Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Migración Reportaje Política Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 612
  ¿Huachicol en leucemia?
 
Ignacio Espinosa Solís
Sitio Web: www.kiskesabe.com
   
  La leucemia es una enfermedad extrema, es un tipo de cáncer de la sangre que comienza en la médula ósea, el tejido blando que se encuentra en el centro de los huesos, donde se forman las células sanguíneas. El término leucemia significa sangre blanca. Los glóbulos blancos (leucocitos) son normalmente producidos en la médula ósea y el cuerpo los utiliza para combatir infecciones y otras sustancias extrañas.

Este cáncer de la sangre lleva a un aumento incontrolable de la cantidad de glóbulos blancos anormales. Las células cancerosas impiden que se produzcan glóbulos rojos, plaquetas y glóbulos blancos maduros (leucocitos) saludables y eficientes. Entonces se pueden presentar síntomas potencialmente mortales a medida que disminuyen las células sanguíneas normales. Las células cancerosas se pueden propagar al torrente sanguíneo y a los ganglios linfáticos. También pueden viajar al cerebro y a la médula espinal (el sistema nervioso central) y otras partes del cuerpo.

La leucemia puede afectar a niños y adultos. Las leucemias se dividen en dos tipos principales: agudas y crónicas.

Las agudas progresan rápidamente, son extremadamente peligrosas a corto plazo; más frecuente en niños y jóvenes, con una sobrevida de unos seis meses aproximadamente, sobrevida mala en calidad, con o sin medidas heroicas excelentes y bien administradas.

Corría el año 1971, yo era un novato haciendo mi año de internado; me correspondió la penosa tarea de diagnosticarle clínicamente, leucemia mieloblástica aguda a un niño de 11 años de edad. Este diagnóstico se confirmó con biopsia de médula ósea en el Hospital Infantil de México, en donde los hematólogos de ese hospital con bastante objetividad me informaron del pronóstico fatal a corto plazo aún con la quimioterapia de aquellos tiempos. Optamos, a petición del enfermo y en reunión familiar, dejar que la naturaleza siguiera su curso sin el tratamiento. Murió antes de los seis meses. Este paciente era mi sobrino.

Es mucho, muy doloroso, después de estudiar una carrera de medicina tan larga, vivir la impotencia de no poder hacer gran cosa por un ser querido. Pero otra experiencia semejante, aliviaría un tanto esta frustración y me ubicaría con más claridad en las limitaciones naturales y en la verdadera y objetiva realidad y responsabilidad del ser médico.

Una década después, siendo un poco menos novato, clínicamente también me correspondió diagnosticarle leucemia mieloblástica aguda, por medio de una muestra de sangre, a un paciente y amigo de 36 años de edad. En los mejores centros hospitalarios de México y de Houston le confirmaron ese diagnóstico con el correspondiente pronóstico fatal a corto plazo. Con todos los adelantos de aquella época y la quimioterapia de esos tiempos, y con todas las medidas extremas que se aplicaron razonablemente, el pronóstico fatal se cumplió, antes de los seis meses.

Por otra parte, la leucemia crónica, más frecuente en adultos, evoluciona lentamente, también con pronóstico tenebroso aunque a mayor plazo, tres o cuatro años de sobrevida, el tratamiento quimio terapéutico en general es menos agresivo y es menor el sufrimiento.

Por el año 1975, a una mujer de 80 años de edad, en una biometría hemática le encontré 95 mil leucocitos en sangre (normal no más de 10 mil). Por la edad se sospechó leucemia mieloide crónica. En hematología de un hospital público se confirmó el diagnóstico con una biopsia de médula ósea. En aquel tiempo se indicó tratamiento con busulfán (500 pesos) quimioterapia única que bloquea la formación de glóbulos blancos en la médula ósea. Sin vigilancia estricta hay riesgo de provocar disminuciones peligrosas de esas células con peligro de muerte por septicemia, hemorragia por baja de plaquetas y anemia por disminución de glóbulos rojos. Me responsabilizaron para vigilar su evolución en coordinación con hematología. Sobrevivió tres años y medio con buena calidad de vida, allá en mi aislado pueblo, su leucemia ya no respondió al tratamiento. La paciente era mi tía.

Semejante al caso anterior, hace unos tres años, una mujer de 60 años de edad, con 150 mil leucocitos, también le dije que podría ser leucemia mieloide crónica, confirmaron el diagnóstico con biopsia de médula ósea, le indicaron hidroxiurea (mil 700 pesos), semejante al busulfán en sus efectos benéficos y tóxicos, se controló su leucemia, al mes le encontraron 8 mil leucocitos, ya normales. Me informó que le harían estudios especiales de sangre para valorar si era necesario un nuevo medicamento que costaría ¡20 mil pesos!, y que esos estudios serían enviados a México y a USA, para verificar si le prescribían ese medicamento. Tenga cuidado, le dije, puede ser utilizada como conejillo de indias (les dicen estudios de ensayo cuando se prueban nuevos medicamentos). Si su leucemia está controlada con ese hidroxiurea, no hay porque cambiarlo por otro, a menos que se haga resistente al que le esta funcionando. No tomó en cuenta esta orientación, deslumbrada por el especialista con las modernas pruebas, y unas cuatro semanas de haberle empezado el nuevo medicamento de 20 mil pesos (la hidroxiurea costaba mil 700 pesos), me informaron que había muerto. No sobrevivió ni tres meses.

Deduje que el nuevo medicamento fue la causa de la muerte. Esta deducción fue para mi mismo. También me pregunté a mi mismo ¿No estarás ya viejo Kiskesabe y desactualizado, como seguramente pensó en vida esta paciente? Pero, actualmente estoy supervisando otro caso clínico muy semejante, que casi confirma este tenebroso supuesto… Me refiero a la causa de la muerte de la paciente (el medicamento), no a mi anquilosante vejentud… Muy comprometedor y complejo será narrar el siguiente episodio…

 
Otras publicaciones
Los de abajo
La mañanera y la salud
Laparoscopía difícil de vesícula
Dilema: cirugías necesarias o innecesarias
Extirpaciones de vesícula y apéndice innecesarias
Huachicol en diabetes
Huachicol en leucemia
¿Huachicol en leucemia?
¿Huachicoleo en diálisis?
¿Huachicoleo en diálisis?
Dializar a tiempo
Reversión en cáncer de próstata
Reversión médica
Lo médico incorrecto 2
Lo médico incorrecto
La medicina en México ante la cuarta transformación
La medicina está enferma
Médicos vs pacientes
Medicina narrativa 2
Medicina narrativa (1)
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba