Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Gobierno Reportaje Justicia Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 605
  ¿Realmente queremos conocernos?
 
Sergio Arévalo
   
  Mamá tiene una amiga a la cual me piden que le diga tía, no me nace, no lo creo necesario, pero así lo solicita el matriarcado. Es una mujer que pregunta ¿cómo está? A los cinco segundos pero ella misma se contesta, un personaje digno de una serie situación comedia americana de los noventa.

Ella platica le preguntes o no, que mamá forma parte de sus amigas 24/7 y no se refiere a los OXXOS o un restaurante de comida rápida lista para alimentarte en el momento que tu gustes satisfacer tu necesidad de comer, lo que ella realmente se refiere con ser veinticuatro siete es que es de sus amigas con las que ella sabe que cuenta todos los días a cualquier hora. En esa categoría, ella señala tener cinco amigas y las tiene en un grupo de WhatsApp, entre ellas la mayoría no se conocen, pero saben de su existencia gracias a este grupo donde la amiga en cuestión les narra por separado lo que le ocurre ya sea bueno, malo o solamente una opinión que les quiere compartir. Esto me parece más sincero que el copiar y pegar a cada una de las personas que quieres que te respondan.

La amiga, que le pondré de nombre Teodora, en reiteradas ocasiones ha contado que ella lo sabe ¡TODO!, ¡Todo sobre mi madre! Y no está hablando de la película del director Español Pedro Almodóvar. La película Searching (2018), protagonizada por John Cho y Debra Messing, está filmada desde el punto de vista de pantallas de celulares y computadoras, y sigue la historia de un padre intentando encontrar a su hija de 16 años perdida, misma que aparentemente tenía en todas sus redes sociales. Decía que conocía perfectamente a su única hija, resultando siendo una relación superficial, demostrándonos que no todo es lo que parece, además de lo solitarias que pueden ser las personas. En caso de que a mi madre la secuestren, ¿la tía putativa podrá encontrarla?

El teléfono celular es considerado un objeto personal, algo muy nuestro, para algunos considerado el mejor amigo o aliado. En la película Perfectos desconocidos ya se en su versión argentina, uruguaya, peruana, italiana o en mexicana nos habla de un grupo de amigos que como dinámica dentro de una cena «casual» pongan sobre la mesa sus teléfonos celulares y que revelen el contenido de todos los mensajes y llamadas que reciban en el curso de la noche, todos aceptan, pero eso que se suponía que sería un juego pronto se transforma en una ocasión para dar a conocer los secretos de los presentes. Al preguntarle a mi madre si le prestaría su celular a la tía adoptada solamente me levantó la ceja como María Félix, no supe como tomarlo.

Dentro la película animada Pie pequeño (2018) donde los yetis viven sobre una montaña y donde creen no hay nada más allá de las nubes que sostienen sus hogares, nos dan a entender que viven y disfrutan vivir así en la ignorancia. La ignorancia es felicidad, menciona uno de sus personajes. En cuantas ocasiones no hemos querido evitar preguntar a alguien, ¿cómo se encuentra?, ¿qué piensa?, ¿cómo se siente?. Por inferir que se encuentra perfecta y no necesita de nuestro tiempo y mucho menos de la atención que decimos darle y que resulta sustancialmente inexistente.

La tía durante más de 40 años ha demostrado querer estar pero sobre todo estar allí, ya sea presencial o por mensaje. Escucha y ha sido escuchada, un verdadero un ejemplo de amistad verdadera, a lo que se pregunta uno, ¿realmente queremos conocer a los que nos rodean? ¿Qué es lo que realmente nos importa? ¿Será que la vida digital es la que preferimos mantener a la presencial? El cine, y en general las artes ya pusieron las cartas sobre la mesa, el camino lo elige uno.

 
Otras publicaciones
La Casa de las Flores
Tararará
Friends
¿Te atreves a decir que eres bueno?
Oye Juana no te vayas
Peor que una mentada
Arte ¿Para qué?
Gerascofobia
La apuesta de un remake
Háblame de ti
Solteras
¿Desearías volver a empezar?
Llévele llévele, ya llegó la FILC
Spoiler
Adieu
Dumbo
El talento no entiende de discapacidades
Ganar un Oscar en México
Estrategia
El príncipe azul
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba