Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Gobierno Seguridad Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 602
  Los hombres del gobernador
 
Francisco Aguirre Perales
Twitter: @aguirreperalesf
   
  El Ejecutivo del estado ha anunciado que habrá cambios en la conformación de su gabinete. Hablamos de cambios, no de enroques, pues si así fuera implicaría seguir con los mismos funcionarios que ahora despachan como secretarios desarrollando el estilo del desempeño y el criterio político con la inercia del pasado, distorsionando la línea de gobierno que el actual régimen debe imponer como propia.

La nueva estructura deberá encabezarla en la primera línea de mando unos secretarios del gabinete legal que tengan el perfil adecuado y una experiencia administrativa, no solo política, de manera que constituyan un grupo heterogéneo, es decir, funcionarios de diversas disciplinas que encarrilados le den sentido de equipo, de manera que no se llegue a provocar guerras intestinas que puedan dar lugar a antagonismos que produzcan hostilidades y resquebrajen al grupo en el poder.

Un gabinete se escoge también en base a un equilibrio de fuerzas específicas, no tanto políticas, como por ejemplo, fuerzas económicas que deben producir empatía con los señores del dinero caminando de la mano, pues se ha demostrado que la fuerza del poder económico es mayor a la del poder político.

¿Qué cualidades deben poseer los nuevos miembros del primer círculo de poder? Primero, comulgar en forma irrebatible con la línea política del gobernador y la ideología de su partido, tener una honorabilidad pecuniaria, una honestidad patrimonial a toda prueba y la demostración de una capacidad en e desempeño de un trabajo técnicamente bien hecho.

De la misma forma, si algún miembro se inclina por un cargo político, este debe ser viable, realizable, anclado al grupo político en el poder y sustentado con la fuerza suficiente que debe acumular durante el tiempo de madurez, y algo muy importante, granjearse cabida en la élite de los círculos cupulares nacionales, pues por lo general los grupos políticos, cuando florecen, lo hacen después de dos décadas de consolidar la formación de figuras que adquieran peso específico.

Ha concluido ya el primer año de la actual administración estatal, alrededor de un 17% del tiempo se ha extinguido, se pensaría que quedan cinco años pero realmente faltan cuatro, pues el sexto, con una influencia disminuida, se va en asuntos de la sucesión y luego llega el ominoso séptimo año, tiempo de abrir la caja de Pandora.

Por lo pronto, ya es tiempo de desvincularse y gobernar con sello propio si es que se quiere engendrar un nuevo grupo político.

Se lo digo en serio.

 
Otras publicaciones
Perfiles políticos
Candidatos potenciales a las presidencias municipales
PRI, PAN y la ansiedad
Rescatar la presidencia de Torreón
Camino a palacio
El progreso de la Región Sureste de Coahuila
El obispo de Saltillo y la LGBT
Opacidad, deshonestidad y Estado de derecho
Los cambios gubernamentales y la democracia
Respeto al origen de nuestra ciudad
El perdón a los saqueadores
El perdón a los saqueadores
Los hombres del gobernador
Cambios en el gabinete
AMLO y la revocación del cargo
¿Existe desarrollo urbano estatal?
Los delegados de López Obrador
¿La refundación del PRI?
¿La refundación del PRI?
El PRI y su alcaldesa de Piedras Negras
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba