Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Migración Reportaje Política Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 604
  Festividad medieval
 
Gerardo Moscoso
   
  En la ciudad de Pontevedra, ciudad romanizada hace más de 2,500 años, se celebra cada año una de las fiestas más singulares de la Comunidad Autónoma de Galicia. En recuerdo del privilegio concedido por el rey Henrique IV a la Villa de Pontevedra, en el año de 1467, en virtud del cual se autorizaba la celebración de un mercado libre de impuestos con más de un mes de duración. Hace años que esta ciudad vive y disfruta esta festividad medieval a la que asisten miles de visitantes.

La concesión de la “Feira Franca” por el mencionado rey, coincide con un periodo de pujanza económica de esta ciudad medieval que se prolongó hasta las últimas décadas del Siglo XVI. La pesca y el comercio fueron entonces los dos pilares del desarrollo económico de Pontevedra. En la Edad Media, esta hermosísima y cuidada ciudad fue una de las villas más pobladas de la península Ibérica. La construcción de la Basílica de Santa María es la manifestación artística más sobresaliente de aquella época de esplendor.

Todos los días, desde el comienzo de esta celebración, sobre todo los sábados y domingos, hay espectáculos y actos culturales que se desarrollan gratuitamente en un apretado programa que dura varios días. He sido un afortunado testigo de la recuperación de un pasado histórico donde participan todos los habitantes de la Ría de Pontevedra. Utilizan trajes de la época gótica que la misma población se encarga de diseñar y confeccionar para que quienes quieran puedan vestir a la usanza de aquellos tiempos.

Gaiteiros, tejedoras de lino, alfareros, caballeros, damas y damiselas se pasean por todas partes. La original ambientación de las plazas con sus casonas solariegas y blasonadas, los balcones con pendones, las rúas y paseos, son en la actualidad el escenario donde bufones y trovadores interpretan cantigas medievales de escarnio y maldecir que convirtieron a la ciudad en un espectáculo en el que todos pueden participar, y que en la actualidad, son una prueba del auge de la celebración, que hoy dinamiza el turismo, la economía y el ambiente pontevedrés de una manera espectacular.

 
Otras publicaciones
La nueva burocracia «democrática»
Ceuvoz, la palabra diciente (1)
¡No al maltrato a los animales!
Actuación y política
Asumir nuestra responsabilidad
Evidencias del caminar
Oportunismos políticos
A 11 años de ausencia
Lo que estamos viviendo
27 de Marzo Día Mundial del Teatro
¡Stop, alto al maltrato a los seres vivos!
“Tutti-frutti” apocalíptico
La Escuela de Psicología de Torreón
Los valores del espíritu
Adiós, Rosenda Monteros
X Aniversario Javier Soto Academia
Para la insatisfacción, consumismo
¿Conciencia de gremio en el teatro local?
La gigantesca estupidez humana
Temas a debatir
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba