Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Migración Reportaje Política Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 603
  La medicina está enferma
 
Ignacio Espinosa Solís
Sitio Web: www.kiskesabe.com
   
  Relacionado con los retos en salud para la cuarta transformación en nuestro país, en mi entrega de La medicina esta enferma, publicado en el reciente suplemento de esta casa editorial, se expusieron puntos de vista de algunos problemas serios en la atención médica, comentarios producto de mis experiencias personales en el ejercicio actual de la profesión médica. Para ampliar este controversial tema invité a unos colegas de mi generación 64-68 de la Universidad Veracruzana, con los cuales mantenemos una estrecha comunicación grupal para que compartieran sus experiencias.

El Dr. Fernando Ramírez Quijano, Médico internista, y que ha incursionado en la medicina clínica, administrativa y de enseñanza en diversos hospitales del sector salud, nos comenta lo siguiente:

«No hay hombre más digno de estimación que el Médico que habiendo estudiado la naturaleza desde su juventud, conoce las propiedades del cuerpo humano, las enfermedades que le atacan y los remedios que pueden beneficiarle y que ejerce su arte con prudencia, concediendo igual atención al rico que al pobre», frase de Benjamín Franklin.

Algunas consideraciones sobre el artículo «La medicina está enferma»:

Debe evaluarse este concepto, tomando en cuenta los siguientes aspectos: El Sistema Nacional de Salud y la Educación Médica hasta hace pocos años, planeaban y organizaban sus procesos, cada quien por su lado, y de repente se dieron cuenta que era necesario compaginar y hacer congruentes los requerimientos del sector salud con respecto a qué tipo de médico era necesario formar para brindar un servicio de atención médica de calidad; y ha sido en los últimos 15 a 20 años aproximadamente, que con base a los criterios de la OMS y de la Federación Mundial para la Educación Médica en que se ha estado trabajando conjuntamente para fortalecer el ámbito de Atención Primaria a la Salud, la medicina preventiva y el aumento de la cobertura a la población.

De acuerdo a la OCDE en el reporte de 2016 se menciona que en los últimos 10 años han mejorado algunos indicadores de salud en nuestro país, como la disminución del gasto de los habitantes en salud del 3.3 % al 0.2 %, disminución de la mortalidad materno infantil, y el desarrollo de políticas tendientes a la interactuación de las diferentes instituciones para disminuir los costos, y una recomendación es que se trate de unificar a una sola institución de salud, manteniendo la cobertura o incluso aumentándola y en el ínter, promover la movilidad de pacientes de un sistema a otro para su beneficio.

Es indudable que tenemos una epidemia de enfermedades crónico-degenerativas como son diabetes, obesidad tanto infantil como en adultos, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y que se requiere reforzar, con base a nuestras encuestas nacionales de salud, los programas de medicina preventiva, y promoviendo la atención primaria sobre la especializada. Aquí en nuestro país lamentablemente los Médicos generales que egresan de las escuelas y facultades de medicina no son contratados en cantidad suficiente por las instituciones de salud, actualmente la secretaria de salud con la implementación de seguro popular ha empezado a contratarlos pero con sueldos muy bajos.

Otro punto en lo que respecta a que los errores médicos son más elevados en las especialidades que en medicina general en parte se debe a que la población acude de principio con un especialista sobre todo en el área privada, y a que las estadísticas sobre diagnósticos iniciales y diagnóstico de egreso son poco confiables.

Con respecto a la calidad de la atención médica considero que si ha habido una tendencia a la deshumanización y la atención deficiente en que se falla el diagnóstico, se falla el tratamiento y hay mala relación médico-paciente como lo muestran las estadísticas de la CONAMED (2017) en que la primera causa de queja es falla en el diagnóstico con 31%; segunda causa tratamiento médico con 25% y con el 17% como causa del reclamo la interacción Médico-Paciente. Sin embargo es necesario ver que está sucediendo desde la formación médica tanto de pregrado como posgrado y sería cosa de analizar los aspectos participantes en este problema.

En cuanto a formación se incluyen materias como bioética, ética médica y profesionalismo médico, pero como en el caso de las materias de salud publicas no atraen mucho a los estudiantes a menos que les presentes casos de discusión de problemas éticos, con participación por equipos para promover la discusión entre ellos.»

Hasta aquí el Dr. Ramírez, jubilado, quien fungió como director médico en la clínica de Pemex, de Cerro Azul, Veracruz, entre otros.

Quiero enfatizar el comentario de las cifras de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED) la que surgió en 1996, de la multitud de quejas sobre mala práctica médica, la gran mayoría en el sector de salud pública, ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Como su nombre lo dice, la CONAMED es una instancia gubernamental para conciliar o arbitrar los conflictos entre médicos y pacientes, con el objetivo de mejorar la atención médica, pero no tiene autoridad para resolver esos conflictos.

De lo anterior surge una interrogante: ¿Ha logrado la CONAMED resolver el reto de mejorar la calidad de la atención médica con su estrategia de arbitraje y conciliación? Mi presunción personal es que no se ha logrado ese objetivo. Sin contar con estadísticas como las requieren «los expertos», solo argumentaré con fundamento en observaciones cotidianas: ¿Porqué existen pacientes que, teniendo cobertura en una, dos y hasta en las tres principales instancias de salud pública, recurren a la atención médica privada de alto costo? Si nos dicen que el 96% de mexicanos tienen atención médica pública, ¿por qué más del 80% de la consulta en la medicina privada, se da, precisamente en personas que tienen esa cobertura? Podría deducirse, que la calidad de la atención médica actual, dista mucho de satisfacer los mínimos requerimientos y en consecuencia, el reto principal del nuevo gobierno es precisamente mejorar la calidad de la atención médica y no vanagloriarse exclusivamente en la cantidad de la cobertura.

 
Otras publicaciones
Los de abajo
La mañanera y la salud
Laparoscopía difícil de vesícula
Dilema: cirugías necesarias o innecesarias
Extirpaciones de vesícula y apéndice innecesarias
Huachicol en diabetes
Huachicol en leucemia
¿Huachicol en leucemia?
¿Huachicol en leucemia?
¿Huachicoleo en diálisis?
¿Huachicoleo en diálisis?
Dializar a tiempo
Reversión en cáncer de próstata
Reversión médica
Lo médico incorrecto 2
Lo médico incorrecto
La medicina en México ante la cuarta transformación
Médicos vs pacientes
Medicina narrativa 2
Medicina narrativa (1)
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba