Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Estado Economía Política Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 610
  La disculpa pública
 
Rosa Esther Beltrán
   
  Aquella noche terrible, Jorge Antonio Mercado Alonso, estudiante de maestría y su amigo Javier Francisco Arredondo Verdugo, estudiante de doctorado, salieron confiados y alegres de las bibliotecas del Tec de Monterrey, eran alumnos de posgrado becados por excelencia académica en la Escuela de Ingeniería. Eran ex alumnos del Tec de Saltillo.

En el enfrentamiento entre Zetas y militares, Jorge Antonio y Javier Francisco fueron atrapados en el fuego cruzado feneciendo por los impactos de bala. Las autoridades judiciales informaron que los difuntos eran sicarios y nadie lo dudó, ya que en sus cuerpos fueron encontradas armas largas, aunque el rector Rafael Rangel Sostmann admitió que se habían equivocado al rechazar inicialmente que ellos fueran estudiantes.

Los directivos del ITESM «fueron fríos, omisos y timoratos; demoraron más de un día en aclarar la acusación que se hacía de los estudiantes masacrados y nada hicieron para reivindicar a los jóvenes ni presionaron a las autoridades para obtener la verdad sobre los dos homicidios».

El entonces presidente de la República, Felipe Calderón se comprometió a que las muertes de los estudiantes serían esclarecidas, mas no fue así. La Comisión Nacional de Derechos Humanos hizo una recomendación (45/2010).

En un hecho que no tiene precedentes, un hito fundamental, el gobierno federal y las autoridades del ITESM ofrecieron una disculpa pública y con ella se desmiente la versión que dieron las fuerzas militares de que eran sicarios y no estudiantes. Los padres de Jorge Antonio y de Javier Francisco lucharon durante los nueve años para reivindicar la imagen y el honor de sus hijos buscando que la verdad se conozca e impere la justicia; gracias a su tenacidad y firmeza lograron el compromiso de que se combata la impunidad y se establezcan condiciones para un Estado de derecho sólido para que haya paz y reconciliación para así potenciar a la juventud. En el reconocimiento a los estudiantes el ITESM presentó una remembranza de la trayectoria de su vida en las instituciones educativas.

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación subrayó los obstáculos y violaciones que las autoridades federales, militares y estatales impusieron para conocer la verdad y justificar el uso arbitrario de la fuerza, se violó, dijo, el principio de de seguridad jurídica por la indebida preservación de las evidencias y la manipulación del lugar de los hechos, lo que implicó la revictimización de los padres de los estudiantes a causa de la falta de voluntad de esas autoridades.

Ahora, enfatizó Sánchez Cordero con este gobierno federal la defensa y la promoción de los derechos humanos es una prioridad, por lo que se debe garantizar el derecho a la memoria, a la verdad y a la justicia, así como hacer efectiva la reparación del daño a las víctimas, además hizo un reconocimiento de la lucha de los padres para reivindicar el honor de sus hijos y a nombre del Estado mexicano ofreció una disculpa pública por la violación a sus derechos, por el uso excesivo de la fuerza, el daño a la imagen, al honor de sus hijos y por la alteración de la escena de los hechos.

En su intervención, Rosa Elvia Mercado Alonso recalcó las falsas promesas que les hicieron las anteriores autoridades federales y estatales; fueron seis los militares involucrados, tres están detenidos y procesados como presuntos homicidas, dos son prófugos y uno desaparecido.

Así, en la reconstrucción de la Nación, la justicia va adquiriendo rostro, fuera el encubrimiento, la manipulación y el desvío de la realidad, el camino es largo, pero ya empezamos. Nuestro reconocimiento y solidaridad con estas valientes familias.

Y en Coahuila, los crímenes de lesa humanidad, ¿cuándo?, como bien dice el delegado federal Reyes Flores, la Fiscalía General de la República debe indagar sobre las tragedias ocurridas en Coahuila, Allende, Piedras Negras, desapariciones forzadas, fosas clandestinas, megadeuda, etcétera.

Frente a la cuarta Revolución Industrial

El Foro Económico Mundial (FEM) denomina la serie de adelantos tecnológicos e industriales que está experimentando el mundo como la Cuarta Revolución Industrial, la cual está trayendo cambios inusitados que la historia humana no había conocido.

La humanidad está viviendo en una etapa de transición, de la 3ª Revolución Industrial hacia la 4ª, que plantea formidables transformaciones para la humanidad en cómo vivimos, trabajamos y consumimos, hay cambios disruptivos que impactarán de inmediato y se prevé que modificarán las formas de relacionarnos con el mundo a través de la inteligencia artificial, la robotización y el Big data, los que arrojan la certeza de que la humanidad tendrá que ajustarse a los nuevos cambios científicos y tecnológicos, y además a los que tendrán implicaciones multidimensionales que también implicarán la reconfiguración de los sistemas políticos, económicos y sociales, y no escaparán de ponerse a prueba los límites éticos y morales con esta 4ª revolución industrial, lo que es fuerte y en alguna medida impredecible.

Estamos plenamente insertos en la sociedad de la información que desarrollan y trabajan sistemáticamente los expertos y futuristas del mundo y con gran rapidez en la conciencia de sus implicaciones, con un aceleramiento integral en todas las actividades tecnológicas que trae insertas. La vida cotidiana se ha vuelto el eje de estos cambios tecnológicos que facilitan el que podamos ser más productivos, autorrealizarnos y construir nuevos horizontes colectivos ya que a pesar de nuestro asombro, más de un 50% de las actividades que cotidianamente realizamos podrá hacerlas una máquina.

Los líderes del FEM establecen las etapas de las revoluciones industriales, la primera utilizó el agua y vapor para mecanizar la producción, la 2ª se valió de la energía eléctrica para crear producción en masa nutrida por el petróleo, la 3ª utilizó la electrónica y la revolución digital que se viene produciendo desde casi mediados del siglo XX y comprende una fusión de tecnologías; la 4ª revolución industrial la de la tecnología de la información que va tomando posición a escala global, ésta se basa en fuentes limpias y renovables de aire y sol.

La tecnología de la 4ª revolución industrial es la de los sistemas ciber físicos que dan inteligencia a las máquinas. El mundo vertical del siglo XXI está siendo sacudido por la democratización de la energía y la de la información, que impactará la reorganización de las relaciones socioeconómicas y políticas.

Es una nueva era colaborativa de los cambios tecnológicos y políticos que anuncian la transformación en los sistemas de gestión, creación y consumo y lo más importante, el estado de ánimo de la vida democrática.

Por otra parte, con esta 4ª era de industrialización los expertos anuncian también cambios en los sistemas de gobernanza política, se advierte la sustitución del poder político vertical por uno distributivo y colaborativo en donde el poder de la información y decisión no atenderá a sistema centralizados sino que el poder tenderá a ser redistribuido.

La velocidad, la sincronía y la combinación de las tecnologías son los motores de la 4ª Revolución Industrial que produce efectos dispares y asimétricos; los gobiernos del primer mundo ponen como ejes del debate, analizar la nueva gobernanza política poniendo al frente los empleos del futuro, el crecimiento demográfico, el remplazo tecnológico y el fin de la era de la carbonización de las economías.

 
Otras publicaciones
Consternación
¿Es catastrofismo o realismo?
Que hable la desigualdad
¡En legítima defensa!
Son nuestro orgullo
Persecución y acoso
Grupo México, impunidad ambiental
La revolución pacífica
Luz y sombras
Sendero sinuoso
La crisis de la biodiversidad
La esperada visita
Afores, otra forma de despojo
Gratitud por una lucha sin tregua
Don Raúl Vera
Por la renovación del INmujeres
Un suicidio lento
Ganadores y perdedores*
La ética y la credibilidad
El quehacer de un diputado
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba