Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Sociedad Reportaje Gobierno Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 598
  La pérdida de capital político
 
Juan Antonio García Villa
   
  Se ha vuelto un deporte nacional muy socorrido estar a la caza de las mutaciones en que, a la vista de todos, está incurriendo Andrés Manuel López Obrador. No tiene caso citar aquí la extensa serie de contradicciones en que numerosos editorialistas han pillado al presidente electo, entre lo que dijo siendo candidato y lo que ha venido declarando después de concluido el proceso electoral.

Pero el problema es que las contradicciones no han sido solamente de él, sino también de quienes integran el que será —ya de hecho es— su más cercano equipo de colaboradores, pues prácticamente todos han quedado nombrados, desde secretarios de Estado para abajo.

El asunto se complica cuando esos colaboradores cercanos de AMLO, de alto rango, además de contradecirse entre lo que antes ellos mismos afirmaban y lo que ahora sostienen (los Alfonsos, Durazo y Romo, son apenas una leve muestra), sino peor aún, cuando abiertamente contradicen lo sostenido por su jefe. Esa catarata de dislates no puede continuar sin que le signifique un costo político, que como diría Perogrullo puede ir de pequeño a enorme, al próximo titular del Ejecutivo federal.

En el caso de López Obrador no se puede decir, como sí de otros muchos, que su capital político lo adquirió rápido y fácilmente. No, como bien consta al ciudadano común. Pero ese capital político tan arduamente logrado lo puede ir perdiendo de manera acelerada.

Por lo pronto ya se nota el principio del fin de la “luna de miel” que inició el 1 de julio, el mismo día de las elecciones. No sería remoto que en las semanas que faltan para rendir protesta pierda lo ganado entre la fecha de la jornada electoral y el momento, ya claramente percibido, en que empezó a terminar la citada “luna de miel”.

Además de las declaraciones notoriamente contradictorias de AMLO y su gente, están las conductas, los hechos políticos que a amplios sectores ciudadanos les han parecido desaseados, por decir lo menos, cuando no francamente arreglos al más puro estilo del viejo régimen. Componendas, transas, mercado político de baja estofa.

Como ejemplos de estas prácticas sucias está la doble votación que la mayoría morenista impuso en el Senado para conceder licencia, primero denegada, al senador Velasco a fin de que regresara a Chiapas a convertirse en gobernador sustituto de sí mismo. Naturalmente, para después regresar a la Cámara Alta y quedar cobijado por el fuero. Maniobra sucia desde el punto de vista jurídico, ético y político. Y su complemento: el trasvase de varios diputados verdes a Morena, los necesarios para que el grupo parlamentario de AMLO en la Cámara Baja alcance por sí mismo mayoría absoluta y consolide así su dominio en este cuerpo legislativo.

Si por las vísperas se conoce cuanto después habrá de suceder, desde ahora es posible pronosticar lo que viene después del 1 de diciembre. Ya iniciado el deslizamiento en el tobogán, será cada vez más difícil el retorno. Siempre es cuesta arriba, muy difícil rectificar. Y más aún cuando en política se trata de grupos radicales, mesiánicos, maximalistas. Se dirá que allá ellos; pero no es así.

El gran problema que advierto tiene dos ángulos. El primero, que no debemos olvidar: la reiterada propuesta de AMLO de someter su mandato a referéndum, periódicamente. No creo que se convoque expresamente a uno, pero las elecciones intermedias de 2021 harán las veces de tal. Y si en los comicios locales previos a Morena le empieza a ir mal y la caída en el tobogán continúa, seremos testigos (y muchos otros actores) de un proceso electoral tormentoso. Al bajar seguramente sus índices de aceptación y de popularidad, la reacción de los morenistas y sus aliados será tremenda, harán palidecer a las viejas prácticas priistas. Aquí estará el gran problema.

 
Otras publicaciones
No es como dice, señor gobernador
Urge reforma electoral en Coahuila
Gómez Morín, el caudillo cultural
Entre la protesta y el festejo
El festejo del amigo Pablo
Sobre la «vicepresidencia» de México
La libertad y la calidad, proscritas en materia educativa
El PND de AMLO
El desconcertante memorándum de López Obrador
Del Departamento de Glosa a la Auditoría Superior del Estado
López Obrador en el beisbol
La luna de miel no es para siempre
El beisbolista fenómeno y lo fenomenal del beisbol mexicano
Ni un lanzamiento antes, ni un lanzamiento después
Advertencia sobre la corrupción
¿Gobierno Federal, de la República o de México?
Pertinentes propuestas desechadas
Cortés, propósito de año nuevo
Autonomía al cuadrado y no por partida doble
Ilegal manejo del presupuesto estatal
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba