Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Reportaje Sociedad Política Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 605
  AMLO y la odisea de la gasolina
 
Abraham Álvarez Ramírez
   
  Un problema de desabasto de combustible se presenta desde los últimos días del año pasado debido a la cruzada del presidente Andrés Manuel López Obrador contra el robo de combustibles. Sus primeras acciones consistieron en que las fuerzas armadas tomen el control de los ductos de Pemex y que de esta manera se pueda enfrentar la mafia interna y externa del robo de combustibles; práctica popularmente conocida como «huachicoleo». Inclusive, el método ordinario de transporte por medio de pipas a los estados —como se ha optado de manera «momentánea»—, viaja bajo el resguardo de la milicia.

Pero este negocio demasiado redituable y millonario, presenta diversas aristas, en donde se presentan escalas de corrupción hasta en los más altos niveles. Algunos dicen «se ha destapado la cloaca»; otros afirman «estrategia mal planteada». Lo qué sí es cierto, es la grave escasez de gasolina y diésel en varias regiones del país en donde se señala que, la principal causa, se debe a que los gobiernos anteriores supieron y no hicieron nada y en donde se señala también a políticos, dirigentes, alcaldes y organizaciones no gubernamentales como parte de la estructura de este podrido negocio.

Según algunas cifras, esta lucrativa empresa que no se ha podido desmantelar, paso de redituarles ganancias que rondaban por los 12 mil millones de pesos en el 2002 a 60 mil millones de pesos en el 2018. La caja de Pandora exhibe una complicidad entre todas las esferas de gobierno.

El desabasto, se debe principalmente a la suspensión en la operación de algunos ductos. Imágenes de automovilistas desesperados han hecho largas filas en estados como Michoacán, Querétaro, Aguascalientes, Tamaulipas y por supuesto Coahuila. Esta situación, es una prueba clara de que no hubo una planeación adecuada del cambio de logística en el transporte y la capacidad terrestre de Pemex se ha visto rebasada.

Por lo pronto, han sido desplegados cerca de cuatro mil militares y marinos, con la instrucción de permanecer un mes a cargo de la seguridad de las instalaciones estratégicas de Petróleos Mexicanos (PEMEX). El personal desplegado supervisa la entrada y salida de trabajadores y de pipas cargadas de combustible; a los empleados se les impide el uso de telefonía celular dentro de las instalaciones.

Esperemos que el desabasto se resuelva pronto, porque de lo contrario la desesperación, la irritación social, los daños económicos, la movilidad de personas y mercancías serán mayores y muy contraproducentes a una decisión plausible que significa el enfrentar el robo de combustibles. El entramado robusto y complejo del «huachicoleo» presenta diversas formas ilegales. Comenzar a desmantelar este negocio sangriento también sería comenzando por los altos mandos de la paraestatal, y lo dicho antes; políticos, líderes sindicales y personajes de la iniciativa privada que impulsaban esta actividad al comprar combustible ilegal.

Sabemos que el mercado de la gasolina, cuando funciona mal, enciende rápido los ánimos y, hacer un llamado a la paciencia —que en su momento se hizo— fue ingenuo. Para enfrentar problemas graves, se requiere de una estrategia rigurosa que en esta ocasión no se ha sabido manejar bien.

 
Otras publicaciones
La mano que mece la cuna
La revolución de los ricos
Ambición y nudos de la crisis bilateral
Una definición de democracia
Los frentes abiertos de Pemex
La ley del péndulo
El fuego interminable
Amantes del conocimiento
Recordando a Jesús Reyes Heroles
Resultados de la UAdeC hoy
México ante la crisis de Venezuela
¿Hay gobernabilidad en México?
UA de C y sociedad
Coahuila en enero
¿Qué es el poder?
La consulta popular y los programas de AMLO
Sobre el desarrollo en México 2019-2024
No Bolsonaro
2 de octubre: presente y pasado
El futuro es nuestro
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba