Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Gobierno Seguridad Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 596
  Los delegados de López Obrador
 
Francisco Aguirre Perales
Twitter: @aguirreperalesf
   
  El trabajo de los delegados federales será fiscalizar los recursos provenientes de la federación que se destinarán a cada estado, posicionándolos, tal vez, con un paso adelante de los gobernadores. Eso me parece demasiado temerario ya que pueden vulnerar la soberanía y podrían abonar la creación de una anarquía que sería difícil controlar, no tanto por el grueso de la población, sino por grupos de poder, entre ellos el de los empresarios que son los dueños del dinero.

Claro que existen otras formas para controlar los recursos económicos que se presupuestan a las entidades federativas. ¿Ese representante o personero del presidente de la república qué atribuciones legales tendrá? ¿Evitará que los gobernadores decidan sobre las inversiones en su estado?

¿Cómo actuará el delegado que enviarán a Coahuila? Pues con mucho poder, ya que es avalado, por el próximo senador Armando Guadiana, gente muy cercana a López Obrador y contrincante político del gobernador. Suponemos que su actitud podría antojarse frontal, visceral, que no lo deseamos, esperemos que trabaje conjuntamente en forma expedita, pues recordemos que el gobernador es el Ejecutivo del Estado, que fue elegido popularmente y legitimado por los tribunales electorales, y además, constitucionalmente es el representante de un Estado soberano que para tomar decisiones debe hacerlo sin que exista ninguna autoridad intermedia, solamente los otros poderes en aquellos casos que sean de su incumbencia. Con el gobierno federal debe haber acoplamiento.

Me parece que existen formas de coordinación para llegar a acuerdos que descarguen beneficios sociales y no supremacías, como en este caso, de los enviados a las entidades federativas en calidad de virreyes, pues con el perfil que traen como emblema, pueden surgir hostilidades en demérito del buen funcionamiento de los estados, porque la divisa de esos procónsules los hace ver como rivales potenciales, tanto que el cordón umbilical que se quiere establecer estaría en riesgo de reventarse a menos que logren verdadera comunicación.

Seguro que esa estructura virreinal tiene el propósito útil para las siguientes elecciones y consolide la hegemonía de Morena dirigida por un López Obrador enarbolando la bandera del Maximato.

Se lo digo en serio.

 
Otras publicaciones
Perfiles políticos
Candidatos potenciales a las presidencias municipales
PRI, PAN y la ansiedad
Rescatar la presidencia de Torreón
Camino a palacio
El progreso de la Región Sureste de Coahuila
El obispo de Saltillo y la LGBT
Opacidad, deshonestidad y Estado de derecho
Los cambios gubernamentales y la democracia
Respeto al origen de nuestra ciudad
El perdón a los saqueadores
El perdón a los saqueadores
Los hombres del gobernador
Los hombres del gobernador
Cambios en el gabinete
AMLO y la revocación del cargo
¿Existe desarrollo urbano estatal?
¿La refundación del PRI?
¿La refundación del PRI?
El PRI y su alcaldesa de Piedras Negras
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba