Espacio 4
Ediciones:
  Facebook Twitter
Inicio Política Sociedad Elecciones Medios Luces y sombras Opinión Firmas  
 
 
  Edición 649
  Convocatoria a partidos y ciudadanos
 
Juan Antonio García Villa
   
  El lunes 7 de septiembre se publicó en medios nacionales un documento que considero muy importante, suscrito por más de medio millar de exlegisladores federales —525, si se pide exactitud—, que formaron parte de una u otra Cámara del Congreso de la Unión postulados por algunos de los siguientes partidos: Acción Nacional, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano.

De acuerdo con una apreciación gruesa, más o menos el 60% de los firmantes es panista, y el resto de las otras tres formaciones políticas mencionadas. De todos los estados hay firmantes. En el caso de Coahuila somos quince: diez panistas y cinco priistas, incluido un exgobernador.

El documento, de cuidada y buena prosa, incluye nueve consideraciones y cuatro exhortaciones, dirigidas estas últimas tanto a los partidos políticos como a ciudadanos en general, así como a organizaciones de la sociedad civil.

Seis consideraciones que a continuación se transcriben, perfilan los temas y el tono del documento, y aun los tiempos del mismo, por lo menos uno de esos tiempos referido a «las próximas semanas». Dicen así: «La democracia se fortalece y es eficaz a partir de gobiernos incluyentes y abiertos al diálogo». Otra: «Los gobiernos con mayorías legislativas, aun surgidos de gobiernos legítimos y legales, deben promover el equilibrio y la separación de poderes, para no caer en autoritarismos.

»Los poderes Legislativo y Judicial, como otros órganos autónomos, asumen su verdadero rol en la democracia plena, ejerciendo su autonomía, nunca en gobiernos autoritarios», dice otra.

Una más: «El diálogo constante, el debate respetuoso, la colaboración entre fuerzas políticas distintas, y los mismos balances y contrapesos en las acciones de gobierno, son prácticas que enriquecen la agenda pública, y permiten mejores programas de gobierno, en último término, generan mayor bien social»

Otra plantea: «La coyuntura por la que transita el país debe procurar que la competencia partidista gire en torno a un fin común, y no al debate sin puntos de encuentro. Nadie tiene la solución única para las complejidades que enfrenta el país. No se trata de colaboración entre afines, sino entre contendientes razonables en la búsqueda de coincidencias para el bien colectivo».

Y una sexta, de las nueve que comprende el documento, plantea la que sin duda pudiera ser como la conclusión de las otras ocho. Dice así: «Aun cuando cada proceso electoral es de singular importancia, la elección de 2021 destaca porque será una elección intermedia muy relevante en la historia de México, luego de diversas alternancias».

¡Vaya que si serán relevantes! Serán esas elecciones hito y parteaguas, marca y señal, para bien o para mal, en la historia de nuestro país. Y particularmente cierto el énfasis que se pone en las elecciones intermedias, que serán las de diputados federales, y no tanto —sin restarles su importancia— los comicios que en la misma fecha habrá para elegir quince gobernadores y casi dos mil ayuntamientos. Ni remotamente se comparan en importancia con la renovación de la llamada Cámara baja.

Establecido lo anterior, los más de quinientos exlegisladores federales de cuatro diferentes partidos exhortamos a: «Que los partidos y ciudadanos se comprometan a desarrollar una agenda política que responda de mejor manera a los grandes desafíos que la pobreza, la corrupción y la violencia representan para nuestro país».

También a: «que ciudadanas, ciudadanos y las organizaciones de la sociedad civil desplieguen su actividad cívica con intensidad, e impulsen a los partidos políticos y al gobierno a colaborar entre sí y con ella para lograr procesos de alta participación».

Y la exhortación que tal vez sintetiza todas: «Que los partidos, candidatas y candidatos a diputados al proponerse ser mayoría en la Cámara de Diputados, garanticen equilibrio entre los poderes públicos, razonabilidad en el presupuesto, y prioricen el gasto en salud, educación, seguridad pública, cultura y fomento económico. Propondremos —dice— una agenda legislativa al respecto en próximas semanas».

Tremendo reto proponer tal agenda en las próximas semanas. Ojalá sea posible a pesar de las distintas visiones y matrices culturales de este medio millar de mexicanos. Veremos.

 
Otras publicaciones
Los congresos locales continúan como camarillas de confabulación
Sin consulta, INE impone elecciones el 18 de octubre
El INE: primero muertos que llegar tarde
El llamado a una gran alianza electoral
Cuentas claras en Monclova
¿Aliarse al PRI? ¿Creen que es fácil?
SCJN: «No a cobros arbitrarios en Coahuila»
Once datos que exhiben una burda farsa
Extrañísima acción de inconstitucionalidad vs. el gobernador
El inconstitucional decreto del gobernador
¿Y si no hubiera elecciones presidenciales por una pandemia?
Las desmesuras de la Auditoría Superior del Estado
Partidos políticos y dinero público
Trascendentes las elecciones de 2021
El dictamen sobre la cuenta pública 2018
El Segundo Congreso de Coahuila
Curioso caso: agenda política sin debate
Programas sectoriales del estado, omisos y defectuosos
El «haber por retiro» de los magistrados
El II informe del gobernador y el juego de los indicadores
   
Publicidad
 
Espacio 4 © 1995-2021. Todos los derechos reservados Espacio Editorial Coahuilense, S.A. de C.V.

De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.

Ir arriba