Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Gobierno Seguridad Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 594
  El PRI y su alcaldesa de Piedras Negras
 
Francisco Aguirre Perales
Twitter: @aguirreperalesf
   
  La intransigencia en imponer a una alcaldesa por parte del PRI en Piedras Negras, sin la preparación adecuada, solo por haber ocupado un escaño en el Congreso local, aunada a una repulsión hacia su partido, hizo que en las elecciones pasadas fuera derrotada por un exalcalde que había hecho un papel extraordinario en esa frontera, concibió que los votantes se colmaran con fuerza en las urnas y nuevamente le dieran el mandato, asegurando que su trabajo traerá progreso a la ciudad.

Sonia Villarreal, actual alcaldesa y candidata perdedora, fue acunada en un régimen que produjo una serie de leyes al mayoreo, algunas más por revanchismo político que por un beneficio general, incluso se llegó a descubrir normas que ya estaban promulgadas en otros estados y que solo le insertaron la marca de la diputación coahuilense. ¡Qué impropiedad!

En ese Congreso, del que formaba parte Sonia Villarreal, se reflejó un triste papel por parte del Poder Legislativo en lugar de representar un verdadero contrapeso como es su papel, pero cuidado si algún representante popular se hubiera atrevido a contradecir las órdenes superiores que se daban desde Palacio de Gobierno.

A la señora Villarreal la arrojaron al ruedo portando falta de experiencia, pues no es lo mismo estar sentada en una curul, revisando las iniciativas de ley, que ni siquiera se discutían, pues cuando las recibían en el Congreso del estado ya traían el sello imperativo de su aprobación, que enfrentar los problemas cotidianos de todo sentido de una ciudad que tiene su propia identidad, sin que se entrelace con la dinámica de Eagle Pass.

La derrota del PRI en Piedras Negras tiene algunas variantes, como un partido político que le dieron el carácter de propiedad del gobernador en turno y que escogiera a los candidatos según su óptica y no la de los ciudadanos.

Otra variante es el trabajo de la alcaldesa, cuya evaluación tiene una tonalidad grisácea, y por último, el comparativo con otros alcaldes que lograron hacer de la ciudad un lugar seguro y limpio para vivir. Lo que natura no da, Salamanca no presta.

Se lo digo en serio.

 
Otras publicaciones
Perfiles políticos
Candidatos potenciales a las presidencias municipales
PRI, PAN y la ansiedad
Rescatar la presidencia de Torreón
Camino a palacio
El progreso de la Región Sureste de Coahuila
El obispo de Saltillo y la LGBT
Opacidad, deshonestidad y Estado de derecho
Los cambios gubernamentales y la democracia
Respeto al origen de nuestra ciudad
El perdón a los saqueadores
El perdón a los saqueadores
Los hombres del gobernador
Los hombres del gobernador
Cambios en el gabinete
AMLO y la revocación del cargo
¿Existe desarrollo urbano estatal?
Los delegados de López Obrador
¿La refundación del PRI?
¿La refundación del PRI?
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba