Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Justicia Salud Estado Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 601
  King Kong mapache
 
Gerardo Hernández G.
   
  En la tierra de los necios, el loco es rey.

Baltasar Gracián

Para los cánones del PRI, Rubén Moreira es un operador electoral de excelencia, casi casi un Alazán Tostado, pues si no gana en las urnas, arrebata o compra a los tribunales. El muñidor del clan sabe cómo granjearse a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPFJ); a los de Coahuila los tiene en la palma de la mano. En 2005 eliminó de la carrera por la gubernatura a Raúl Sifuentes, con el voto incondicional del entonces presidente del TEPJF, Eloy Fuentes, cuyo hijo, según versiones, viajó después por el mundo con el patrocinio de los coahuilenses.

En noviembre de 2009, el presidente del comité estatal del PAN, Reyes Flores Hurtado, realizó una huelga de hambre frente al Palacio de Gobierno. Lo hizo para protestar contra los hermanos Humberto y Rubén Moreira por haberle robado a su partido la alcaldía de Lamadrid, con el aval del Tribunal Electoral del Estado. (Como coordinador general del gobierno federal en el estado, Reyes tendrá línea directa con el presidente Andrés Manuel López Obrador, a partir del 1 de diciembre.)

En noviembre de 2017, Reyes se declaró en ayuno frente al TEPJF, en Ciudad de México, para exigir la anulación de las elecciones para gobernador, mientras Guillermo Anaya (PAN), Armando Guadiana (Morena), Javier Guerrero (independiente), José Ángel Pérez (PT) y legiones de coahuilenses protestaban y acudían a instancias internaciones con la misma demanda. Sin embargo, los magistrados impusieron la voluntad del presidente Peña Nieto y de Moreira.

El exgobernador de Coahuila tiene ahora una nueva misión: rescatar Monterrey para el PRI después de haber perdido la presidencia de la república con Morena y la capital de Nuevo León con el PAN. Pero el TEPJF, dócil a Los Pinos y fiel a sus propios intereses, anuló el triunfo de Felipe de Jesús Cantú. Empero, los neoloneses son menos conformistas que sus vecinos de Coahuila. ¿Cómo se recibió a Moreira en Monterrey? Con los honores propios de su cartel.

“(La elección extraordinaria) pinta para ser nada más y nada menos que el concurso de marranadas más grande de nuestra historia. (…) No titubeamos en afirmar lo anterior ante la evidencia clara: el PRI, por ejemplo, IMPORTA de Coahuila al King Kong de los mapaches, Rubén Moreira, quien se robó la elección en su estado a favor de su partido tricolor y de su sucesor Riquelme, embarazando urnas y entregándolas una semana después con sellos rotos, y logrando que el inútil INE y el parcial Trife se las reconocieran como válidas”, (Fricasé. El Norte, 13.10.18).

“El PRI local no trae al King Kong de mapaches discretamente, no lo importa a hurtadillas, no lo esconde tras la cortina de humo del disimulo, NO, lo presenta descarada y públicamente —hasta con orgullo— como su ‘arma secreta’, con ello diciendo: ¡sí, nos vamos a robar la elección!, ¿y qué? (…) Seguramente Moreira traerá a Monterrey a gente experta de Coahuila para asesorar por aquello de que ‘en el conteo está el ganeo’, y también traerá presupuesto de ese Estado (…). Les funcionó en Coahuila y están seguros (de) que les funcionará en Monterrey también”, dice el abogado del pueblo.

Sin embargo, el TEPJF tendrá para entonces nuevo jefe (Andrés Manuel López Obrador) y el PAN estrenará presidente (Marko Cortés). Moreira también tiene en Monterrey cuenta por pagar. Además, el King Kong mapache llega a Nuevo León bastante disminuido.

 
Otras publicaciones
Presidencia fallida
Los símbolos y el poder
Piedra de escándalo
Alianza infecta
Lecciones del 2J
Renuncias forzadas
El fiscal caradura
IEC: premio al clan
Domingo en jueves
Lucha por el poder
Salvar el pellejo
Los retos de Cárdenas
Alternancias fallidas
Elección de papel
Teorías conspirativas
El mesié
Conciliar y mesurar
La defección de Salazar
Visita presidencial
Lo oculto de la política
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba