Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Gobierno Seguridad Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 608
  Un suicidio lento
 
Rosa Esther Beltrán
   
  Somos la sociedad de las crisis y éstas son oportunidades, también somos la colectividad de la conciencia, la sociedad que despierta para verse, para analizarse y hacerse preguntas, la humanidad vive un proceso de tránsito lento hacia transformaciones que nos pueden llevar hacia el cambio social en algunas áreas, esta no es una afirmación sin fundamento, no, porque algo está pasando, la conciencia es nuestra única esperanza en el momento histórico presente, en que la inconsciencia nos hace crecientemente destructivos.

Recientemente la revista National Geographic publicó un artículo alarmante en el que se analiza el daño causado por la basura plástica que va a los océanos y al medio ambiente en general: «Planeta o plástico», la opción parece amenazante y urgente, veamos.

Presentan las investigaciones de universidades europeas y americanas que han encontrado microplásticos en el 90% de la sal de consumo diario; igualmente, es tal la abundancia de este material en los océanos que las cantidades se calcula que llegan a los 8 millones anuales por lo que ya está presente en el 71% de alimentos como los mariscos, mejillones, almejas, camarones, langostas, pescados y bacalao que van directamente al sistema digestivo, se estima que al menos 170 de especies marinas ingieren restos de plásticos.

Lo que me parece más alarmante es que los investigadores han encontrado micropartículas de plástico que podrían provenir tanto de los envases de ese material como del medio ambiente en general, aunque los estudios en ésta área aún son insuficientes; la universidad de Minnessota analizó muestras, dice el informe, de agua potable de más de 10 países encontrando microfibras de plástico en un 83% de ellas; de ahí surgen preguntas por resolver, en qué medida esas partículas que podrían estar en la escala nanométrica, podrían entrar a las células, trasladar sustancias tóxicas y microorganismos patógenos; se han encontrado esas partículas hasta en heces humanas de al menos 8 personas, ello multiplica las incógnitas.

Las consecuencias de usar los océanos como vertederos —lo que en otro tiempo se creyó inofensivo— ahora comienza a evaluarse e investigarse a profundidad la interdependencia de la vida del planeta y el equilibrio de los mares en cuanto a su papel como reguladores del clima, su biodiversidad, sus corrientes y la cadena alimentaria de la naturaleza en general.

Se presume que la ropa, los embaces de alimentos y la diversidad de productos plásticos que se consumen en la vida cotidiana pueden ser los portadores de las microfibras que también podrían ser aerotrasportadas al parecer en la preparación de los alimentos, aunque falta mucho por investigar.

Es una perogrullada indicar que el plástico está en nuestra vida diaria y nos arrastra hacia un suicidio lento; lo que hace 70 años se vio como el picaporte de entrada para sustituir el vidrio, la madera, las fibras naturales, entre otros materiales, ahora se ha convertido en una plaga, una amenaza para los ecosistemas y la vida humana.

La organización ecologista Greenpeace, con otras organizaciones, ha participado de manera admirable con investigaciones minuciosas para la protección de los océanos. En algunos de sus estudios proponen la contrapublicidad como herramienta para enfrentar a la mercadotecnia y su publicidad la que se apropia de la cultura, los hábitos y lenguajes de la sociedad en general ante consumidores pasivos, acríticos y una minoría aleta, informada y activa que se va incrementando y tomando conciencia de su posición como sujeto y no objeto en el sistema económico y social.

Localmente las campañas contra el consumo de plásticos deben incrementarse, no basta con la eliminación de las bolsas de supermercados.

Alto al despojo

El gobierno de la Cuarta Transformación avanza. La guerra sin tregua en contra del huachicol progresa, lo cual se refleja en la declinación del desabasto de combustibles y la tensión decrece después de la terrible explosión en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo que provocó la muerte de más de 100 personas.

En la operación huachicol AMLO puso en riesgo su capital político como presidente y aún su vida, pero no se detuvo, con arrojo y decisión todo lo puso en juego, en los últimos 30 años ningún presidente se había atrevido a tocar el enorme poder de la delincuencia de cuello blanco que operaba u opera desde el interior de Pemex para limpiarlo.

El voto de confianza que López Obrador recibió el 1 de julio de 2018 se renueva y según datos de algunos medios de comunicación, la reducción para el último día de enero del robo de combustibles en más de un 75% es una prueba de que el operativo funciona, a pesar de los yerros humanos.

Otra prueba del refrendo de la confianza hacia la Presidencia es que en la encuesta de esta semana del periódico, El Financiero más del 80% de los encuestados «aprueba» el trabajo que está haciendo López Obrador y sólo un 13% lo desaprueba (07-02-19).

El periódico citado, sabiendo la afición de AMLO por el beisbol usó los términos de ese deporte preguntando si el presidente lanzó un jonrón o un sencillo, ambas respuestas suman un 67% de aceptación ciudadana o sea, le pegó a la bola.

Conviene enfatizar que en la última encuesta del periódico Reforma, se pregunta, «¿Qué es más importante para reducir la inseguridad pública y la violencia en nuestro país?», el 79% opina que combatir la violencia y la impunidad; en la misma encuesta se inquiere, si con la Guardia Nacional los derechos humanos se respetarán, el 59% opina que sí, y el 34% que estarían en riesgo.

Es increíble que el priista David Penchyna, anterior director de Infonavit se embolsaba mensualmente como sueldo, 745 mil pesos, en cambio, Carlos Martínez del actual gobierno gana 107 mil 500 pesos al mes.

AMLO Presentó el programa «Responsabilidad Compartida», para los beneficiarios del Infonavit, a quienes se les cambiará la medida de sus créditos de salarios mínimos a pesos para facilitar los pagos ya que los créditos son más difíciles de pagar para los trabajadores cuyo salario nominal no crece al mismo ritmo que el saldo total de la cuenta que se actualizaba con el salario mínimo.

Los trabajadores que accedan al programa tendrán beneficios en su saldo total de 55% en promedio y apoyo mensual al pago para que el total del crédito no vuelva a crecer.

Algo que hay que resaltar, es que AMLO determinó que en las estancias infantiles con cuyas protestas demandan el suministro de los apoyos para su funcionamiento, éstos serán proporcionados directamente a los padres de familia, con lo cual se pretende evitar las irregularidades que se presentaban con las burocracias de esas instituciones.

El desastre y la corrupción que el gobierno de AMLO recibió de los gobiernos del Prian son generalizados de ahí que dar viabilidad a la Cuarta Trasformación, requiere cambios inaplazables, y este gobierno los está implementando con prisa y sin pausa.

Posdata

Parece que la exigencia de que el ex gobernador Jorge Torres López sea juzgado en México y no extraditado a los Estados Unidos, se cumplirá, ya que un juez estatal ordenó que no se le conceda extradición, el hecho es de dos filos, palpando la debilidad de la justicia mexicana, aunque por otro lado es el eslabón que podría esclarecer el despojo financiero del que fue objeto Coahuila durante los sexenios del moreirato (Vanguardia, 07-02-19).

 
Otras publicaciones
La esperada visita
Afores, otra forma de despojo
Gratitud por una lucha sin tregua
Don Raúl Vera
La disculpa pública
Por la renovación del INmujeres
Ganadores y perdedores*
La ética y la credibilidad
El quehacer de un diputado
El programa de Salud de la 4T
Si se va, se va todo
Un reconocimiento grande
Carta abierta al presidente electo
El NAIM entre dos cosmovisiones
La represión, corrupción e impunidad
El 68, presente
En la indefensión
Alcalde, calidad de vida, calidad
Consultar lo obvio es necio
La gestión de los regidores
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba