Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Reportaje Seguridad Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 618
  El peso de las elecciones intermedias
 
Francisco Aguirre Perales
Twitter: @aguirreperalesf
   
  El peso de las elecciones intermedias en Coahuila es sumamente importante, pues es en ellas donde el pueblo cobra facturas después de analizar lo andado por la administración estatal, y que sirve de base para otorgarle la calificación de desempeño que será referente en el momento que el elector llegue a las urnas y decida si otorga el voto al candidato que propone el partido en el poder.

Esa será la prueba importante que enfrente el Ejecutivo estatal y el partido que lo postuló, pues deberá demostrar el trabajo desempeñado en Coahuila como tal y los beneficios que han recaído en los ciudadanos que serán los jueces que califiquen al régimen; es decir, que en gran parte de las victorias que obtenga el PRI serán arrastradas por la labor oficial del gobierno.

Coahuila transita por caminos con vientos esperanzadores, haciendo a un lado el clima de antagonismos que era el pan cotidiano y cuya degustación dañó algunos de sus órganos produciendo lentamente su aversión hasta el fin de su periodo.

Esta parte del tiempo que le corresponde al gobierno riquelmista va siendo empatada con el Plan Estatal de Desarrollo, lo que significa que lleva un orden en la construcción de la estructura del citado documento, y que sirve de base para avanzar por vías que van dejando a su paso beneficios, lo que deriva en mejor calidad de vida, pues las estadísticas hablan de disminución delincuencial.

Todo eso ayudará a que el partido político en el poder en Coahuila se robustezca y pueda dar la pelea en la elección siguiente, para conformar del Poder Legislativo con tintes de victoria. Sin embargo, no hay que confiarse; recuérdese que no hay enemigo pequeño, pues los rivales también adoptarán estrategias que mediante tácticas disputen las curules dispuestas en el Palacio del Congreso.

Además de la actividad política administrativa que desarrolle el gobierno del estado, que ayudará sin duda al triunfo electoral, se deberá penetrar en las entrañas, pues existen miembros del partido que han contribuido a su lenta agonía, tras haber incurrido en hechos de corrupción, provocando que la ciudadanía les rehúya hasta dejarlo en artículo mortis y apoyen a otros candidatos de otros partidos políticos.

¿Qué tiene que hacer el Partido Revolucionario Institucional para demostrar que ahora sí será un partido que realmente le responda a la sociedad en forma democrática y tome en cuenta su opinión en cuanto a la propuesta de candidatos?

Primero se requiere que sea un partido cohesionado, unido, sin revanchismos internos que lo fracturen y, en cambio, que tengan convicciones comunes.

Luego, contar con un gobierno constituido por elementos salidos del mismo partido y que trabaje denodadamente por el bien de la ciudadanía, proveyéndolo de beneficios en todos los renglones de la actividad humana, haciéndole más llevadera su existencia dentro de la comunidad.

Por supuesto, escoger personas de la sociedad y el mismo partido que estén académicamente preparados y con una buena dosis del conocimiento legislativo que puedan ser avalados por los electores una vez que se demuestre su aceptación e idoneidad para el cargo.

El Poder Legislativo debe tener un carácter meramente técnico que demuestre realmente que es un contrapeso de los otros poderes, y que la cercanía con el Ejecutivo del estado sea lo que el respeto y la independencia demanden, a fin de que cada titular de los poderes marchen por el trayecto estipulado en la Constitución local, y evitar que el líder congresista sea un elemento con funciones de compañía del gobernador, como actualmente sucede, pues los bandos están estrictamente bien definido, lo que no da lugar a la atracción más que en los eventos que legalmente deben presidirse conjuntamente.

Denle el decoro que esa institución debe tener, pues es el órgano que otorga la normatividad que rige a la ciudadanía y que debe procurarla fuera de toda politiquería chabacana y sin intereses mezquinos.

La población coahuilense exige que se juegue democráticamente, que ya no le mientan simulando que las elecciones se llevan con pulcritud, pues la respuesta puede ser adversa.

Se lo digo en serio.

 
Otras publicaciones
El alcalde de Torreón
El imperio de la sangre
Lo visceral de monseñor Vera
Movimientos para la carrera gubernamental
La deuda que frena a Coahuila
Verdad absoluta
La inmortal ópera y la maestra Beba Rodríguez
El principio de Peter del alcalde de Torreón
El juego que todos jugamos
Perfiles políticos
Candidatos potenciales a las presidencias municipales
PRI, PAN y la ansiedad
Rescatar la presidencia de Torreón
Camino a palacio
El progreso de la Región Sureste de Coahuila
El obispo de Saltillo y la LGBT
Opacidad, deshonestidad y Estado de derecho
Los cambios gubernamentales y la democracia
Respeto al origen de nuestra ciudad
El perdón a los saqueadores
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba