Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Justicia Política Reportaje Medios Luces y sombras Opinión Firmas El pez en el agua
 
 
  Edición 588
  La desaventura de Margarita
 
Abraham Álvarez Ramírez
   
  De manera inesperada y a cuatro días del segundo debate, la candidata independiente a la presidencia de México, Margarita Zavala, anunció su renuncia a su candidatura alegando “un principio de congruencia y honestidad política”. Ello, durante un adelanto del programa Tercer Grado, al que fue invitada.

Durante su fugaz y gris campaña, siempre descartó cualquier posibilidad de declinar a favor de otro candidato y aseguró que haría toda la campaña. Dicen que en política no hay coincidencias, pero el anuncio de la ex primera dama se dio con sorpresiva casualidad un día después de que el candidato presidencial de la Coalición por México al Frente, Ricardo Anaya, anunciara que la buscaría para que decline a su favor y con ello “consolidar un proyecto ganador”.

Nada que hacer, el pasado nos condena y los negocios al amparo del poder, la simulación, las calumnias, los golpes bajos, la difamación y la falta de legitimación del expresidente Calderón alcanzaron a Margarita Zavala y no pudo con su sombra. Creo que el nombre de Hildebrando Zavala también la persigue. El desprestigio de la vida pública, de la política y de los partidos políticos hoy en día, pasan por sus peores momentos y las alternativas políticas —incluyendo a las simulaciones independientes— no abonan mucho.

Carlos Castillo Peraza se retorcería de la fragmentación de Acción Nacional y del archi junior que encabeza a su partido. Hoy, partidos políticos como el PAN y personajes como Ricardo Anaya o la familia Calderón-Zavala representan en nuestro país a los políticos sin códigos, a aquellos que con solo derrotar a su adversario político, desconocen el juego limpio y representan solamente a la desesperación oligarca. Hoy conocemos el arte de la política como algo sucio de dimensiones desconocidas que han llevado al país a transitar por caminos peligrosos.

Espero un cambio bueno y benévolo para México, ya han quedado al descubierto las falsas sinceridades y las tácticas de distracción. Ya no hay cortina de humo. Ante el desgaste de las figuras políticas y de las instituciones todos los mexicanos sabemos la mezquindad con la cual se conducen.

Derecha y todo lo que huela a ella es sinónimo de regresión. El control del poder político y económico se disfraza de muchas maneras, no podemos tolerar como sociedad que se intenten vacilar con el destino y la esperanza de la sociedad. Tender a una sociedad mejor, más justa e igualitaria debe de ser la consigna primaria de cualquier político sin importar su origen.

 
Otras publicaciones
Resultados de la UAdeC hoy
México ante la crisis de Venezuela
¿Hay gobernabilidad en México?
UA de C y sociedad
AMLO y la odisea de la gasolina
Coahuila en enero
¿Qué es el poder?
La consulta popular y los programas de AMLO
Sobre el desarrollo en México 2019-2024
No Bolsonaro
2 de octubre: presente y pasado
El futuro es nuestro
Tiempos negros para España
AMLO y las circunstancias
Conciencia ambiental
Adiós millennial
El México electoral
La caída
Cleptocracia: una nueva forma de gobernar
Apuntes y desafíos para la justicia electoral
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2019. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba