Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Reportaje Salud Medios Luces y sombras Opinión Firmas  
 
 
  Edición 604
  Roma 2068…
 
Carlos Aguilar
   
  Si usted es mexicano y nació en los años 60 y además gusta del buen cine, con excelente fotografía y actuaciones los más naturales posible, tiene que ver la nueva película de Alfonso Cuarón, cineasta mexicano, que retrata la Ciudad de México de su niñez y la realidad de nuestro país que subsiste y que seguramente perdurará por lo menos otros 50 años más hasta 2068.

Reconocida a nivel mundial por grandes íconos del cine contemporáneo por su composición de imagen, ambientación y actuaciones de una mujer ajena a los estereotipos de actrices actuales, Cuarón combina historia, idiosincrasia, costumbres, vicios, carencias y deficiencias de los mexicanos.

Además, Alfonso Cuarón logra filmar en escenarios reales y con ambientaciones propias de los años 60 y 70 con el fiel retrato de clases sociales, costumbres y vicios de quienes habitaban la capital del país, en un ambiente familiar casi autobiográfico que puede considerarse como una catarsis de la crisis familiar que él mismo vivió pero que seguramente se puso de moda con el divorcio en este país.

La proyección de la película en México desafió el poder de los dueños de salas cinematográficas, pues por ser una producción de un servicio de entretenimiento por internet, ahora usted puede incluso verla en casa y no tener que acudir a un cine, aunque este humilde escribiente le sugiere hacerlo en la pantalla grande por la virtuosa fotografía que posee el filme.

Para su servidor, que tiene familia en la capital del país, fue recordar y observar una ciudad con sus personajes, formas y entornos, que siempre llevó ventajas sobre el norte, pero que también sufrió sus propios vicios y demonios incluso sin llegar al territorio norteño del país.

Verdaderamente ver Roma fue regresar al pasado no sólo en la ambientación, sino en el comportamiento de los mexicanos que nos convierte en seres únicos y especiales por nuestros propios demonios que suelen ser el peor enemigo de nosotros mismos.

Alfonso Cuarón es un crítico de la política mexicana y su historia, y un hombre declarado abiertamente contra el sistema, incluso ya no vive en México, solo viene al país en plan de trabajo o familiar, y tal vez esa posición le ayuda a realizar críticas sobre el sistema político mexicano, una posibilidad que muchos esperamos se mantenga sin censura ni castigo en la “nueva era” de este país.

La película establece una vez más el eterno problema de raza y clase en nuestro país, además de rescatar el concepto de familia con todas sus debilidades, pecados y vicios que degeneran en problemas sociales de anarquía interna y externa y un control de gobierno que atenta desde aquella época y hasta la actualidad, como los políticos subestiman a los ciudadanos.

El reconocimiento que el cineasta hace a las mujeres, pero a la mujer indígena, con poca cultura, pero mucho amor, es un rescate de la clase media de este país, condenada a la extinción ahora más que nunca.

Roma retrata al México de 1965 a 1970, solo a la capital del país y el Estado de México, pero que se puede reflejar en todo el territorio mexicano, sin embargo, después de ver la película, a muchos seguramente nos queda la interrogante, si la nueva actualidad podría generar una esperanza de cambio positivo para los mexicanos de todas las clases sociales en el 2068.

 
Otras publicaciones
Hugo López-Gatell, mentiras y confusión: salud politizada
Sistema de salud cansado ante pandemia
Corajes presidenciales y debilidades
Manifestaciones vs. presidencialismo
Vacunas y tratamiento: recta final de poder…
IMSS: enfermo terminal del COVID-19 en tiempos de la Cuarta «T»
«Resistir en Unidad» vs. Cuarta Transformación
Crisis de informacion del COVID-19…
Covid-19: Crisis hospitalaria y crisis…
COVID-19: cultura y redención…
Macuspana: el enojo presidencial; ¿culpables?...
Las puntadas de la gobernanza…
Avión presidencial: chunga nacional…
Colegio Cervantes: tragedia y violencia extrema
Elecciones Coahuila 2020: laboratorio nacional…
El presidente, la 4T y las elecciones: novela de suspenso
Villa Unión: inseguridad y respuestas
Suicidios vs. muertes violentas
Segundo capítulo trágico y oscuro en historia moderna…
Culiacán: ¿inicio de la época oscura?
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2020. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba