Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Sociedad Reportaje Gobierno Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 604
  El programa de Salud de la 4T
 
Rosa Esther Beltrán
   
  El presidente Andrés Manuel López Obrador firmó en Mérida el Acuerdo del Plan Nacional de Salud con el consenso de ocho gobernadores del sureste, el de Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, con este plan se inicia en los servicios de salud la federalización, lo cual es un gran paso para superar la catástrofe de este sector, indispensable e imprescindible para el bienestar de la sociedad mexicana y para garantizar el derecho a la salud que desde hace décadas presenta un deterioro sin freno ni pausa y ejerciéndose de manera corrupta.

Los gobernadores firmaron el acuerdo sin que se les obligara, porque algunos dicen que el presidente AMLO les arrebató estos servicios, pero es necesario tomar en cuenta que el sector salud, reconózcase o no, está en una emergencia nacional, así lo consideró el actual secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, quien advirtió que el deterioro y abandono del sector cuesta la vida a muchos mexicanos y provoca enorme sufrimiento a los más pobres, lo cual puede evitarse, comentó Alcocer Varela.

El secretario Alcocer detalló que durante más de 30 años dejó de invertirse en el sector, y están abandonadas o sin terminar las obras, sin equipo 250 unidades médicas destinadas a la población sin seguridad social; mediante el nuevo plan el propósito es garantizar la atención médica y medicamentos gratuitos para las personas que carecen de acceso a la seguridad social.

Quién no recuerda que Enrique Peña Nieto inauguraba hospitales especializados que estaban sin terminar, ahora existen 70 abandonados que son cascarones vacíos.

Coahuila es un ejemplo nítido, Vanguardia informó que en el hospital Amparo Pape de Benavides de Monclova el personal médico y paramédico trabaja bajo protesta ante la falta de medicamentos, material médico y equipo para la atención de los derechohabientes (14-12-18); las clínicas, farmacias y hospitales del magisterio son también un añejo problema que las tres últimas administraciones de gobierno se niegan a solucionar, por eso, el Acuerdo del Plan Nacional de Salud es un gran acierto.

Este diario informó además, que la mayoría de los hospitales públicos presentan deficiencias tan graves como la proliferación de infecciones asociadas a la sobrepoblación, la saturación y la falta de higiene en los nosocomios, el General de Saltillo, las Clínicas del IMSS, las del Magisterio y las del ISSSTE, así que, diga usted si no se requerirán soluciones urgentes en esta área.

El nuevo Plan de Salud contempla dar prioridad a los cinco millones de la población indígena del sureste del país con el fin de ofrecerles un servicio de atención médica de calidad con medicamentos gratuitos.

El Plan será gradual, avanzará de ocho por ocho entidades, cada seis meses se integrarán ocho entidades, quizá el Plan llegue al acá en el último semestre del 2020, aunque ese es un cálculo propio; AMLO aclaró que no se abandonará al resto de las entidades, los servicios de salud continuarán.

Según comentó el presidente en su conferencia de prensa matutina (17-12-18), la situación de los servicios de salud es grave y por ello justificó la intervención del gobierno federal para garantizar el derecho a la salud —lo cual me parece indispensable— aunque reconoció que la federalización es un “asunto complejo” porque hay que tomar en cuenta la opinión de los trabajadores de la salud, puntualizó que la meta es abarcar todo el país en un periodo de dos años y será la Secretaría de Salud la encargada de brindar los servicios a los que no tienen seguridad social para lo cual se ofrecerá un incremento de 25 mil millones de pesos en cada ciclo.

Asegurar en Coahuila el derecho a la salud es una prioridad impostergable, mucho más que un teleférico que nos costará 250 millones de pesos, más el casi millón de pesos de “estudios de factibilidad”, esa obra faraónica, demagógica va contra las urgentes necesidades que viven los 38 municipios de la entidad, gobernador Riquelme, ¿y el sector salud cuándo?

La crisis migratoria

Recientemente Donald Trump afirmó que México está pagando por el muro fronterizo, pero en su rueda de prensa mañanera el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró, que en la llamada que sostuvieron no se trató ese tema, en cambio, dijo fue un diálogo respetuoso y de amistad.

Además, el presidente aseveró que trataron el tema migratorio y la probabilidad de alcanzar acuerdos de inversión para logar proyectos productivos, crear empleos en México y en los países de Centroamérica, para ello, sostuvo que en el presupuesto que se presentó al Congreso de la Unión y que está siendo revisado, habrá recursos económicos de al menos cinco mil millones de dólares para el arranque de esos proyectos; de viajar a Washington sería con el objetivo de suscribir un acuerdo con ese propósito, reafirmó AMLO.

Posteriormente, en la tercera semana de diciembre pasado, AMLO informó que se acordó para Centroamérica con el gobierno norteamericano una inversión general de cinco mil 800 millones de dólares y en lo que corresponde a nuestro país hay el compromiso de invertir cuatro mil 800 millones de dólares, de manera que los acuerdos avanzan, lentos pero ahí van.

De los éxodos iniciados en octubre y noviembre, conformados en su mayoría por población trabajadora, jóvenes que viajan con sus familias huyendo de la violencia y persecución en sus países de origen, en los estudios realizados por sectores académicos se comprueba que la criminalización que se ha hecho de ellos es injusta y falaz, por lo que es más que reprobable la tiranía y el trato inhumano que han ejercido contra ellos algunos gobiernos como el panista de Baja California.

Por su parte, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) informó que tiene 48 mil solicitudes de refugio por resolver y que el gobierno de Peña Nieto tenía rezagadas 22 mil peticiones presentadas en 2017 y de este año son 26 mil más, lo que refleja el acelerado crecimiento que ha provocado un rezago ocasionado principalmente por la falta de recursos humanos y financieros de la Comar, que a pesar de las adversidades, afronta la difícil situación buscando formas de hacer eficientes los procedimientos para resolverlos, para lo que requieren no sólo recursos sino criterios técnicos a fin de agilizar los trámites.

Al gobierno mexicano se le han presentado tres mil 200 solicitudes de protección en la condición de refugiados de hondureños y salvadoreños; la legislación vigente establece un periodo de hasta 45 días hábiles prorrogables por un periodo igual para resolver las solicitudes, así que la paciencia es el mejor recurso del que deben armarse los solicitantes ya que de las peticiones tramitadas este año, el Gobierno concedió la protección en 796 casos.

De los censos que se han levantado se deduce que al menos 10 mil migrantes centroamericanos transitan por México, según las cifras de la Secretaría de Gobernación y de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El Colegio de la Frontera Norte (Colef) especializado en investigaciones de migración, presentó un estudio del tema en el que asegura que la Caravana no representa amenaza alguna ni al sistema de salud ni al de seguridad y que las escaramuzas y ataques que se han presentado han sido más bien a causa de la falta de coordinación institucional de los gobiernos.

El Colef sugirió un plan de acción basado al menos en cinco líneas: salud, seguridad, coordinación institucional, modelos de acción para enfrentar la contingencia, capacitación de recursos humanos y albergues alineados a las recomendaciones internacionales.

Una buena respuesta hacia la crisis migratoria en Tijuana la ofreció la industria Maquiladora de Exportación que propuso contratar a 600 migrantes en Tijuana y manifestaron que la contratación de mil 500 haitianos migrantes que llegaron a esa frontera hace dos años fueron contratados, lo que se hace de acuerdo al perfil de las personas que deciden quedarse en México, que incluye tanto al sector de manufactureras, como el comercio, turismo y el agroalimentario.

Soluciones a la crisis migratoria sí hay, lo que hace falta es voluntad política y humanitaria para efectuarlas y AMLO está mostrando que las tiene.

 
Otras publicaciones
¡En legítima defensa!
Son nuestro orgullo
Persecución y acoso
Grupo México, impunidad ambiental
La revolución pacífica
Luz y sombras
Sendero sinuoso
La crisis de la biodiversidad
La esperada visita
Afores, otra forma de despojo
Gratitud por una lucha sin tregua
Don Raúl Vera
La disculpa pública
Por la renovación del INmujeres
Un suicidio lento
Ganadores y perdedores*
La ética y la credibilidad
El quehacer de un diputado
Si se va, se va todo
Un reconocimiento grande
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba