Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Migración Reportaje Política Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 610
  El talento no entiende de discapacidades
 
Sergio Arévalo
   
  De niño crecí en un Centro de Atención Múltiple mejor conocido como CAM, allí entre otras cosas, se da atención a niños discapacitados, allí conocí a Carlos, Lupita, Jorge, niños que jugaban conmigo entre clase y clase. Personas que yo veía que tenían «ciertos detalles» que no eran iguales, pero que no les impedía reír, bromear, aprender y sorprenderse de lo que veían en clase día a día.

Después entré a un grupo llamado «Integración» dirigido por Natividad Molina, maestro de Artes Plásticas que trabajaba con niños con y sin discapacidad en búsqueda de una integración y verlos como un igual. Además de presentar ante el público obras de teatro en donde se hacía reflexión sobre los valores, la igualdad además de la discriminación.

No hace mucho el niño y niña con discapacidad era el secreto familiar, el pariente incomodo, ese familiar del cual no se hablaba o que hasta en ocasiones encerraban en el cuarto para que nadie lo viera o en casos más críticos en jaulas por tacharlos de animales o personas malditas,, la ignorancia ha sido cómplice de tal acción. Los medios de comunicación y en parte el proyecto Teleton y las lágrimas de Lucero ayudaron a concientizar sobre tratarnos como iguales y conociendo historias de vida que bien pudieran estar montadas pero son punta de lanza para la reflexión.

En diciembre de 2011 se eligió al 21 de marzo para conmemorar oficialmente el Día Mundial del Síndrome de Down, una fecha que sirve para aumentar la conciencia pública sobre esta condición y recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con esta discapacidad intelectual, por lo cual se invita a las personas usar calcetas diferentes haciendo referencia a los cromosomas una acción posiblemente sencilla y lúdica pero que nos invita a tener en la agenda del día que hay personas diferentes pero no por ello son menos o más.

La ONU calcula que la incidencia del síndrome de Down a nivel mundial se sitúa entre uno de cada mil y uno de cada mil 100 recién nacidos. A principios del siglo XX, se esperaba que quienes lo tenían vivieran menos de 10 años; ahora, cerca de 80% de los adultos con el síndrome superan los 50 años.

Naty Molina nos dio una lección. El en el teatro vio una herramienta de inclusión y educación. La versatilidad de las artes es apoyo y recurso valioso para los procesos de enseñanza-aprendizaje, con los años se ha constituido como una fortaleza, una herramienta, que no solo es capaz de adaptarse a cualquier temática y abordar cualquier área, sino que entre muchas de sus cualidades da cabida a que las experiencias de inclusión sean muchísimo más efectivas y contundentes.

Existen ya hasta documentales como el caso de Los Niños que muestra la ironía bajo la cual la directora chilena Maite Alberdi presenta a un grupo de adultos. Su película es un regalo: un acceso a la intimidad del día a día en una escuela para gente con síndrome de Down.

Otro ejemplo de película que nos invita a la reflexión de la inclusión podría ser Me llaman Radio, una película basada en hechos reales, cuenta la historia de un entrenador de futbol americano y de un joven que posee una discapacidad a nivel intelectual el cual abandono la escuela. Y si quieren entrarle al tema poco a poco podemos empezar con “Buscando a Nemo, ¿quién no ha visto la película del pequeño pez payaso que posee una discapacidad por una de sus aletas? Es una buena opción de película para educar a niños por los valores que demuestra, como: la familia, el esfuerzo y las discapacidades no son impedimento para ser felices.

Podremos decir que ya hay fechas para todo, Día de la Felicidad, Día del Amor y la Amistad, Día del Padre, etc. En nosotros está el darle el valor, la reflexión, pero sobre todo la acción que tomemos para cada una de estas fechas, en este caso hacer conciencia que hay personas diferentes pero no por ello dejan de ser nuestros iguales.

 
Otras publicaciones
Arte ¿Para qué?
Gerascofobia
La apuesta de un remake
Háblame de ti
Solteras
¿Desearías volver a empezar?
Llévele llévele, ya llegó la FILC
Spoiler
Adieu
Dumbo
Ganar un Oscar en México
Estrategia
El príncipe azul
¿Realmente queremos conocernos?
De Cuarón para ti
El poder de soñar
Larga vida al ratón
La vida brilla más si pones de tu parte
Bety
El diputado Mayer
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba