Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Gobierno Seguridad Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 595
  Consultar lo obvio es necio
 
Rosa Esther Beltrán
   
  Los humanos arrastramos la fama de depredadores y nos la hemos ganado a pulso porque algo tenemos de salvajes, hemos contaminado los ríos y el agua de consumo humano, colmamos los mares de plástico, arrasamos los bosques, exterminamos la fauna silvestre, estamos acabando con las abejas, la mariposa monarca, las tortugas, las ballenas, contaminamos el aire que respiramos que es nuestra vida, sabemos que el cambio climático está derritiendo los glaciares, que la temperatura se eleva constantemente, que la capa de ozono se destruye… en fin, la lista es interminable pero a pocos nos importa, al fin que en el mediano plazo todos estaremos muertos, ahí que las futuras generaciones se las arreglen como puedan.

Lo anterior viene al caso porque el Congreso local pretende obsequiarnos una reforma legal que se trata más bien de una contrarreforma, sí, se trata de echar atrás la Ley de Protección y Trato Digno a los Animales, la que en su artículo 20, fracción XV prohíbe las corridas de toros en Coahuila; así que mientras en el mundo avanzan las leyes contra la violencia hacia los animales y en especial la antitauromaquia, aquí se pretende derogar la que fue aprobada hace tres años.

Aún el Papa Francisco se ha manifestado en contra del maltrato a los animales argumentando que la violencia hacia los ellos no tardará en presentarse en contra de las personas (Laudato si); esas leyes se han multiplicado en el planeta conforme avanzan los procesos civilizatorios (ONU-UNESCO), pero al parecer en Coahuila la incivilidad se abre paso a través de una diputada local a la que habría que preguntarle qué sabe sobre los derechos de los animales y la defensa y el respeto a la naturaleza.

Elisa Villalobos, diputada local, presentó la propuesta de reforma a la citada ley y sus argumentos no alcanzan a justificar ese retroceso, porque el propósito de la “fiesta brava” es dar muerte al toro después de haberlo sometido a un conjunto de horrorosas prácticas torturantes, con la puya se pincha el cuerpo del animal provocando hemorragias internas, con las banderillas se le desgarra el cuello, la estocada destroza pulmones y bronquios haciendo que el toro se ahogue en su propia sangre y los agresores se socializan con esa violencia criminal, viven de ella y para ella.

¿A cuántos toros habrá visto morir la señora Villalobos? Quizá ella está acostumbrada a la violencia. Dice esta mujer que la contrarreforma se someterá a consulta. ¿A quienes preguntará? Dice que se escuchará a la ciudadanía, ¿acaso el Congreso tiene presupuesto para aplicar este tipo de consulta o se recurriría a un referendo? En todo caso la implementación de la logística es más que complicada y ya hay casas encuestadoras que han constatado que al menos un 70% de los mexicanos están en contra de las corridas de toros (Parametría).

La promotora de la reforma en cuestión, se ha negado a apoyar al magisterio que mediante la Coalición de Trabajadores de la Educación de Coahuila han solicitado al Congreso la abrogación de las leyes del Servicio Médico y de Pensiones que atentan contra sus derechos a la seguridad social y hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación la declaró inconstitucional, pero ella se alió a la fracción parlamentaria del PRI a fin de impedir dicha abolición con la que se ha creado la violencia institucional contra los derechohabientes que enferman y mueren en la indefensión.

La prensa local atribuye al partido Morena la promoción de la reforma a la ley que prohíbe las corridas de toros en Coahuila, pero militantes de ese partido aclararon que no es su asociación quien la promueve sino la señora Villalobos en lo particular, porque ella ya no representa a Morena aunque legalmente no haya sido expulsada del partido, lo cual está en proceso.

Felicito cordialmente a las organizaciones civiles que se han unido para rechazar que los diputados de la 61 Legislatura del Estado aprueben la reforma a la ley que promueve la diputada Elisa Villalobos para el retorno de la “fiesta brava” que significa un retroceso para la sociedad coahuilense.

Momento transicional

La elección del 1 de julio significó el detonador de la sólida conciencia cívica y la dignidad republicana que la ciudadanía mexicana ha alcanzado en este siglo XXI, la sociedad manifestó su talento, por lo que es de esperarse que las autoridades electas se presenten como ejecutores fieles y escrupulosos del mandato de los ciudadanos, lo cual es un enorme desafío, desterrar la corrupción, asegurar la paz y la seguridad al país, garantizar empleos dignos y estudios a los jóvenes, garantizar pensiones dignas para los adultos mayores, quienes han entregado su vida al trabajo para sostener a los mexicanos jóvenes y que merecen vivir con la menor estrechez posible; poner fin a la impunidad de la clase política que se ha llenado los bolsillos con el dinero público son expectativas que se espera puedan cumplirse.

La desigualdad social es un monstruo que engulle a la población, sembrando hambre, pobreza, enfermedad, falta de educación y servicios públicos, de ahí la esperanza de que el nuevo gobierno tenga proyectos viables para aliviar esta epidemia, por ello y por el bien de todos primero los pobres, los olvidados.

Seis años son poco tiempo para reconstruir las ruinas y el desorden que sembraron los gobiernos del PRI y del PAN, pero la transición permite avizorar un futuro con calidad de vida para los mexicanos.

Por otro lado, el país vive una transición que desde hace más de dos décadas avanza sin pausa, se trata de la sociedad digital, la que genera opciones para mejorar el alcance, la calidad y cobertura de los servicios públicos, así como alternativas para gestionar la proveeduría de bienes y servicios privados. Aunque aún hay importantes segmentos sociales que se encuentran al margen de este conocimiento, incluso del acceso material a la oportunidad digital.

Los países líderes en el índice global de desarrollo en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs) fueron: Corea del Sur, Dinamarca, Islandia, Reino Unido y Suecia. En todos los casos desarrollaron grandes esfuerzos en materia de conectividad, regulación, educación y desarrollo científico y tecnológico, orientados a tomar ventaja de la difusión de estas tecnologías en toda la sociedad; esos programas se han sostenido y mejorado a lo largo de los últimos 30 años. España es el país de Iberoamérica mejor colocado en el ranking en la posición 26. México aparece lejano en el sitio 95 a ese ritmo sería hasta 2025 que nuestro país podría alcanzar el 90% de cobertura, la que ya poseen los países líderes.

México debe estructurar políticas más agresivas que permitan avanzar en plazos más cortos a efecto de aprovechar a cabalidad las oportunidades que ofrece esta revolución digital; la tasa de crecimiento anual que actualmente se registra en México es de hecho superior a la que se necesitaría para alcanzar a España en 2030, por lo que podría preverse que en este aspecto México estará en los niveles del líder antes de finalizar ese periodo; sin embargo, se requiere sostener el esfuerzo y para ello sería esencial acercar las condiciones materiales de acceso a la población que aún se encuentra al margen, así como elevar la cantidad y calidad de los servicios de los que se disponen en la red para impulsar un “jalón de demanda” que retroalimente un círculo virtuoso de crecimiento del mercado, en el que la mayor demanda mejora la cantidad y calidad de la oferta donde ahora es insuficiente o no está presente.

Seguramente el aumento de la demanda y la disminución de precios en el sector de las telecomunicaciones, permitirá que la posición mexicana mejore. AMLO ha propuesto ampliar la cobertura de banda ancha para las zonas marginadas de México a precios accesibles y crear el Fondo de Cobertura Social de Banda Ancha e incentivar a los operadores a incrementar la cobertura mediante un uso más eficiente del espectro radioeléctrico. Hacia allá vamos.

 
Otras publicaciones
La esperada visita
Afores, otra forma de despojo
Gratitud por una lucha sin tregua
Don Raúl Vera
La disculpa pública
Por la renovación del INmujeres
Un suicidio lento
Ganadores y perdedores*
La ética y la credibilidad
El quehacer de un diputado
El programa de Salud de la 4T
Si se va, se va todo
Un reconocimiento grande
Carta abierta al presidente electo
El NAIM entre dos cosmovisiones
La represión, corrupción e impunidad
El 68, presente
En la indefensión
Alcalde, calidad de vida, calidad
La gestión de los regidores
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba