Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Gobierno Seguridad Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 601
  Alto riesgo de gobierno anticipado
 
Carlos Aguilar
   
  En la historia política de México, la actualidad, se inscribirá en los anaqueles del análisis político y social, pues por primera vez es evidente y claro ante la luz pública que hay dos gobiernos federales dirigiendo al país, con consecuencias positivas y muchas también negativas, que ya generan impactos en la vida económica de los mexicanos.

Un aparente acuerdo entre la administración saliente y la que llega generó la toma de decisiones anticipadas más allá de la propia gobernabilidad en la transición de gobierno que apuntan en al menos cinco casos a consecuencias negativas para la economía y la percepción ciudadana.

Por un lado, un gobierno que está a punto de concluir y que muestra no solo debilidad y aparente sumisión, sino que consolida el reflejo de muchos actos y acciones convertidos en errores a pesar de que no todo el sexenio se caracterizó por una mala administración en temas de economía, pero sí en formas de gobernar que al final generan un posicionamiento negativo ante la ciudadanía.

La otra cara de la moneda es un nuevo grupo político y gubernamental que ambiciona llegar al poder y adelantó, a través de un triunfo en el poder legislativo, una nueva forma de gobernar que proyecta falta de experiencia y previsión en las consecuencias negativas de las acciones y decisiones que se toman, muchas nuevamente al margen del mayoriteo que tanto daño hizo en el pasado y al parecer continuará la afectación.

Para recordar un poco, desde el 1 de septiembre, las decisiones polémicas iniciaron con la negación de licencia al exgobernador de Chiapas. Por la mañana, los legisladores federales negaron la licencia solicitada por el senador, que regresó a ser gobernador interino de su estado, después de solicitar licencia para rendir protesta en el Senado de la República. Sin embargo, curiosamente y en menos de cinco horas, los legisladores federales que negaron la licencia, la aprobaron casi en forma unánime: primer descrédito ante los ciudadanos.

Después, la cuestionada consulta ciudadana para suspender la construcción del aeropuerto de Texcoco (segundo descrédito ante ciudadanos), en un ejercicio mal realizado y con muchas deficiencias, que más allá de la caprichosa postura de sostener dicho ejercicio como la expresión ciudadana, preocupa mucho que en el futuro se tomen decisiones a través de estos ejercicios altamente sesgados.

Las consecuencias del anuncio realizado por un gobierno parcial, a pesar de que se negaron en todo momento (tercer descrédito ante ciudadanos), fue el incremento en el precio del dólar, una nueva calificación crediticia de desconfianza en el país y un impacto negativo en las finanzas del gobierno federal que incluso aún no toma posesión.

La cuarta decisión con consecuencias negativas fue el anuncio de eliminar de tajo el cobro de comisiones bancarias (acción que para muchos puede ser benéfica) pero que en términos reales se tomó sin imaginar que al menos cinco bancos del país sufrieron pérdidas económicas por cotizar en bolsas de valores nacionales e internacionales y cuyas pérdidas serán sufragadas por los clientes de las instituciones financieras, es decir los bancos no le van a perder. Por la noche, posterior al anuncio, se aplicó reversa y se corrigió que la eliminación de las comisiones sería gradual, pero el impacto negativo fue inminente y real.

La última decisión con consecuencias negativas, se podría generar el próximo 1 de diciembre, cuando el nuevo presidente de México realice juramento oficial y en la ceremonia protocolaria puede asistir como invitado su homólogo de Venezuela que más allá de las filias y fobias, el hombre no goza de la mejor popularidad ciudadana en el mundo, pero ese no es el problema, si no la reacción que surgirá en el vecino país del norte y su actual presidente que también vive uno de sus momentos más complicados.

Ya se puede imaginar la reacción de Donald Trump, que de observar al nuevo presidente de México como un buen aliado y ser humano, ahora y si se consolida la visita de Nicolás Maduro a nuestro país, Andrés Manuel podría pasar a convertirse en enemigo de Trump y el imperio norteamericano.

Los fregados al final serán los ciudadanos los de aquel y este lado del charco, sumados al problema y la tensión que genera la presencia de las caravanas de centroamericanos que recorren México y esperan llegar a la unión americana.

Los ciudadanos pagarán entonces el precio y las consecuencias de las decisiones de sus gobernantes que además no observan que sí hay efectos negativos por sus acciones.

 
Otras publicaciones
Crisis migratoria 2019
PRI-PAN: oposición o comparsa
Las cuentas y los cálculos presidenciales…
Colosio: miedos y daños…
Giras presidenciales: ¿algo quieren?...
Gas y electricidad: más poderosos que el presidente
Migrantes: caravana de dolor y drama
Venezuela y la cuenta regresiva
La nueva guerra en México: huachicoleo
Balanza presidencial 2019
Roma 2068…
Choques y suicidios 2018
Radicalismo de las caravanas
Consulta Ciudadana: explicación no pedida…
Consignaciones y condenas incompletas…
Caso Padre Meño: golpe de autoridad…
Autopsias del suicidio en el olvido…
Justicia: negocio político
Regreso de los toros a Coahuila: polémica consulta
Nombramientos y controversias…
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba