Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Gobierno Sociedad Política Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 619
  La mañanera y la salud
 
Ignacio Espinosa Solís
Sitio Web: www.kiskesabe.com
   
  Hace ya muchas lunas —más de 40 años— durante mi residencia en el gran Centro Médico Nacional del IMSS —hoy Hospital Siglo XXI—, de 1972 a 1974 nacieron mis dos primeros vástagos. Los pediatras de esa época y todo el sistema de salud recomendaban alimentar a los recién nacidos con leche Nestlé en polvo en lugar de la natural leche materna, y mucho menos la «leche entera de vacas contentas». ¡Fúchila! Decían los expertos y afamados pediatras como el Dr. Jesús Kumate, que luego llegó a ser secretario de salud. Argumentaban que la leche en polvo es más sana e higiénica, sin riesgo de trasmitir enfermedades infecciosas como la tuberculosis, la fiebre de malta y otras menos frecuentes. Personalmente, mis colegas en ese hospital me proporcionaban los botes de leche en polvo Nestlé para mis hijos; 10, 15 botes, los que yo quisiera, y los aceptaba no porque estuviese acorde con esa abominable afirmación de que era la mejor leche, sino porque el miserable salario de residente con jornadas corridas de 36 horas con una noche de descanso, apenas sí me alcanzaba para subsistir con mi familia.

Esa leche en polvo la consumíamos entre mi esposa y yo, era nuestra «principal fuente de proteínas». Mis hijos se criaron con leche materna. Y en el hospital de aquí de Poza Rica nació mi tercera hija en los ochentas, y los pediatras me proporcionaban la leche en polvo que, «por decreto», era la mejor. Yo tenía entrego de leche bronca allá rumbo a Cazones, kilómetro 46. Faltaba más.

Hace algunos años, ¡Eureka!, un nuevo descubrimiento de los expertos investigadores médicos nutriólogos y pediatras, cambió lo anterior: descubrieron que la leche materna es mejor que la leche en polvo y que «la leche entera de vacas contentas». Desconozco si alguien recibió el premio Nobel en medicina por este descubrimiento.

Ya he comentado lo anterior en otras entregas, pero lo reitero porque, en la mañanera del 2 de Julio de 2019, un premio nacional de periodismo hizo la siguiente pregunta:

Pregunta: «Soy Miguel Reyes Razo. Trabajo para Organización Editorial Mexicana, El Sol de México, señor presidente. Me preocupan los niños, sobre los que usted refirió preocupación tempranamente en su discurso de ayer por la tarde. En el caso de esta niñez que heredará o será portavoz, es simiente de la Cuarta Transformación. ¿Cómo hacerlo con su salud? Un médico mexicano oaxaqueño, de Nochixtlán, llamado Miguel Cruz López, que desde niño le decía a su madre: “péiname como don Benito”, vino a México a estudiar y luego fue a Cincinnati a graduarse, y se hizo discípulo del doctor Kumate, que hace poco, este año, desapareció.

«Ha trabajado con los niños en sus edades de 10, 11, 12, hasta la adolescencia o la preadolescencia. Los hay obesos, hipertensos, diabéticos gravemente y con una pésima dieta por una ingestión indebida de azúcares, de refrescos, etcétera; enfermos los niños en el Estado de México, niños del estado de Morelos y niños del Distrito Federal.

«¿Qué hacer entonces, señor presidente, en esta preocupación por transformar radicalmente y en especial la niñez en materia de salud? ¿Qué cruzada? ¿Qué hacer en paralelo con la educación?»

Presidente Andrés Manuel López Obrador: «Primero, decir que es un honor que esté aquí señor Miguel Reyes Razo, uno de los mejores periodistas de los últimos tiempos en nuestro país.

«Sí es un tema importante todo lo relacionado con la salud. Ayer hablé de eso. Podría decir que es una asignatura pendiente y no hemos podido atender bien el problema de la salud, y por eso desde este fin de semana inicio una gira por todos los hospitales del sistema de atención a población abierta del Seguro Social.

«Entonces, me voy a reunir en los 80 hospitales que hay con todo el personal médico, auxiliares, enfermeras, médicos, trabajadores de la salud, porque queremos iniciar el fortalecimiento del sector salud. Ya se creó el Instituto de Salud para el Bienestar, que es el que queremos que atienda a la población abierta que no tiene seguridad social, que es más de la mitad de la población del país, que no está en el Seguro, que no está en el ISSTE. Este es el nuevo sistema».

Hasta aquí la pregunta mañanera. Los niños obesos, son producto del criminal cambio en usos y costumbres alimenticias. La poderosa industria farmacéutica alimentaria, entre la que se cuenta la Nestlé, ha hecho creer a tirios y troyanos que, por ejemplo, la leche entera, la carne y manteca de puerco, son nocivos para la salud. La Nestlé nos compra a los productores del campo, la leche de vaca «en corral» a cinco pesos por litro, la industrializa y la vende en polvo, en mantequilla, en queso crema, a 40 o 50 pesos. Y lo más grave, la misma industria nos sigue conquistando y nos impone consumir sus, ¿alimentos?, chatarra a precios de oro. Un ejidatario, allá en el rancho grande, vende dos litros de leche a la Nestlé, para comprar un litro de Coca Cola o de «caguama». En las escuelas los maestros recomiendan en las aulas que los estudiantes ingieran frutas, verduras... naturales, y en el recreo les venden alimentos chatarra.

Ni duda, esto es parte del neoliberalismo salvaje en la salud.

¿Logrará la 4T revertir los daños de la conquista alimentaria, probablemente peor que la conquista española? Esperemos que sí. Durante la conquista se masacró fast track —vía súper rápida— y a mínimo costo a los mexicas, tlaxcaltecas y demás. Hoy, matan lentamente a nuestros niños y a un costo grandísimo. A mi me parece que «staca brown», porque hay que reeducar al sistema de salud, reeducar al gremio médico y reeducar a la sociedad, y no solo visitar, construir o reparar hospitales. Hagamos lo posible por revertir esta moderna conquista. Cada quien en su trinchera.

Y, ojo, la mejor leche es la de vacas contentas. Y si quiere vivir sano, coma marrano, es la carne más completa.

 
Otras publicaciones
Periodismo médico
Desventajas de la especialización médica
Desventajas de la especialización médica
¿Le conviene un médico internista?
¿Qué es la medicina interna?
Macario y la microeconomía
Los de abajo
Laparoscopía difícil de vesícula
Dilema: cirugías necesarias o innecesarias
Extirpaciones de vesícula y apéndice innecesarias
Huachicol en diabetes
Huachicol en leucemia
¿Huachicol en leucemia?
¿Huachicol en leucemia?
¿Huachicoleo en diálisis?
¿Huachicoleo en diálisis?
Dializar a tiempo
Reversión en cáncer de próstata
Reversión médica
Lo médico incorrecto 2
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba