Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Sociedad Reportaje Gobierno Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 603
  Choques y suicidios 2018
 
Carlos Aguilar
   
  La cantidad de personas que murieron durante este año en la Región Sureste de Coahuila por suicidios y en accidentes automovilísticos es una cifra que superó ampliamente a los homicidios relacionados con violencia extrema y con la delincuencia organizada, situación que ahora genera un reto para la sociedad y las autoridades de los tres niveles de gobierno.

Aún y cuando los números no colocan a la entidad en posiciones delicadas a nivel nacional, sí llama la atención que ahora las personas en la zona conurbada de Saltillo, Ramos Arizpe y Arteaga, además de los municipios de General Cepeda y Parras, pierden la vida prácticamente en forma voluntaria por los accidentes viales y los suicidios.

La estadística del año que aún no termina alcanza los 94 suicidios, cifra que ya supera a las de otros años y que seguramente podría anticipar lo que sucederá en el futuro con un crecimiento exponencial en la población de la región y los problemas que ello conlleva.

El análisis y el estudio del fenómeno del suicidio es multifactorial y encuentra a la mayoría de las víctimas en los sectores más vulnerables a adicciones de alcohol y drogas, escasos recursos económicos y bajo nivel educativo y cultural.

Un alto porcentaje de los suicidios en hombres y mujeres en el sureste está relacionado a ingesta incontrolada de alcohol y drogas, de problemas afectivos y decepciones amorosas, a enfermedades terminales y a complicaciones por problemas económicos.

En relación a los accidentes automovilísticos donde personas perdieron la vida, en carreteras adyacentes a las ciudades del sureste llama la atención incluso sobre la estadística de choques mortales en zonas urbanas, pero en ambos casos predomina entre el origen la falta de precaución y el exceso de velocidad en primera instancia y en segundo término los conductores en estado de ebriedad.

La cifra de personas que murieron en accidentes automovilísticos en este año en la zona seguramente está por debajo de la media nacional y de las estadísticas de otras regiones conurbadas con alto flujo vehicular, sin embargo, la numeralia refleja claramente la falta de cultura vial y la poca capacitación de los automovilistas.

En ambos casos, tanto las muertes en choques como los suicidios, son fenómenos que se pueden evitar sin la presencia de policías élite, militares, marinos y seguridad pública, pero que requieren de políticas públicas más efectivas y sobre todo con una participación ciudadana activa y comprometida a través de todos sus sectores.

El humilde escribiente insiste que para el tema de los suicidios es necesaria una estrategia en la que participen padres de familia, estudiantes, escuelas y sus profesores, iglesias y religiones, clubes sociales, negocios y empresas, pues cada suicidio es una herida dolorosa e intensa, no solo para las familias de las víctimas, sino de la sociedad en general, pues es un fenómeno que parece puede ocurrir en cualquier familia de la región.

Para el tema de las muertes en choques las autoridades estatales iniciaron ya procesos que presagian en el futuro que obtener una licencia de conducir podría requerir una verdadera preparación de los conductores con conocimientos de las leyes de tránsito y las bases necesarias para reaccionar ante cualquier situación.

Es necesario que la sociedad surestense participe y presione a las autoridades para establecer nuevas estrategias el próximo año y lograr disminuir los índices de muertes por accidentes viales y suicidios, porque hoy, estas ausencias duelen tanto o más que las que se vivieron por causa de la delincuencia organizada y su control social.

 
Otras publicaciones
Primer informe de gobierno federal: «sin novedad»
Mujeres: marcha, violencia y gobierno
Fiscalía General: crisis de imagen
AMLO: oposición presidencial…
A las carreras con la Guardia Nacional…
Consulta Infantil-Juvenil 2018: Barbas a remojar…
Política-gobierno vs. lucha libre…
Renuncias y nuevas designaciones: ajustes y desajustes
Crisis migratoria 2019
PRI-PAN: oposición o comparsa
Las cuentas y los cálculos presidenciales…
Colosio: miedos y daños…
Giras presidenciales: ¿algo quieren?...
Gas y electricidad: más poderosos que el presidente
Migrantes: caravana de dolor y drama
Venezuela y la cuenta regresiva
La nueva guerra en México: huachicoleo
Balanza presidencial 2019
Roma 2068…
Radicalismo de las caravanas
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba