Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Gobierno Seguridad Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 600
  El NAIM entre dos cosmovisiones
 
Rosa Esther Beltrán
   
  “Ante la conciencia histórica, responsabilidad histórica”.

María Zambrano

Los mega proyectos son la gran oferta de la época por las grandes transformaciones que ofrecen, todo con la promesa del progreso, de vivir mejor y alcanzar mayor calidad de vida; para entender su lógica hay que auscultar las situaciones en las que se van produciendo, los procesos de urbanización son los vehículos por excelencia para absorber excedentes de capital global y es la dinámica global la que presiona para que ocurran las mega inversiones.

Así surge en Texcoco la gran aereotropolis, un desarrollo masivo que atenderá todas las necesidades que de ahí surgirán, como centros comerciales, hoteles, centros de convenciones y bodegas. Inicialmente contará con 500 mil m2 de desarrollo, el que aumentará cada año entre 100 mil o 200 mil m2 con una población estimada de 250 mil empleados, con estaciones de tren, de metro y edificios de hasta 10 niveles, autopistas y servicios de primera calidad.

El proyecto se inició en 1999 con gente ligada al grupo Atlacomulco que se preparó y comenzaron a adquirir grandes extensiones de terrenos a precios desde 45 pesos el metro cuadrado, tierra que ahora se vende a cinco mil pesos m2.

El gobierno de Peña Nieto avasalló al país con una campaña mediática exponiendo superficialmente el proyecto pero de los impactos profundos y negativos no dice nada, fue hasta que se propuso el tema de la Consulta cuando comenzaron a emerger hechos que evidencian que en la construcción del NAIM existen terrenos agrarios y humedales, es un sistema que sirve como amortiguador ambiental, regulador climático de los cuerpos de agua ahí ubicados y que regulan la temperatura del Valle de México.

Hasta ahora se han derribado 180 cerros de los que se extrae material petreo, ya no existen y con ello desaparecen las funciones ecosistémicas que cumplían en la zona, así que hay una alteración fundamental también para las actividades agrícolas que son además reguladores ambientales, en fin hay numerosas funciones ambientales que se destruyen con las modificaciones del ecosistema, otro ejemplo claro es el cambio de la dinámica hidrológica de la zona, la deforestación y la alteración de la migración de las aves que tienen trazadas sus rutas de vuelo y son un peligro, dicen, para las aéreo naves.

Lo que resulta paradójico en la construcción del mega proyecto del NAIM es que la destrucción de los cerros implica acabar con el agua y con las aves y la cuestión es si es necesario pagar este alto impacto ecosistémico y social que echará de ahí a las comunidades que lo habitan desde hace siglos.

En 2016, siendo gobernador del Estado de México Peña Nieto agredieron a los campesinos e incluso utilizaron la violencia sexual como un arma para someter a la población y ahora, de nuevo pretenden pasar por encima de esas comunidades para darle viabilidad al NAIM, los antropólogos, sociólogos y ambientalistas consideran que estamos ante dos cosmovisiones, la de las empresas concesionarias y el estado y la de las comunidades que habitan la zona, los que la sienten como parte de ellos, los cerros poseen un valor sagrado, todo su entorno medioambiental es su fuente de vida, en cambio para la visión occidental el territorio les pertenece, se apropian de él y lo modifican de acuerdo a la conveniencia económica, este choque de concepciones sobre lo que significa la tierra, se refleja cuando se decide implantar un mega proyecto como el del nuevo aeropuerto de Texcoco.

Para los inversionistas, las consideraciones de los impactos y desequilibrios ecosistémicos son tonterías románticas, aunque ya se esté viviendo la crisis hídrica y el cambio climático y vendrán desequilibrios aún mayores, los argumentos de que no puede haber cambios en la construcción son porque ya hay un avance importante que ha costado mucho dinero; o sea primero construye, después preguntas.

Se realizó una consulta a la población sobre la construcción del NAIM en Texcoco o en el área de Santa Lucía, mucha gente dijo que no podía opinar porque técnicamente no tiene elementos para hacerlo o bien, porque nunca viajará en avión, así que lo mismo le da que sea en uno u otro lugar; no obstante, de los que participaron en la consulta, un millón 67 mil 859, el 69% se decidió por la construcción del nuevo aeropuerto en la Base Militar de Santa Lucía y el 29% apoyó la opción de Texcoco.

En Coahuila votaron 16 mil 641 ciudadanos, 10 mil 416 a favor de la propuesta por Santa Lucía y seis mil 225 a favor del de Texcoco, en construcción. Yo voté el sábado en la casilla de la plaza de las Ciudades hermanas de Saltillo, área de la hegemonía priista y en efecto, según los ciudadanos que recibían la votación, muchos priistas acudieron a votar, al parecer por mandato superior, al hacerlo tomaban foto del voto por Texcoco para mostrarlo a sus superiores, pero no hubo agresiones contra nadie, todo fue en paz.

En conclusión la consulta en general fue un primer ejercicio democrático, una herramienta de democracia participativa que se debe aprovechar con responsabilidad. Hubo fallas, algunas irregularidades, pero ya se legislará y en las próximas que se realizarán todo será bajo nuevas leyes, sin los candados legales que ahora existen. La élites políticas y empresariales nunca consultaron a la ciudadanía sobre las decisiones que tomaron y ahora están enfurecidos porque aducen que tendrán pérdidas multimillonarias por los avances en la construcción de Texcoco, aunque el presiente electo ya les dijo que recuperarán sus inversiones. La sangre no llegó al río, no hubo hechos violentos que lamentar.

A la caravana, atención ética y material

La alianza de Peña Nieto con Trump es inocultable, el trato de terroristas que el gobierno federal ha pretendido aplicar o ha aplicado a la caravana de migrantes procedentes de Centroamérica es ofensivo, el uso de la fuerza ha sido condenado por sirios y troyanos, aunque no por la población racista y conservadora de los muchos gringos.

Miles de migrantes cruzaron la frontera entre México y Guatemala y fueron recibidos por las fuerzas policiacas con gases lacrimógenos a pesar de que el gobierno tuvo tiempo para implementar medidas de recepción que asegurarán un ingreso de respeto a los derechos humanos de los centroamericanos, después fueron fumigados, como cualquier plaga nociva, medida que fue repudiada por la generalidad de la población mexicana.

La embestida de Trump es despiadada, asegura que continuará en Texas la construcción del muro, que enviará tropas para cerrar la frontera con México y se anunció el Pentágono y ha desplegado tropas militares a fin de impedir la entrada de la caravana que huye del hambre y la violencia en sus países, táctica que tiene sin duda tintes electorales para los comicios legislativos que se celebrarán el 6 de noviembre; el odio del presidente Trump hacia los latinos no tiene freno, los acusa de integrar en las filas de la caravana a elementos de la Mara Salvatrucha y gentes de Medio Oriente, aunque sí aparecieron migrantes africanos y haitianos, pero solo 23, nadie de la Mara ni musulmanes, y el gobierno colabora abierta o soterradamente con la administración de Trump (24-10-2018) sosteniendo una política xenofóbica y racista en su rechazo a la caravana migrante.

En sus excesos, Trump ha señalado que es el partido Demócrata de su país y el gobierno de Venezuela quienes sostienen e impulsan a la caravana de centroamericanos, lo cual parece más que absurdo.

Contra las posturas de los gobiernos está la de la población mexicana que se muestra comprensiva y solidaria, poetas, artistas y escritores han expuesto su apoyo a la caravana con reflexiones, poemas y acciones. La escritora Juana María Naranjo dedicó un poema a los hondureños, que en un fragmento, dice: “Llegan los migrantes/ y caminan / y caminan, sin detenerse / caminan sin tregua / hasta derribar la frontera / del miedo / la solidaridad tiene prisa...”.

Por su parte, el gobierno de la CDMX busca acondicionar espacios para ofrecer ayuda humanitaria dando prioridad a los grupos más vulnerables, enfermos, mujeres, adultos mayores y niños a fin de que pernocten y cuenten con los servicios indispensables, baños y regaderas, alimentos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos urgió la adopción de medidas que garanticen el respeto de los derechos de los migrantes, principalmente el derecho a solicitar y recibir asilo a las personas con necesidades de protección internacional y a fortalecer los mecanismos de responsabilidad compartida para atender la situación de gente que se ha visto forzada a migrar de sus países; por su parte, la CNDH vigila la marcha de la caravana y considera que el gobierno de Peña Nieto ha mostrado inmovilidad hacia los caravaneros, lo cual es reprobable porque indica desprotección de los derechos de esas personas, independientemente de su situación en el territorio nacional.

La caravana había recorrido casi cientos de kilómetros en territorio mexicano desde su salida de Honduras y los caravaneros recienten en su salud los efectos del cansancio en su trayecto con los pies ampollados, la piel quemada por el sol, deshidratación, dolor de cabeza, infecciones gastrointestinales y afectaciones respiratorias por los cambios de temperatura son los malestares más comunes de los caravaneros que son atendidos por la Cruz Roja y la Secretaría de Salud.

Por otra parte, también ingresaron al territorio mexicano las madres de los desaparecidos centroamericanos que año con año desde 2004 recorren este país en busca de sus hijos o familiares, ellas recorrerán 12 estados en su búsqueda y una agraciada mujer encontró a su hija después de 14 años de estar desaparecida. Estas son tragedias, pero no faltan hechos venturosos, aunque sean muy escasos.

 
Otras publicaciones
La esperada visita
Afores, otra forma de despojo
Gratitud por una lucha sin tregua
Don Raúl Vera
La disculpa pública
Por la renovación del INmujeres
Un suicidio lento
Ganadores y perdedores*
La ética y la credibilidad
El quehacer de un diputado
El programa de Salud de la 4T
Si se va, se va todo
Un reconocimiento grande
Carta abierta al presidente electo
La represión, corrupción e impunidad
El 68, presente
En la indefensión
Alcalde, calidad de vida, calidad
Consultar lo obvio es necio
La gestión de los regidores
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba