Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Migración Reportaje Política Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 614
  Huachicol en leucemia
 
Ignacio Espinosa Solís
Sitio Web: www.kiskesabe.com
   
  Parte III

La medicina debe ejercerse con una buena dosis de humanismo y de respeto a los pacientes, en no pocas ocasiones les fallamos en estos rubros. Trabajamos además dentro de un contexto lleno de imprecisiones, por lo que debemos siempre combinar y armonizar evidencias teóricas y nuestra experiencia individual, experiencia que no necesariamente depende de la cantidad de años de ejercicio profesional ni de la cantidad de enfermos que hemos atendido, sino de la forma en que hemos estudiado a cada uno de los cientos o miles de pacientes y de la forma en que hemos resuelto los problemas que nos han planteado, es decir, de una balanza bien equilibrada entre nuestros éxitos y nuestros fracasos, debiendo predominar, obviamente, los primeros, los éxitos.

Y nadie más ideal para enjuiciar y utilizar esa balanza que los enfermos que hemos atendido, no nuestras, en ocasiones, presuntuosas y protagónicas exhibiciones y afirmaciones de perfección casi divina de nuestro quehacer médico.

En las dos entregas previas expuse parcialmente algunos casos clínicos de leucemia, propios de mi experiencia. En esta ocasión, anexo un enlace y comentarios específicos de algunos lineamientos prácticos relacionados con las evidencias en leucemia, del Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU., con el fin de orientar al público y de ninguna manera es mi intención modificar o imponer criterios de especialistas en la materia que seguramente saben mucho más que yo, como estudiante eterno medicina.

www.cáncer.gov

(https://www.cancer.gov/espanol/tipos/leucemia/pro/tratamiento-lmc-pdq#_19)

Un texto de este artículo dice claramente: «La mediana de edad en los pacientes con leucemia mielocítica crónica es de 67 años. Mientras que la mediana de la supervivencia era de cuatro a seis años, con el advenimiento de los tratamientos orales nuevos (nilotinib y dasatinib), se espera que la mediana de supervivencia se acerque a la esperanza de vida normal en la mayoría de los pacientes, aunque es demasiado pronto para aseverar esto de forma definitiva».

No obstante lo anterior, continuando con la relación de hechos de la entrega anterior, relacionado con el paciente con leucemia mieloide crónica que acudió a su cuarta cita a la especialidad de hematología, bien controlado con hidroxiurea, y después intoxicado con nilotinib, la especialista de marras, le aseguró al paciente que de seguir tomando hidroxiurea tendría serias consecuencias tóxicas y que si no cumplía con tomar dasatinib (semejante a nilotinib), irremediablemente moriría, contraviniendo los reportes de los resultados de ese tratamiento en que todavia es demasiado pronto para aseverar lo anterior en forma definitiva, prescribiendo seis tratamientos adicionales de 67 mil pesos cada uno, a pesar de que el enfermo le dice que no lo está tomando. ¿Hay en el fondo conflicto de interés comercial entre la hematóloga y la representante de laboratorio?

Además, en el mismo enlace previo, se aclara textualmente sobre la leucemia lo siguiente: «El tratamiento óptimo de primera línea para pacientes con leucemia mielógena crónica en estado crónico es polemico y tema de investigación clínica activa, pero implica inhibidores específicos de la tirosina cinasa (nilotinib y dasatinib)». ¿Un especialista en hematología despreciando estos puntos de vista controversiales?

Y todavía hay más en ese enlace donde se afirma que: «La hidroxiurea es superior al busulfano (un fármaco más antiguo y barato) en la fase crónica de la leucemia mieloide crónica, con una supervivencia promedio bastante más larga y mucho menos efectos adversos graves. Cuando el recuento de glóbulos blancos cae por debajo de 20 mil leucos, la hidroxiurea se reduce con frecuencia y se ajusta la dosis para mantener un recuento de glóbulos blancos entre 5 mil y 20 mil. En estos momentos, la hidroxiurea se utiliza primariamente para estabilizar al paciente con aumento de leucocitos o como terapia paliativa para aquellos pacientes que no responden a otra terapia».

Con lo anterior recordemos que el enfermo en cuestión bajo «supervisión» de especialista con la hidroxiurea permitió que los glóbulos blancos descendieran peligrosamente a 10 mil, porque no se redujo la dosis inicial y lo peor, con esta cifra normal de leucocitos, se indicó el nuevo medicamento (nilotinib) con el que los glóbulos blancos bajaron peligrosamente a mil quinientos y las plaquetas a menos de 30 mil, poniendo en peligro la vida y esta especialista se atreve a afirmar que la urea es peligrosa y que solo el nilotinib y el dasatinib, (medicamentos semejantes en sus acciones) son los ideales para el caso.

Recordemos que la hidroxiurea cuesta dos mil pesos y el dasatinib 67 mil pesos. ¿Conflicto de interés en leucemia, eufemismo de huachicoleo?

Vivimos una época en la que el ejercicio de la medicina parece que está resquebrajada peligrosamente en el sustento de primero no dañar, crisis en los valores humanísticos de la profesión médica. Me es sumamente penoso, decir lo anterior, pero decir la verdad, es esencia de un periodismo ético, al servicio de la sociedad.

 
Otras publicaciones
Los de abajo
La mañanera y la salud
Laparoscopía difícil de vesícula
Dilema: cirugías necesarias o innecesarias
Extirpaciones de vesícula y apéndice innecesarias
Huachicol en diabetes
¿Huachicol en leucemia?
¿Huachicol en leucemia?
¿Huachicoleo en diálisis?
¿Huachicoleo en diálisis?
Dializar a tiempo
Reversión en cáncer de próstata
Reversión médica
Lo médico incorrecto 2
Lo médico incorrecto
La medicina en México ante la cuarta transformación
La medicina está enferma
Médicos vs pacientes
Medicina narrativa 2
Medicina narrativa (1)
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba