Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Justicia Política Reportaje Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 592
  Prudente incertidumbre
 
Rosa Esther Beltrán
   
  Después de la irrefutable victoria del partido Morena a la presidencia de la república, en la que los ciudadanos mostraron que saben votar, que dijeron lo que querían y le dieron 30 millones de votos a Andrés Manuel López Obrador expresando lo que deseaban, ahora la patria entró a otro ciclo, el desasosiego, la inquietud. ¿Cómo, por dónde, cuál será la ruta para la reconstrucción y la reconciliación del país, cómo dar entrada a la Cuarta República ante un país en ruinas, ante un Estado que ha dejado de lado sus responsabilidades de proteger primordialmente los derechos de los mexicanos más débiles, como reconstruir su empoderamiento?

La mesura, el comedimiento de AMLO una vez anunciada su victoria, ha sido evidente, sorprendió su trato afable con Peña Nieto y con Trump ante las notables y conocidas ofensas de ambos al país y las irregularidades promovidas por EPN contra la imparcialidad y la ilegalidad de las elecciones.

Algunos tildan a AMLO de incongruente y entre líneas expresan que debiera reprochar a ambos mandatarios su trato al país y casi darles con la puerta en las narices, como se dice coloquialmente y desacreditar sus felicitaciones; pero hay que enfatizar que el virtual presidente electo debe asumir a cabalidad su papel de futuro mandatario, de jefe de Estado y de gobierno, líder nato de su partido, aceptando que la campaña quedo atrás y se inició la transición de poderes.

En política existe algo que se llama diplomacia, negociación, el reclamo social es muy fuerte y después de poco más de dos semanas de resultar ganador de la elección se le exigen a AMLO resultados, pero la rebelión de las masas en esta elección es para enfrentar la corrupción, regenerar el desecho tejido social y rehacer una institucionalidad torcida o derrumbada, ¿habrá algo más digno y más deseado en la sociedad mexicana?, ojalá la energía originada por el voto ciudadano logre enfrentar una faena propia de un gigante.

De hecho el sector empresarial está perfilando acuerdos de cooperación con AMLO para promover alternativas de empleo para los jóvenes mediante la figura de “aprendiz” y el gobierno realizaría trasferencias a las empresas con una inversión de 110 mil millones de pesos; el virtual presidente electo detalló que su programa “Jóvenes construyendo el futuro” abre el derecho a la educación y al empleo de los ahora “ninis”.

Los compromisos de beneficios sociales que el virtual presidente electo considera prioritarios, como son la pensión para adultos mayores; becas a jóvenes y apoyos a mujeres, comenzarán a impulsarse muy pronto.

Por factores externos los dos primeros años de su gobierno (2019-2020) transcurrirán bajo condiciones adversas para las finanzas públicas y el crecimiento de la economía nacional, a lo que debemos sumar la incertidumbre que prevalece sobre el futuro del TLCAN. El margen del nuevo gobierno para maniobras fiscales y presupuestales será bastante estrecho.

Hace aún pocos días que se realizaron las elecciones más grandes de la historia del país, confirmando que esa vía es el medio para que los vaivenes de los electores construyan un espacio de representación plural, de entusiasmo, esperanza y preocupación de planteamientos interesantes y campañas; se llevaron a cabo las elecciones, confirmando que esa vía sigue abierta para que los vaivenes de los humores públicos construyan mayorías, minorías y espacios de representación plural.

El país está en relativa paz, no hay pleitos, hay tranquilidad y armonía, en el Consejo Coordinador Empresarial AMLO dijo: “Aunque vamos a tener mayoría no se va a actuar de manera prepotente. Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho”. Dijo, además, que estamos construyendo una democracia, no una dictadura. No se va a imponer nada. Se va a respetar el derecho a disentir y a la crítica.

No hay que acelerar los tiempos, AMLO va bien, no podemos saber qué nos espera, pero él está haciendo su trabajo y diciendo lo correcto, en el país hay algo de tranquilidad y armonía, aunque la delincuencia organizada persiste en seguir con la violencia fatal, pero ante la incertidumbre, prudencia.

Casi en la paridad

Hace 10 años el distinguido sociólogo francés, Alain Touraine, estuvo en México y dio cátedra en varias universidades del país. En ellas afirmó que una alternativa para la solución de la actual problemática global de aumento sin pausa de las desigualdades, la pobreza y la destrucción del planeta, está del lado que la mayor parte de la sociedad ubicamos como la más débil, el movimiento de las mujeres y el surgimiento de los procesos de subjetivación de ellas: “Es el momento de que la mujer diga: ‘yo’; ellas están haciendo una identidad propia, mi preocupación principal es conseguir que las mujeres se den cuenta de que ahora les toca a ellas trasformar la sociedad”.

La mirada de Touraine en buena medida fue profética, el movimiento de las mujeres en México avanza por distintos rumbos, pero el que surgió de las elecciones de este 1 de julio fue excepcional e impresionante. La votación por las candidatas para el Congreso de la Unión, en las dos cámaras logró un ascenso notable en los partidos participantes, Morena, PAN, PRI y otros: en la elección federal de 2012 la cámara de senadores se constituyó con un 67.19% de hombres y 32.80% de mujeres, en la de 2018 fue de 50.78% para los hombres y 49.22% para las mujeres, un duelo casi parejo.

La evolución de las diputadas electas en la cámara baja es importante, en la elección de 2012 los hombres obtuvieron 62.20% de las curules y las mujeres 37.8%. En la de 2015 el porcentaje alcanzado por ellos fue de 57.6 y el de ellas aumentó a 42.4; en la elección de 2018 el porcentaje de varones llegó al 51.2 y el de mujeres alcanzó el 48.8, la distancia es un poco mayor. A pesar de ello es importante el aumento de féminas.

Lograr una democracia más incluyente ha sido una lucha sin tregua por parte de muchas mujeres en México, porque la inequidad política, por cientos de años fue asumida por la sociedad como algo “natural”, esa invisibilidad se sustenta en una menor participación de ellas en la esfera pública y, en particular, en el legislativo federal, espacio estratégico en el que se emiten las leyes para la nación y se establecen los presupuestos anuales, tareas que pueden propiciar cambios importantes en la vida cotidiana de las mujeres.

La desigualdad en el Congreso de la Unión ha disminuido gracias a la sentencia 12624, emitida por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en 2011, que fue histórica porque canceló de manera contundente los obstáculos y pretextos utilizados para evadir la ley y eliminó cualquier posibilidad de que la postulación de candidaturas femeninas quedara al arbitrio de las dirigencias de los partidos políticos. A partir de ella, en la composición del Congreso de la Unión ha aumentado la participación femenina y su incorporación en la toma de decisiones, favoreciendo la equidad de género, la cual no es fortuita sino que es producto de las demandas de las mujeres. Sin embargo, a pesar de los triunfos las desigualdades en los estados persisten por lo que es importante redoblar esfuerzos para que la sentencia 12624 se sostenga y avance.

Posdata

Por fin, el 9 de julio, en el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se invalidaron los artículos 52 de la Ley de Pensiones y otros Beneficios para los Trabajadores de la Educación de Coahuila y algunas fracciones del artículo 4° de la Ley del Servicio Médico, de acuerdo al marco legal establecido para la seguridad social de este país: la invalidación se decretó con base en la inconstitucionalidad de ambos artículos que son parte de la ley aprobada por la Sexagésima Legislatura del Estado, entonces presidida por José María Fraustro Siller, ahora secretario de gobierno que, en cooperación con el exgobernador Moreira 2, tanto daño han hecho al magisterio estatal actuando como verdugos, dejando morir a numerosos derechohabientes y sin atención médica. Aunque ahora el legislativo local, comandado por el PRI en cohecho con los de oposición, se niegan a elaborar las reformas de las leyes invalidadas por la SCJN.

 
Otras publicaciones
Por la renovación del INmujeres
Un suicidio lento
Ganadores y perdedores*
La ética y la credibilidad
El quehacer de un diputado
El programa de Salud de la 4T
Si se va, se va todo
Un reconocimiento grande
Carta abierta al presidente electo
El NAIM entre dos cosmovisiones
La represión, corrupción e impunidad
El 68, presente
En la indefensión
Alcalde, calidad de vida, calidad
Consultar lo obvio es necio
La gestión de los regidores
La inocencia atrapada
El águila y la serpiente
Avanzar contigo, Meade
Pasta de Conchos, los mineros no claudican
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba