Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Medios Finanzas Partidos Medios Luces y sombras Opinión Firmas  
 
 
  Edición 619
  AMLO: oposición presidencial…
 
Carlos Aguilar
   
 

En distintas oportunidades, este humilde escribiente insiste en la falta de oposición política en el país para que el nuevo gobierno federal evite la tentación de gobernar en forma aleatoria y cometa errores garrafales para su propia causa, pero aún más en perjuicio de los ciudadanos.

Ni el PAN ni el PRI son capaces de mostrar la más débil o mínima resistencia a las altamente cuestionadas políticas económicas y sociales que sí reclaman líderes empresariales y organismos nacionales e internacionales en temas de finanzas, desarrollo social y seguridad pública.

Los medios de comunicación y sus representantes en la pluma y el micrófono se convierten en una oposición mediática cuando cuestionan e incluso exhiben los errores y omisiones presidenciales y de los integrantes del gobierno federal, situación que les valió ser bautizados como la «prensa fifí», todo por no coincidir con las políticas y conceptos del nuevo gobierno federal y sus funcionarios.

Recientemente, en una de sus conferencias de prensa, el presidente López Obrador sostuvo una discusión con el periodista Arturo Rodríguez, que vivió en Coahuila y que hoy es colaborador en la Ciudad de México de la revista Proceso.

El presidente reclamó que la revista Proceso no apoya su movimiento y que «no se portó bien con nosotros», además añadió como arenga y reto: «Estamos buscando la transformación y todos los buenos periodistas de la historia siempre han apostado a las transformaciones».

La declaración es una explícita sentencia sobre la postura del presidente: el o la que no coincida con su movimiento, y, por el contrario, genere críticas y señalamientos, no está de su lado y por lo tanto está equivocado: postura que sin duda genera un alto riesgo para su propio beneficio y el del país.

El presidente puede y tiene la alternativa de convencer a sus detractores, dentro y fuera de los medios de comunicación, con hechos y resultados respecto a sus políticas y estrategias, que más allá de ser correctas en el discurso, deben ser efectivas en el corto, mediano y largo plazo para los ciudadanos que hoy gobierna.

El mismo López Obrador convocó en su discurso de inicio de gestión, incluso antes de ser investido como presidente de México, que su objetivo no era dividir y sí unir y convocó a sumar esfuerzos para mejorar al país, pero al parecer la buena intención terminó cuando surgieron las críticas y señalamientos sobre errores, omisiones y falta de capacidad desde el punto de vista no de detractores sino de quienes estudian y analizan los impactos de las nuevas políticas y estrategias de gobernación.

Hoy la ausencia política de la oposición coloca a periodistas y comunicadores, líderes empresariales e incluso artistas como el único contrapeso de las acciones y declaraciones presidenciales y de su administración.

Pero al final del día, en el marco de la estrategia de posicionamiento político-electoral, la figura presidencial arriesga de más, y sin necesidad, el único bastión de referencia ciudadana con el partido que representa y se desgasta por sí solo.

Ya algunos de los integrantes de Morena discreparon con las decisiones centrales y muestra de ello son las últimas renuncia de unos de los funcionarios pilares de una administración federal y los dichos y declaraciones de personajes importantes en el Senado y la Cámara de Diputados, los que generan una oposición interna que incomoda al presidente.

Hoy la propia oposición presidencial y del proyecto político de Andrés Manuel López Obrador es él mismo y la división de su equipo de trabajo, por eso tal vez PRI y PAN no se ocupan ni se preocupan por reorganizarse y sobre todo volver a posicionarse.

Al final, los resultados serán negativos para los ciudadanos, los partidos y quienes hoy gobiernan, situación que abre la puerta nuevamente para una figura independiente que sea capaz de construir y sobre todo unir.

 
Otras publicaciones
IMSS: enfermo terminal del COVID-19 en tiempos de la Cuarta «T»
«Resistir en Unidad» vs. Cuarta Transformación
Crisis de informacion del COVID-19…
Covid-19: Crisis hospitalaria y crisis…
COVID-19: cultura y redención…
Macuspana: el enojo presidencial; ¿culpables?...
Las puntadas de la gobernanza…
Avión presidencial: chunga nacional…
Colegio Cervantes: tragedia y violencia extrema
Elecciones Coahuila 2020: laboratorio nacional…
El presidente, la 4T y las elecciones: novela de suspenso
Villa Unión: inseguridad y respuestas
Suicidios vs. muertes violentas
Segundo capítulo trágico y oscuro en historia moderna…
Culiacán: ¿inicio de la época oscura?
Morena, de antaño paternalismo…
China: encuentros cercanos…
Presidencialismo presupuestal 2020: ¿Estados Unidos Mexicanos?
Primer informe de gobierno federal: «sin novedad»
Mujeres: marcha, violencia y gobierno
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2020. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba