil Poder informó que Grupo México apenas pagó una multa «equivalente a 0.00001% de sus ingresos de aquel año», fue una penalización «irrisoria, nadie fue a prisión» y ni siquiera se valoró la posibilidad de retirar la concesión, sostiene la organización.

La irresponsabilidad de las empresas del Grupo México es intolerable, la Semarnat sostiene que el derrame en el mar de Cortés es el número 22, informa que con esa trayectoria podría ser suspendida.

Juventud, la lucha consciente

Tiene un nombre extraño para nosotros, Greta Eleonora ErnmanThunberg Ella nació en 2003 en Suecia y ahora es una estudiante adolecente; el año pasado se convirtió en una activista y destacada figura dentro de las huelgas estudiantiles realizadas en las afueras de Riksdag, el Parlamento sueco, su propósito es generar conciencia sobre la urgencia de combatir el calentamiento global.

Greta es hija de artistas y científicos pero padece autismo;tras la ola de calor y los incendios forestales en su país,antes de las elecciones que se realizarían en septiembre de 21018 en Suecia, decidió no asistir a la escuela hasta que el gobierno sueco redujera las emisiones de carbono en base a lo establecido en el Acuerdo de París y protestó sentándose en las afueras del Riksdag Asamblea Legislativa, todos los días durante la jornada escolar portando un cartel que decía Skolstrejkförklimatet (huelga escolar por el clima).

La protesta de Greta continuó y llamó la atención de la prensa internacional e indujo a un gran número de jóvenes estudiantes a acompañarla en las huelgas estudiantiles, llegaron a 20 mil estudiantes en más de 270 ciudades del mundo. En Australia, miles de estudiantes inspirados por Thunberg, decidieron protestar los viernes, ignorando los llamados del Primer ministro Scott Morrison que los apremiaba: «más aprendizaje en las escuelas y menos activismo».

El 15 de marzo de este año tuvo lugar una nueva oleada de huelgas y manifestaciones estudiantiles en todo el mundo para pedir medidas efectivas que detengan el cambio climático, siguiendo la convocatoria mundial del FrideysForFuture, promovido por Greta.

Thunberg se dirigió a los asistentes a la cumbre de Naciones Unidas en Katowice, Polonia, argumentando sobre el cambio del clima, en un discurso breve pero muy duro sobre las consecuencias de la inacción política respecto al cambio climático: «Ustedes dicen que aman a sus hijos por encima de todo y, sin embargo, les están robando su futuro delante de sus propios ojos; el cambio llegará, lo quieran ustedes o no», les reclamó.

Greta está recorriendo Europa, estuvo en Berlín, en Alemania, en Normandía, Francia, para recibir el Premio «Libertad», inspirado en el combate a favor de la libertad; el galardón se otorga en representación de los soldados aliados que el 6 de junio de 1944 desembarcaron en Normandía, Francia, en la 2° guerra mundial contra el nazismo, la joven de 16 años al recibirlo dijo: «Estoy muy agradecida» y anunció que entregará los 25 mil euros de premio a cuatro organizaciones que trabajan «por la justicia climática y para ayudar a las personas del sur del planeta afectadas por la emergencia climática y el medio ambiente».

Thunberg se muestra alarmada por la falta de conciencia colectiva sobre la causa por su lucha y tiene mucha razón, es un tema que el común de la gente no entiende, lo considera exótico, ajeno a la vida común, por ello insiste en que hace falta un «cambio de sistema» porque el actual no es apto por naturaleza para lidiar contra el calentamiento global.

Es conmovedor ver a los niños y adolescentes escuchando a Greta explicar un tema tan complejo como el cambio climático y sus efectos sobre el planeta, ella es sencilla en sus explicaciones y algo peculiar es que habitualmente no concede entrevistas o si lo hace son bajo estrictas medidas de seguridad a causa de su enfermedad.

Greta y los jóvenes que la siguen están convocando a toda la población a una huelga internacional por el clima que se realizaría el 20 de septiembre con el fin de obligar a los gobiernos a que actúen inmediatamente para salvar al planeta. Es la esperanza.

 
Otras publicaciones
¿Es catastrofismo o realismo?
Que hable la desigualdad
¡En legítima defensa!
Son nuestro orgullo
Persecución y acoso
La revolución pacífica
Luz y sombras
Sendero sinuoso
La crisis de la biodiversidad
La esperada visita
Afores, otra forma de despojo
Gratitud por una lucha sin tregua
Don Raúl Vera
La disculpa pública
Por la renovación del INmujeres
Un suicidio lento
Ganadores y perdedores*
La ética y la credibilidad
El quehacer de un diputado
El programa de Salud de la 4T
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba