Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Justicia Política Reportaje Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 596
  Alcalde, calidad de vida, calidad
 
Rosa Esther Beltrán
   
  Cuál es la diferencia entre el gobierno municipal actual (PRI) y el de oposición, (PAN, 2013-2017), es una pregunta difícil de contestar, casi imposible, porque en términos generales, las diferencias son invisibles, el municipio de Saltillo no ha cambiado entre uno y otro gobierno.

Dice el alcalde, que: “si en muy poco tiempo hicimos mucho, cuánto no haremos en tres años”. Cuando vemos las plazas públicas deforestadas y secas como están en su mayoría, ¿será creíble lo que pregona Manolo?; es lamentable el estado de las plazas de las colonias Bonanza, las de la Saltillo 2000, las de la Roma y las Satélites, de las más de 600 colonias de la ciudad, según el Plan Municipal de Desarrollo 2018 con base en la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (PMD-2018), un 22.4% están descuidadas, los que elaboraron el Plan fueron demasiado benignos, solo hay que darle una vuelta a la ciudad y en las colonias populares, poquísimas plazas y jardines sobreviven, salvo las de las zonas residenciales, que es en donde vive el alcalde, esas sí permanecen verdes, claro, ahí los vecinos pagan por el cuidado; el PMD propone una Ciudad verde (P.109) si se cumplieran las seis líneas de acción programadas para la sustentabilidad, algo avanzaríamos.

Según el PMD un 66.2% de los encuestados estiman que en las calles y avenidas abundan los baches, igualmente los encuestados son magnánimos porque en la mayoría de las colonias y hasta en los puentes hay largos tramos que parecen vibradores kilométricos y numerosísimas calles que ya son terracería, le invito a que paseé por Lomas de Lourdes, donde dicen que vivía el profe bailarín, ¿lo recuerda?

De acuerdo al PMD un 36% de los consultados opina que el transporte público es deficiente, de nuevo, demasiado benévolos, porque el transporte funciona con horarios discrecionales; para los adultos mayores abordarlos y descender es un riesgo, pues por lo general los escalones son altos y los choferes no esperan y ¿qué decir de las condiciones mecánicas y físicas de muchas unidades?, además de que los operadores son mal educados con los usuarios y violan los señalamientos de tránsito e ignoran los semáforos porque muchos de éstos no están sincronizados o simplemente porque los choferes no quieren obedecerlos y se pasan en rojo.

El PMD establece que un 30.9% de los entrevistados considera que el sistema de agua presenta fallas y fugas, opinión que también presenta sesgo ya que Aguas de Saltillo (Agsal) reconoce que las fugas en la red de agua se mantienen en un 40%, eso desde hace décadas; hasta ahora todos los alcaldes de Saltillo han sido omisos en hacer cumplir la ley a Agsal; la única voz discordante en el Cabildo actual ha sido la del Regidor, Rodolfo Garza, quien está exigiendo al alcalde que, como en todas las instituciones públicas se realice una auditoría a Agsal y se renueve el Consejo de administración que se ha mantenido por 17 años y no muestra interés por los problemas de los usuarios.

El PDM dispone en cuanto a combate a la corrupción, transparencia y rendición de cuentas: “Poner en marcha un programa de auditorías con despachos externos que asegure la correcta aplicación de los recursos” (P. 99), ahí está alcalde. Si el edil quisiera cumplir lo que su plan propone ya habría actuado para ordenar la auditoría y el cambio de Consejo de Agsal; señor Jiménez la transparencia y honestidad se muestran, de lo contrario se cae en la demagogia.

Además el PDM propone: “Ser una administración eficiente, responsable, transparente y honesta que ofrezca servicios públicos de calidad”. Con los arroyos colmados de basura, los incendios, la cruel violencia contra las mujeres, los suicidios, la delincuencia común desatada, ¿esto es eficiencia?

Saltillo ha recibido varios premios como ciudad de primera, es sorprendente, ¿será que no es difícil premiar desde el escritorio? Manolo Jiménez es un joven inexperto y engreído, cortado con la tijera de la vieja escuela priista y que se prepara para ser el próximo gobernador, mucha publicidad, millones de pesos gastados en la autocomplacencia y muy escasos resultados, la ciudad está bastante deteriorada y ya sabemos que el destino ineludible de los planes de desarrollo es la congeladora.

Mujer migrante defensora de campesinos

Teresa Romero, mexicana de 60 años, cruzó la frontera de Estados Unidos en 1980 como indocumentada, ella estudió administración en México y durante varias décadas trabajó en una oficina de abogados que ayudaban a los trabajadores con reclamos de compensación por accidentes de trabajo e inmigración. Teresa logró la ciudadanía norteamericana en 2002.

Romero está orgullosa de su herencia mexicana y zapoteca; como secretaria-tesorera y directora administrativa en la Unión de Trabajadores Campesinos (UFW, por sus siglas en inglés) durante nueve años ha supervisado las complejas operaciones de administración financiera, administrativa, reclutamiento de personal, recaudación de fondos y redes sociales; también se ha involucrado en las campañas de organización, negociación y administración de contratos, en asuntos legislativos, legales y extensas iniciativas internacionales, en Salinas, California, donde se ubica la central de la UFW, ahí se encuentra la mayor concentración de campesinos bajo contrato de unión de los Estados Unidos.

A 56 años de su fundación, la UFW es fruto de la lucha que inició el legendario líder de los agricultores inmigrantes, César Chávez, que ayunó durante semanas para impulsar el histórico boicot nacional que se conoció como “la huelga de las uvas” en contra de las ilegales condiciones de los trabajadores de la uva y por sus derechos laborales: “El liderazgo de Chávez fue decisivo para que el movimiento tomara fuerza”, aseguró Dolores Huerta, una de las mujeres valientes que a lado de Chávez impulsó ese histórico movimiento y que fue cofundadora del sindicato UFW surgido a consecuencia de la huelga.

Teresa Romero será la dirigente de la UFW, la organización campesina más grande en Estados Unidos y primera mujer e inmigrante en liderar este sindicato dirigido a mejorar la vida de los trabajadores agrícolas como una organización legal que proporcionó capacitación sobre inmigración a casi 90 mil trabajadores agrícolas en California y Arizona, en 2017.

Conviene destacar algunos de los logros de la UFW a favor de los trabajadores agrícolas, los salarios de estos trabajadores han aumentado en un promedio de 13.18 dólares por hora según datos federales, además el sindicato patrocinó una ley estatal que, a partir de 2019, garantizará que a los trabajadores agrícolas de California se les pagarán horas extras después de trabajar más de ocho horas en un día, o 40 horas en una semana, aunque ahora afrontan el problema del reemplazo generacional ya que los trabajadores envejecen y la política migratoria es más dura y dificulta la entrada de los jóvenes.

Gracias a las negociaciones de los líderes de la UFW la lucha por protecciones laborales más estrictas para los trabajadores agrícolas, en 2005 el entonces gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, anunció nuevas leyes para que los patrones proporcionen agua y sombra a las personas que sienten síntomas de insolación mientras trabajan, éstas han sido normas significativas para proteger a los trabajadores agrícolas y de la construcción de California de las enfermedades y muertes relacionadas con el calor.

En diciembre próximo, Teresa Romero asumirá la dirección de la UFW en una coyuntura política sumamente adversa hacia los trabajadores migrantes, aun para los que han conseguido la ciudadanía y es que el endurecimiento del régimen de Trump hacia los inmigrantes, quien no reconoce los aportes de esa mano de obra, augura una situación cada vez más difícil para estos trabajadores.

Romero sabe que parte de su lucha será la defensa de los inmigrantes indígenas y de las mujeres que llegan a trabajar a los campos estadounidenses.

 
Otras publicaciones
Por la renovación del INmujeres
Un suicidio lento
Ganadores y perdedores*
La ética y la credibilidad
El quehacer de un diputado
El programa de Salud de la 4T
Si se va, se va todo
Un reconocimiento grande
Carta abierta al presidente electo
El NAIM entre dos cosmovisiones
La represión, corrupción e impunidad
El 68, presente
En la indefensión
Consultar lo obvio es necio
La gestión de los regidores
La inocencia atrapada
Prudente incertidumbre
El águila y la serpiente
Avanzar contigo, Meade
Pasta de Conchos, los mineros no claudican
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba